Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad SÁBADO 24 12 2005 ABC El pionero de la clonación terapéutica falsificó el resultado de su experimento La investigación interna de la Universidad de Seúl revela el fraude cometido por Hwang Woo- suk la renuncia a su puesto universitario al quedar demostrado que nueve de los once cultivos de células madre eran falsos J. M. N. SEÚL. Al final era mentira. No hubo once líneas celulares obtenidas a partir de embriones clonados, sino dos, y eso aún por comprobar... Hwang Woosuk, el héroe nacional de Corea del Sur, tocó ayer fondo y pidió disculpas al mundo. Y dimitió de todos sus cargos después de que la Universidad Nacional de Seúl confirmara que el célebre científico manipuló los datos de su supuesto experimento de clonación terapéutica. Hwang, que abrió en vano las puertas a la esperanza de una cura para enfermedades como el sida, la diabetes o el parkinson, hizo referencia al enorme impacto y decepción causados, pero insistió en afirmar que su equipo realmente posee la tecnología necesaria para crear células madre de embriones humanos clonados y aseguró, además, que lo podrá demostrar. b Este científico presentó ayer De héroe a villano Demasiado tarde, sin embargo, para una reputación que ha caído en picado desde la cima a la que le encumbró en 2004 la publicación de un primer estudio en Science en el que aseguraba haber clonado por primera vez embriones humanos y extraído células madre. Expertos locales han atribuido el engaño a la fuerte presión por mostrar algo más avanzado aún en su trabajo de este año, ya que el texto anterior era poco apto para aplicaciones industriales y no conducía a la cura de enfermedades. Con el estudio presentado en mayo de este año en Science Hwang mejo- ró sustancialmente la creación de células madre de embriones humanos clonados. Por eso logró que se creara en Seúl el Centro Internacional de Células Madre, el primero en el mundo. Otros analistas atribuyeron el escándalo a la manía de la sociedad surcoreana de hacerlo todo deprisa y la tendencia en este país de perdonar mentiras con tal de que se obtengan resultados importantes informa la agencia Efe. Los analistas señalan también la responsabilidad de los medios de comunicación surcoreanos por haber convertido al profesor en un héroe nacional, frenando los mecanismos de crítica hacia un personaje admirado. Horas antes de la dimisión, el comité universitario que investiga el caso informó de que el profesor manipuló de forma intencionada los datos para mostrar que había logrado producir once cultivos de células madre de embriones humanos clonados de un paciente, cuando en realidad sólo había obtenido dos. Se han iniciado investigaciones para determinar, tras el análisis de ADN, si esas dos células obtenidas eran en realidad células madre de embriones humanos clonados, y confirmar así si el equipo surcoreano posee realmente, como asegura, la tecnología para lograr esos avances. Hwang Woo- suk se despidió, ayer, de sus estudiantes de la Universidad REUTERS Snuppy a examen La decana de la universidad, Roh Jung- hye, condenó la manipulación realizada por Hwang como un acto grave que afecta de forma negativa a los fundamentos de la ciencia Y no le falta razón, ya que para publicar en Science es necesario superar rigurosos controles y exámenes de otros especialistas independientes... Si todo eso ha fallado, entonces lo ha hecho también todo el método de comprobación que garantiza la validez de cualquier Se investigarán también los resultados obtenidos por Hwang en 2004 y los detalles de la clonación del primer perro, Snuppy trabajo científico. Con el resultado de lo que muchos califican ya como el mayor fraude en la historia de la Ciencia. Ahora, puestos a dudar, también se investigarán los detalles y los procedimientos usados por Hwang en la clonación del primer perro, Snuppy para la cual, según el equipo del científico surcoreano, se utilizó una célula obtenida de la oreja del padre genético del animal. La polémica generada a raíz de una posible manipulación de datos fue denunciada inicialmente por la televisión local MBC y había estado precedida de otro escándalo cuando se reveló, el mes pasado, que sus colaboradores habían pagado a mujeres donantes para conseguir óvulos. Asimismo, se desveló que en las investigaciones se utilizaron óvulos donados por dos miembros de su equipo, algo que va en contra de los principios deontológicos profesionales.