Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 23 12 2005 Madrid 35 El recibo del agua subirá una media del 5,8 por ciento el próximo año b El antiguo tramo de ferrocarril entre Arganda y Morata, en desuso, se convertirá en una vía ciclista de unos 15 kilómetros, según aprobó el Consejo de Gobierno M. C. MADRID. Abrir el grifo será un 5,8 por ciento más caro a partir del 1 de enero. El Consejo del Gobierno aprobó ayer las tarifas del agua para 2006, que tendrán un incremento medio que oscila entre el 5,7 y el 5,9 por ciento. El portavoz del Ejecutivo, Ignacio González, explicó que la tarifa propia del agua subirá un 2,86 por ciento, mientras que la gran subida se la lleva la parte de la depuración, que sube un 10 por ciento, como el año pasado, por los planes de inversión que tiene el Canal de Isabel II, con los que pretende que los 179 municipios de la región dispongan de infraestructuras para usar agua reciclada. Por primera vez habrá una tarifa especial para incentivar el uso de agua reciclada, con una reducción del 50 por ciento sobre el precio del consumo de agua potable. Además, personas con especiales necesidades económicas y sociales tendrán exenciones hasta de 25 metros cúbicos al bimestre. También habrá bonificaciones para familias numerosas y para los domicilios que tengan más de cuatro habitantes. Junto a la subida del recibo del agua, el Gobierno de Aguirre aprobó la construcción de una vía ciclista entre Arganda del Rey y Morata de Tajuña, incluida en el plan regional que prevé duplicar la red actual con 90 nuevos kilómetros. En el proyecto de Arganda, se convertirá el antiguo tramo de ferrocarril de vía estrecha, que está en desuso, en una nueva vía ciclista de unos 15 kilómetros. Otro de los acuerdos del Consejo se refiere a la creación de la primera Escuela de Bomberos de la Comunidad, que estará ubicada en Colmenar Viejo. El plazo de ejecución será de unos 10 meses, con un gasto de cerca de 1,2 millones de euros, con cargo a los presupuestos regionales de 2005. La Escuela de Bomberos no sólo servirá de centro formativo para los profesionales de extinción de incendios, sino que contará con un Parque de Bomberos. Las obras de la M- 30 a su paso por el Puente de Toledo tienen, por ahora, este aspecto EFE Patrimonio rechaza el proyecto de la M- 30 con tres carriles bajo el Puente de Toledo El Ayuntamiento hará ajustes en su propuesta para no afectar al monumento la construcción de las calzadas hasta la cimentación del puente, y asegura que se mantendrán los plazos previstos de las obras M. CALLEJA MADRID. La propuesta del Ayuntamiento para modificar el proyecto inicial de remodelación de la M- 30 a su paso bajo el Puente de Toledo y ampliar el número de carriles de dos a tres ha sido rechazada por la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, porque afecta de manera negativa a la integridad de este monumento histórico, según subrayó el director de Patrimonio, Francisco Javier Hernández. Dicho de otra manera más coloquial, suponía pegar un bocado a las pilastras del puente El Gobierno municipal también había pedido la ampliación de dos colectores de agua de lluvia, exigida por la Confederación Hidrográfica del Tajo. En este apartado, Patrimonio no se pronuncia, pero pide otro proyecto que b Urbanismo bajará contenga documentación gráfica con las dimensiones de los colectores, entre otras cosas, para apreciar con exactitud su afección sobre el Puente de Toledo, un monumento que forma parte del Patrimonio regional, y que por tanto es competencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid. El vicepresidente primero regional, Ignacio González, comentó que si el Ayuntamiento hace modificaciones en el proyecto, la Comunidad volvería a estudiarlo y no tendría inconveniente en aprobarlo siempre que no afecte a la integridad del puente. El subterráneo con dos carriles, autorizado El 30 de septiembre de 2004, la Comunidad autorizó, previo análisis de seis propuestas, la construcción del paso de la M- 30 bajo el Puente de Toledo. Incluía dos calzadas de dos carriles cada una por sentido, así como otra calzada soterrada en dos niveles, entre los fustes de las pilas del puente, sin afectarlos. El Ayuntamiento pidió después alguna modificación, como la de ampliar el número de carriles de dos a tres, y una consolidación mayor del monumento. Estudio completo en dos semanas El Ayuntamiento ha reaccionado bien ante este contratiempo. La concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, aseguró que en 15 días tendrá preparado un nuevo estudio con las modificaciones pedidas por Patrimonio, porque el Gobierno local no renuncia a los tres carriles. Las calzadas se bajarán un poquito más, y se construirán por la cimentación, y no por los sillares del puente. La concejal está convencida de que con los nuevos cambios, la Comunidad dará el visto bueno. El director general de Desarrollo e Infraestructuras, José María Ortega, subraya, además, que este revés no influirá lo más mínimo en el cumplimiento de los plazos previstos por el alcalde para acabar las obras de la M- 30, ya que se trata de un solo punto muy concreto.