Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Espectáculos SÁBADO 24 12 2005 ABC CLÁSICA Concierto tradicional de Navidad Sinfonía Coral de Beethoven. Intérpretes: Coro y Orquesta Sinfónica de Madrid. Dir. Jesús López Cobos. Solistas: H. Grant Murphy (soprano) C. Díaz (mezzo) K. Florian Vogt (tenor) y A. Jun (bajo) Dir. del Coro: J. Casas. Lugar: Auditorio Nacional. Madrid. Fecha: 21- 12- 05 JOHNNY CIFUENTES Cantante, teclista y líder de Burning He arañado el cielo y he visitado el infierno Los Burning se encuentran en plena gira de presentación de Dulces dieciséis un disco grabado en formato acústico y que recoge una selección, realizada por sus fans, de su histórico repertorio. Treinta años de rock roll resumidos en un puñado de emocionantes canciones desnudas TEXTO: PABLO MARTÍNEZ PITA FOTO: SIGEFREDO UNA NOVENA DIÁFANA POR LÓPEZ COBOS ANTONIO IGLESIAS N uestra excelente Sinfónica de Madrid persevera en sus ciclos tradicionales o crea otros dictados por un espíritu joven que le permite una militancia con arista de actualidad y aún de inventiva ejemplar. No podía faltar en estos días tan señalados por la Navidad su ya habitual concierto, que viene a ofrecernos el presente hermoso de la Novena beethoveniana, interpretada por sus profesores (ahora unidos venturosamente a su coro) bajo la batuta titular de Jesús López Cobos, totalizando una versión muy bella y hasta elocuente de la célebre Sinfonía núm. 9, Op. 125 del genial músico de Bonn. Y verán el porqué anticipo el juicio de lo elocuente Todo a lo largo de esta versión de la gran batuta de Toro, sorprendentemente, quedó plasmado en una reducción gestual que implicaba una magistral serenidad, en todo caso, una diafanidad que quiso limitar lo grandioso de la excedida elocuencia. De tal modo, que la temática, la exposición de los principales motivos naturalmente que se contrastaba, pero desde un ángulo que tendía a evitar cualquier asomo de efectismo barato por su fácil obtención. Personalmente, me pareció escuchar así otra Novena de consecución extraordinaria, quizá más verdad que nunca porque el Coro cantó soberanamente y la orquesta sonó compacta dentro de una naturalísima unidad conceptual que emanaba de López Cobos. Un cuarteto solista de grandes merecimientos (la soprano estadounidense Heidi Grant Murphy, la mezzo argentina Cecilia Díaz, el tenor alemán Klaus Florian Vogt y el bajo coreano Attila Jun) aportaron una excepcional calidad y el triunfo de la tarde del miércoles, ante el Auditorio lleno, fue muy merecido. Personalmente, me pareció escuchar así otra Novena de consecución extraordinaria, quizá más verdad que nunca MADRID. No hay que darle más vueltas: el rock roll no es cuestión de edad, sino de espíritu. Si los Rolling Stones continúan dando botes traspasados los sesenta años, porqué no iban a seguir en la carretera los mayores acólitos españoles de sus satánicas majestades Los Burning han sido nuestra referencia macarra y stoniana durante muchos años, y aunque Johnny Cifuentes sea el único superviviente de la banda, él mantiene intacto el fuego que un día, en 1974, se encendió y todavía quema. El disco Dulces dieciséis recientemente editado, recopila varias de sus canciones históricas, en una selección realizada por sus fans a través de su página web. ¿Ha sido intencionado ese aire bluesero dado a temas como Qué hace una chica como tu... No es extraño o Una noche sin ti -Si a un rock roll le vas quitando energía o velocidad, se va convirtiendo en un rhythm and blues, y si le quitas un poco más, en un blues. Se han quedado como desnudas. ¿Cuál puede ser un balance de estos treinta años de carretera? -A mí se me ha hecho corto, porque miro atrás y no me parece que haya pasado tanto tiempo. Cuando uno hace lo que le gusta y, sobre todo, cuando has elegido esto del rock roll, sabes que tienes a veces tus malos rollos, que hay que pagar una factura que no quisieras, pero creo que es lo mejor que me ha podido ocurrir. Porque me ha dado a conocer muchísima gente y muchísimos sitios, he arañado el cielo y he visitado el infierno. Me ha ocurrido un poco de todo, pero creo que todo se lo debo a esta historia. -Hacer la biografía de los Burning es como escribir la historia del rock en España. Se dice que hasta os habéis planteado escribir un libro. -Sí, estaría muy bien. A ver si encuentro un poco de tiempo para reunirme con los amigos que han seguido nuestros pasos desde el principio y hacer una especie de fiesta para recordar todas las cosas que nos han pasado. -La energía, o la llama que quemaba en el 74, ¿se siente de la misma manera después de tantos años? -Siempre digo que tal vez mi cuerpo esté cumpliendo años, pero el deseo o lo que me enamoró de esta historia sigue intacto, no envejece. Nunca podrás contra las compañías de discos, o el showbusiness A lo largo de tu carrera dirás otra vez más me han engañado o el manager te la volverá a ju- Johnny Cifuentes, en un momento de la entrevista Lo que más echo de menos de mis comienzos es que ya no puedo estar tres días sin dormir gar, o en cualquier sitio el concierto será un desastre, pero la ilusión que se tiene dentro cuando eres un músico o estás enamorado de un arte, eso no se destruye. Es lo que te hace continuar ante la adversidad. ¿Echa de menos algo de aquella época de los comienzos? -Sobre todo que ya no puedo estar tres días sin dormir. Antes podía empalmar un día con otro y no me pasaba nada. Ahora tengo que cuidarme para estar bien en el siguiente concierto. Pe- ro del año 74 lo único que echo de menos es la gente con la que empecé, que me gustaría tenerlos a todos cerca, pero, comparándola con esta época, no puedo decir que me gustara aquella. Era bastante gris, y nos sentíamos perseguidos por la autoridad. ¿Y cómo ve el futuro? -Mientras me sigan diciendo oye, que tocáis mañana en Santiago, en Murcia o donde sea y vuelva a subir a un automóvil con mis amigos, el futuro es maravilloso. Y en cuanto a la música, yo pongo la radio y oigo a gente que hace rock roll, y eso ya me hace temblar, porque vuelvo a vivir los 70. Hay grupos que me dejan alucinado, que tienen las mismas influencias que yo, es decir, Led Zeppelin o los Rolling. Así que veo bien el futuro. Sé que vendrán muchas modas, pero siempre habrá rock roll.