Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 26 12 2005 ABC Nacional El Rey pide el más amplio consenso para superar las tensiones y divisiones Don Juan Carlos reclamó a los jóvenes un compromiso con la Constitución instó a mantener la máxima cohesión en política exterior y recordó que lleva años insistiendo en que hay que mejorar la educación ABC MADRID. Su Majestad el Rey se refirió en su tradicional mensaje de Navidad a las tensiones y divisiones que amenazan a los españoles e instó, para superarlas, a buscar el más amplio consenso en el marco de las reglas, principios y valores de nuestra Constitución Tras afirmar que España es una gran Nación recordó que nuestro modelo de convivencia se ha convertido en referencia para otros e insistió en que el progreso alcanzado, sin precendentes se lo debemos a la Carta Magna. En este sentido, pidió a los jóvenes un compromiso con el modelo de convivencia de nuestra Constitución También pidió Don Juan Carlos la máxima cohesión de todos en política exterior para evitar que se debilite la capacidad de acción de España y se beneficien otros de esa debilidad. Asimismo, el Rey recordó que lleva años insistiendo en la necesidad de mejorar la educación para mantener el progreso y bienestar. Don Juan Carlos reclamó un mayor compromiso con la pobreza, recordó que terminar con el terrorismo sigue siendo un objetivo prioritario y mostró su preocupación por el drama de la inmigración ilegal b El Monarca REACCIONES López Garrido PSOE En el discurso está presente la necesidad de que los problemas de tipo social y político sean superados con el diálogo y con el consenso G. Elorriaga PP Coincidimos en la necesidad de superar rencores y divisiones y de afrontar los debates y las reformas con reconciliación, concordia y consenso G. Llamazares IU Tiene un exceso de autocomplacencia y falta una visión que haga compatible la reconciliación con la memoria antifranquista paña el país moderno, justo y solidario del que podemos sentirnos orgullosos. Es ampliamente mayoritario el convencimiento de que lo que hemos logrado se lo debemos a la reconciliación, a la concordia y al amplio consenso que permitieron alumbrar nuestra Constitución. Sin ella, sin el respeto y la lealtad a sus reglas, valores y principios y sin el esfuerzo de todos, no podría explicarse ni la modernización vivida por España, ni la envidiable estabilidad política, económica y social que hemos venido disfrutando. Vemos que nuestro país es hoy una realidad de libertad y progreso, organizado territorialmente en el respeto a su rica pluralidad y diversidad. Tenemos motivos para sentirnos particularmente orgullosos del rico patrimonio histórico, cultural y lingüístico de España. Cierto es que vivimos avances y también algunas dificultades. Y debemos esforzarnos por resolverlas de común acuerdo. Para ello, debemos recurrir al diálogo responsable y sincero, dentro del respeto a nuestro marco constitucional, utilizando los cauces institucionales y democráticos, favoreciendo siempre el predominio de lo que nos une, nunca de lo que nos pueda separar, fomentando la concordia, el consenso y el respeto mutuo que han hecho posible nuestra estabilidad y progreso. Carod- Rovira ERC Desde ERC celebramos el llamamiento hecho por el Jefe del Estado, porque rebajar la tensión política es algo imprescindible Moderación y sosiego Mi mensaje de esta noche es bien sencillo. Frente a las tensiones y las divisiones, debe prevalecer- -por parte de todos- -la firme determinación de intentar superarlas desde la moderación y el sosiego, mediante la búsqueda del más amplio consenso en el marco de las reglas, principios y valores de nuestra Constitución. Todo lo que se ajuste a estas pautas será siempre más sólido, más seguro y, sobre todo, más integrador. Confío plenamente en que las instituciones y los partidos del arco constitucional sabrán siempre servir fielmente al interés general y al deseo mayoritario del pueblo español de preservar y ensanchar nuestra armónica convivencia. En su esfuerzo cotidiano, la Corona no olvida lo mucho que siempre queda por hacer para superar carencias o resolver problemas, promoviendo la solución de las necesidades de los más humildes, de quienes por ser los más desfavorecidos y vulnerables, más necesitan ser escuchados y atendidos. A todos nos duelen las cifras de ciudadanos que viven en España por debajo Discurso íntegro del Rey Reproducimos a continuación el texto íntegro del mensaje que transmitió el Rey la pasada Nochebuena. Me dirijo a todos vosotros en este tradicional mensaje de Nochebuena para compartir, brevemente, algunas reflexiones y expresaros de corazón, junto a la Reina y a toda mi familia, nuestro mayor afecto y mejores deseos de felicidad en estas fechas navideñas. Dedicamos nuestros sentimientos de especial cercanía y cariño a cuantos padecen cualquier tipo de sufrimiento o grave dificultad. Esta noche no quiero ni puedo olvidar a quienes este año han fallecido en su entrega a los demás; les dedicamos nuestro más emocionado recuerdo, al tiempo que abrazamos a sus familias en el dolor; que el ejemplo de solidaridad que nos han dado, y que tanto valoramos, nos sirva a todos de guía para seguir construyendo una España siempre mejor. España es una gran Nación. Las últimas décadas de nuestra historia no tienen precedentes en términos de paz, progreso y libertad. Nuestro modelo de convivencia se ha convertido en referencia para otros. Nuestra economía presenta una buena salud. Seguimos generando empleo, creciendo por encima de la media europea; y, aunque quede mucho por hacer, nuestro nivel de bienestar, sistema asistencial, equipamientos, transportes o infraestructuras se aproximan a los más avanzados. No ha sido fácil llegar hasta aquí. Lo conseguido es fruto de los sacrificios de todos los españoles, que supieron superar rencores y divisiones, mirar al futuro y trabajar día a día para hacer de Es- del umbral de la pobreza, en contraste con las que avalan nuestro sostenido crecimiento económico. Una sociedad solidaria y de progreso, como la española, debe comprometerse con todo empeño en la lucha contra la pobreza, la marginación o la exclusión social. Debe mantenerse vigilante para corregir desigualdades, extender las oportunidades de empleo, mejorar la cobertura sanitaria y la protección social, atender a