Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Lotería de Navidad TERCER PREMIO TAMBIÉN PARA BARCELONA VIERNES 23 12 2005 ABC Las trabajadoras de Fincas Castellá muestran su alegría a las puertas de la inmobiliaria, uno de los negocios tocados por la suerte ELENA CARRERAS La euforia se extiende por Mataró gracias a un número muy bajo y un poquito feo La administración barcelonesa tenía las 170 series, pero al final devolvió siete que no pudo vender b Los décimos agraciados desataron la euforia entre clientes habituales del despacho de lotería y empresas locales, que repartieron suerte a decenas de empleados ANNA ZAERA MATARÓ. Pasaban pocos minutos de las 11.30 horas cuando los niños de San Ildefonso cantaban el número 7.494, la cifra agraciada con el tercer premio de la lotería de Navidad. En las calles de Mataró, una población costera a unos 30 kilómetros de Barcelona, se desataba la euforia y empezaba la mítica lluvia de cava. Más de 81 millones de euros del premio, vendidos casi íntegramente en la ventanilla de la administración número 1. En total se despacharon 163 series, muy repartidas según la dueña de la administración, Montserrat Luís, que mantenía la calma sentada detrás del mostrador de su negocio, con 54 años de historia. La lotera devolvió a última hora siete series del número, que muchos consideraban muy bajo y un poquito feo La administración Zorrilla, situada en la calle Riera, 33, una de las más comerciales del centro, empezaba a recibir a los afortunados y a los medios de comunicación. El marido de Montserrat, Lluís Morató, ataviado con una corbata estampada con billetes, muy acorde con la ocasión, expresaba su satisfacción ante la gran sorpresa que Una mujer y su particular cuento de Navidad Rosario Díaz se convirtió ayer en la reina de los agraciados con el número mágico. Esta vecina de Mataró aguantaba su copa de champán y se secaba las lágrimas mientras contaba su historia como si de un cuento de Navidad se tratase. Los apuros económicos le obligaron a comprar un décimo de lotería, descontando el dinero de su presupuesto para la compra semanal. Llevaba tiempo en paro, su marido tiene una paga mensual de 400 euros y les iban a embargar la casa. Ayer la suerte dio un importante giro a su vida. Con 50.000 euros en el bolsillo, Rosario y su marido planean comprarse un coche, regalos de Navidad para toda la familia y encarar el futuro, ahora sí, con esperanza e ilusión. vacaciones, sino que me compraré una casa allí comentaba orgullosa sin querer desvelar la cifra exacta que le había tocado. Eso sí, seguiré trabajando sentenciaba Rosa Pons. 07494 Mataró (Barcelona) le había deparado esta mañana de diciembre. El premio significa el fin de dieciocho años de sequía en la administración comentaba Morató, que en 1988 repartió dos series del primer premio de Navidad. Muchas personas estaban abonadas a este número explicaba el lotero, quien aseguró que cuenta con una clientela muy fiel. En el exterior del diminuto negocio de la calle Riera se iban acumulando los micrófonos y las cámaras de televisión. Algunos agraciados con el número acudían, emocionados, a comprobar que efectivamente estaban entre los afortunados. Lidia Gras apareció acompañada de unas amigas. Presa de los nervios, la mujer todavía no tenía muy claro en qué invertir los 50.000 euros que le han tocado. Pasado el colapso inicial, aseguraba: Me iré dos meses de crucero Rosario sonríe emocionada ELENA CARRERAS Champán y abrazos A pocas calles de la administración, los empleados de Fincas Castellà, una de las empresas afortunadas, gritaban en plena calle, y repartían besos y abrazos a los familiares y conocidos que se iban acercando a esta inmobiliaria si- tuada en la calle Sant Josep. Los treinta empleados se habían hecho con uno o más de los décimos de oro. Una de las trabajadoras, Mercè Bellido, de 25 años, expresaba su alegría por los 50.000 euros que recibirá por el décimo. Junto a ella, su novio Ferran traducía a pesetas (8.316.000) para los que todavía mostraban desconcierto ante la cifra en euros. Dinero suficiente para celebrar todo un bodorrio ante los planes de la pareja de pasar muy pronto por el altar. A su lado, Rosa Pons, con una copa de champán en la mano, atendía efusiva a los medios de comunicación. Brindemos con cava catalán gritaba esta mujer, quien aseguraba que hace catorce años que jugaba a este número, el mismo tiempo que empezó a trabajar en Fincas Castellá. Con los millones me iré al Caribe, pero no sólo de Una mañana atípica El bar Espiral, situado en la plaza de Cataluña de esta localidad costera, también vivía una mañana atípica. Había repartido más de 90 décimos entre sus clientes y amigos. El primero en conocer la noticia fue el propietario del establecimiento, Francisco Carmona, quien seguía repartiendo cafés a pesar del premio. Los barrios de Rocafonda y Vistalegre han sido otras zonas de Mataró agraciadas con este tercer premio, como aseguraba Lluís Morató, que se convirtió ayer en el personaje más solicitado de toda la ciudad.