Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional MENSAJE DE NAVIDAD XXX ANIVERSARIO DE LA PROCLAMACIÓN DE DON JUAN CARLOS LUNES 26 12 2005 ABC Desde hace tres décadas, el Rey recuerda cada Nochebuena en sus mensajes que el progreso sólo es posible a partir de la reconciliación, la solidaridad y el consenso Treinta años de llamamientos a la unidad ABC 1975 Los problemas que tenemos ante nosotros no son fáciles, pero si permanecemos unidos y con voluntad tensa, el futuro será nuestro Desearía que estos días meditásemos y que, dejando pequeñas diferencias, nos unamos para que España marche hacia las metas de justicia y grandeza que todos deseamos 1976 La Monarquía, como la forma de Estado más adecuada para España, es capaz de asegurar la unidad de todos los españoles, la libertad y el ejercicio de los derechos humanos en el orden y en la paz 1977 La prosperidad, la libertad y la paz no se consiguen sin estar unidos Una unidad que se aparece más evidente cuando se contempla desde la perspectiva integradora de la Monarquía. Porque se ve entonces la fecundidad que nace de la variedad y la pluralidad de las regiones españolas, distintas, pero no contrapuestas; dotadas de diferente personalidad, pero esencialmente conjuntadas en el mismo destino patrio vir armónicamente las ideologías y las comunidades en un profundo y lógico sentimiento de solidaridad? 1980 La Monarquía es símbolo de unidad y permanencia en medio de la actividad política de cada día No podemos desaprovechar en inútiles vaivenes, compromisos y disputas esta voluntad de transformar y estabilizar a España, que compartimos y que queremos plasmar en un ámbito nacional compacto, solidario y armónico 1981 Tenemos una Constitución que se ha dado a sí mismo la mayoría del pueblo español No hay más alternativa válida ni puede pensarse en otras soluciones impuestas por minorías que podrían alterar el objetivo de paz y de orden inspirador de nuestra conducta Evitemos por todos los medios crear motivos que puedan desencadenar enfrentamientos y discordias entre nosotros El Rey dirigió en 1975 su primer discurso de Navidad a los españoles fundidos en nuestros proyectos de generosa convivencia en libertad, que es ya ejemplar para el mundo 1978 Nada mejor podríamos dejar a nuestros hijos y a las generaciones que nos sigan que una España unida y- -gracias a la unidad- -cada vez más grande en el concierto de las naciones y en el quehacer de la Historia Sin unidad malograríamos el esfuerzo que cada uno de nosotros ha hecho, desde su propias convicciones, para iniciar, partiendo de presupuestos democráticos inesquivables, un futuro de paz y prosperidad Hago el propósito de que la Corona continúe y ahonde su voluntad de robustecer la solidaridad de los españoles; su voluntad de unir a individuos, familias y pueblos, de armonizar sus intereses; de alentarles en la función vertebral de vivir y convivir con grandeza en la Patria común 1982 De la solidaridad y de la esperanza compartidas nace la unión. Y todos sabemos que cuando los españoles nos sentimos unidos somos invencibles y nuestros propósitos se convierten en energía creadora. Por convencimiento y necesidad, hemos de estar 1983 No nos arrojemos unos a otros nuestra historia. Más bien aprendamos de ella lo que es la clave del avance de los pueblos; acertar a articular la diversidad, la espontaneidad social y la eficacia política, para alcanzar los fines y resolver los problemas comunes de un modo beneficioso para todos, respetando siempre el área propia del otro, con un espíritu de conciliación y no de conflicto 1984 Veamos el futuro, que nos une más que nunca, en nuestra condición de españoles que aman a su patria. Apretémonos con ella. Defendamos su unidad en cualquier circunstancia. Porque esa unidad no es tan sólo física e histórica, sino también moral, y en ella se funda nuestra permanencia 1985 El Estado de las Autonomías ha de construirse con paciencia, con prudencia, con altura de miras. Cada Comunidad- -y a todas ellas saludo y me vinculo en la variedad de representar dentro de nuestro ser indivisible- 1979 Tenemos un proyecto de vida en común que se llama España. Ella nos acoge y protege Pensemos unidos en construir el mejor de los futuros venciendo diferencias, coincidentes en lo fundamental y tratando de estar de acuerdo en la determinación de lo que es fundamental verdaderamente ¿Qué menos que darles (a nuestros hijos) una Patria sin fisuras, indestructiblemente unida, en la que puedan vi- La Reina, Don Felipe y las Infantas permanecen junto al Rey mientras graba para la televisión el mensaje de la Navidad de 1976