Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 12 2005 67 La flauta mágica de Mozart, nueva entrega de la colección de Deutsche Grammophon El realismo fantástico de Karl Böhm PEDRO GONZÁLEZ MIRA Cándido Méndez y Fernando Conte, al fondo a la derecha, disfrutan del concierto DANDIEL G. LÓPEZ MADRID. Günther Hermanns, uno de los mejores técnicos con que jamás ha contado Deutsche Grammophon, fue el artífice de esta magnífica grabación. Eso sucedía en 1964, por cierto un año después de que Otto Klemperer hiciera su versión de estudio, y con la que ésta guarda una clara relación: una manera de hacer que se perdería totalmente luego, a pesar de serios intentos de un Georg Solti (1969) un Bernard Haitink (1981) un Colin Davis (1983) u otra vez Solti (1991) Karl Böhm, ya para entonces un mozartiano consagrado, logró con este registro dar un paso adelante considerable en la explicación del sicologismo fantástico de la obra; y aclaró muchas cosas. Iberia: atrapados por la música y los piquetes en el hangar n 6 de Barajas Torres- Pardo interpretó la obra de Albéniz ante los trabajadores de la empresa concierto celebrado dentro del programa Música en las fábricas y en las casas del pueblo que organiza la Fundación Largo Caballero SUSANA GAVIÑA MADRID. Música, alarmas que suenan, trabajadores con reivindicaciones laborales, la presencia del gerente del Teatro Real entre los asistentes... No, no se trata de una velada operística en el coliseo madrileño, sino de otro espacio más sigular: el hangar número seis de la compañía Iberia, donde la pianista Rosa Torres- Pardo ofreció ayer un concierto para sus trabajadores. El programa: los dos primeros cuadernos de la monumental obra de Isaac Albéniz, Iberia El concierto, ofrecido en este auditorio improvisado, se enmarca dentro de las actividades organizadas por la Fundación Largo Caballero, bajo el epígrafe Música en las fábricas y en las casas del pueblo Una iniciativa que fue puesta en marcha hace tres años por el departamento de Cooperación Cultural del Ministerio de Cultura del gobierno del PP. El objetivo: Acercar la música, especialmente clásica, a los centros de trabajo y por ello a los trabajadores, en lugares especialmente singulares: fábricas, centros de trabajo y casas del b Éste ha sido el sexto Con vida propia Por ejemplo, que no debe haber una primera lectura única para La flauta mágica que, al contrario, es mucho más importante su subtexto no se debe contraponer la misoginia del Sarastro vencedor de la Reina de la Noche a la inmoralidad de Don Juan o la amoralidad de las chicas del Così, todo ello de pura carne y duro hueso. Böhm, arroja nueva luz sobre los personajes, suprimiendo la habitual dialéctica entre el Bien y el Mal, entre lo moral y lo disoluto, lo que consigue descontextualizándolos, llevándoselos de este mundo y, por consiguiente, omitiendo cualquier referencia ética para explicar sus comportamientos. O sea, para Böhm no hablan Schikaneder y Mozart sino criaturas con vida propia. pueblo Un proyecto que trae a la memoria el realizado, a principios de los años 70, por el gran pianista Maurizio Pollini que consistía en ofrecer conciertos y charlas en las fábricas italianas. Desde España, y tres décadas después, la Fundación Largo Caballero ha querido emular al músico italiano. Después de actuar en empresas como Renfe, en los Talleres de Metro o, más recientemente, en la factoría que Aceralia tiene en Avilés, ayer le tocó el turno a la compañía aérea. (La próxima cita será en un parque eólico de León) El acto contó con un auditorio de 250 personas, encabezado por el presidente de Iberia, Fernando Conte; el Consejero delegado, Enrique Mullor; y, el secretario general de UGT, Cándido Méndez. Entre los presentes, el ya mencionado gerente del Real, Miguel Muñiz (marido de la pianista) o el artista Eduardo Arroyo. Una velada musical que contó con una escenografía espectácular: el hangar número seis, uno de los más gran- Este proyecto trae a la memoria el realizado, a principios de los años 70, por Pollini que ofrecía conciertos y charlas en las fábricas italianas des- -equivale a dos campos de fútbol y en el tienen cabida hasta seis Boeing 747- y mejor preparados tecnológicamente de Europa. Torres- Pardo desgranó, acompañada en ocasiones por sirenas o teléfonos- las mejores notas de Iberia partitura que el año próximo celebrará su centenario. Preocupada por la acústica- se ha escuchado bien interrogaba al concluir el concierto- la pianista se mostraba cansada y con una de las muñecas dolorida tras el esfuerzo realizado para que el espacio no engullera el sonido, pero satisfecha: Si han disfrutado hoy, acudirán otro día a escucharme a otro concierto bromeó. Al final, aplausos y una propina. Pero no todos se mostraban felices ayer. Coincidiendo con el concierto, tuvo lugar a escasos metros otra manifestación- -esta vez no artística- Uno de los sindicatos que agrupa a parte de los trabajadores- -al parecer minoritario- -estableció un paro de tres horas que se tradujo, además, en un grupo de piquetes apostado en la carretera de acceso al hangar (fue necesaria casi una hora para salir del concierto) Mientras Cándido Méndez, sentado junto a la cúpula de Iberia, se deleitaba con Albéniz, y la música alimentaba el espíritu de algunos trabajadores; otros, en el exterior, reivindicaban: Apadrina un empleado de Iberia por la congelación salarial