Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 24 12 2005 Sociedad 55 Salud Altas hospitalarias por anorexia y bulimia en España Hombres Mujeres 252 211 219 264 228 225 226 509 Mejillas: Hinchazón Garganta y esófago: llagas, irritaciones y hemorragias causadas por los vómitos Corazón: Baja presión sanguínea, menor ritmo cardiaco, palpitaciones y fallo cardiaco Sistema nervioso: Depresión, temor a engordar, ansiedad, mareos y escasa autoestima Boca: Erosión de la capa de esmalte dental, caries, alta sensibilidad a los alimentos fríos o calientes y piorrea Aparato circulatorio: Anemia Músculos: Fatiga Fluidos corporales: Bajan los niveles de potasio, magnesio y sodio Hormonas: Interrupción o irregularidades en el periodo 319 270 36 225 240 255 12 23 Piel: Abrasión de los nudillos y sequedad Aparato digestivo: úlceras, dolor y problemas de digestión. Estreñimiento, evacuaciones irregulares, hinchazón y diarrea 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 Datos provisionales BULIMIA Las vía de entrada hacia estas enfermedades suele tener una característica común: la dieta. La Comunidad de Madrid ha detectado que un tercio de las adolescentes hace dieta, y que una de cada diez se provoca vómitos. Pero también ha podido comprobar que los trastornos de la alimentación crecen entre los varones más jóvenes, hasta el punto que el insano hábito de dejar de comer ha aumentado un 16 en ellos. Este hecho también se refleja en el registro de altas hospitalarias estatal, ya que entre los hombres, aunque en una intensidad muy inferior a las mujeres, está creciendo la incidencia de estos trastornos. Es el caso de la anorexia. En 1997 se dieron 88 altas a varones, en 2003 se había pasado a 117, es decir, un 33 de incremento, pero en Fuente: Registro de altas hospitalarias del SNS, incluidos los casos con diagnóstico principal y secundario al alta El Defensor del Pueblo investiga si la atención sanitaria es insuficiente El Defensor del Pueblo ha iniciado una investigación de oficio ante los diferentes servicios de salud de las comunidades autónomas en relación con los trastornos del comportamiento alimentario. Enrique Múgica ha tomado esta decisión tras el significativo número de quejas recibido que inciden en la insuficiente dotación de unidades específicas donde se aborden de forma integral los procesos de enfermedades como la anorexia y bulimia, así como de hospitales de día como alternativa y complemento de las unidades de internamiento. Por ejemplo, la única asociación en Gran Canaria que atiende casos de anorexia y bulimia tiene una lista de espera que dobla su capacidad. Actualmente hay 52 personas, 51 de ellas mujeres, recibiendo tratamiento en la Asociación Gull- Lasègue, pero la realidad muestra que otras 96 están en lista de espera y que 166 solicitaron información durante el pasado año. La asociación tuvo que derivar 24 casos a Cataluña, entre junio de 2002 y septiembre de 2005. una cifra mucho más limitada en número que en el de las mujeres. Otro estudio de la ACAB incide en esta cuestión, pero en otra edad, la universitaria, lo que le convierte en la primera investigación sobre trastornos alimenticios realizada en población universitaria. Así, ha detectado que un 6,38 de las estudiantes catalanas podría ser víctima de algún tipo de trastorno alimentario y que el 11,48 de las 549 jovenes encuestadas presentaban síntomas patológicos que las situarían en el grupo de alto riesgo. Pero igual de significativo es que hasta un 97 de las mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años (población universitaria catalana) asegura seguir o haber seguido en algún momento de su vida una dieta estricta.