Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 12 2005 Lotería de Navidad 51 SEGUNDO PREMIO LLUVIA DE DINERO EN EL LUGAR DEL RODAJE PUBLICITARIO Valencia estalla en una gran traca al repartir íntegros 170 millones del segundo premio La buena fortuna se celebró por todo lo alto en una falla y en un pequeño bar de la ciudad b La administración número 1 de Valencia, La Purísima creada en el año 1876, lleva vendidos más de cien premios importantes de la lotería, incluido algún Gordo L. DERQUI VALENCIA. Poco podía sospechar el actor inglés Clive Arrindel, al soplar la suerte en el tradicional anuncio de la Lotería de Navidad, que se convertiría en un verdadero amuleto para Valencia y que el rodaje se haría realidad, ya que ayer la suerte voló hasta el mismo escenario del rodaje, en pleno centro de la capital del Turia, en forma de segundo premio. Y Valencia lo celebró como mejor sabe hacerlo, con ruido y fiesta. Gran parte del número 28150 había sido adquiri- 28150 Valencia La alegría envolvió a los agraciados por el premio en Valencia do por una comisión fallera, que lo repartió entre los falleros, familiares y amigos. El premio se había hecho esperar, y ya rondaban las doce del mediodía cuando las voces de dos adolescentes Ali Alkadmiri y Mohamed Ammour convertían a la capital del Turia en una fiesta al cantar el 28150, el segundo premio, que inundó con 170 millones la ciudad (28.285 millones de pesetas) Un número vendido íntegramente por la administración número 1, situada en la céntrica calle del Barón de Cárcer. Ayer, su administrador, un emocionado Ramiro Gómez, repetía a quien quería oírlo que era lo más grande que le había pasado, y brindaba una y otra vez ante las cámaras y con los agraciados que, poco a poco, iban llegando hasta la administración. EDUARDO MANZANA Coches nuevos y viajes Gritos de sorpresa primero; luego, de incredulidad, y, finalmente, de alegría, muchas, muchas risas y alguna que otra lágrima se sucedieron ayer en la misma administración apenas unos minutos después de que se conociera la noticia. Aunque la verdadera fiesta se vivió en el casal fallero y en el bar que habían adquirido el número para repartirlo entre sus clientes. Entre brindis y brindis, los pocos agraciados que ayer se acercaron hasta Barón de Cárcer afirmaban que el dinero les servirá, cómo no, para tapar agujeros. En este céntrico barrio de Valencia, durante los próximos días, se cancelarán muchos préstamos, se comprarán coches nuevos y se hará más de un viaje.