Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Madrid VIERNES 23 12 2005 ABC (Viene de la página anterior) las respuestas políticas al suceso que Pedro Calvo achacó a una pandilla de insensatos y que se saldó con la detención de tres jóvenes acusados de lanzar botellas, canicas y petardos contra furgonetas de la Policía Nacional. El concejal de Seguridad y Servicios de la Comunidad de Madrid exculpó de los hechos a cualquier administración asegurando que los únicos responsables son una pandilla de niños insensatos cuyos máximos responsables son los padres y no las administraciones públicas. Yo no me reconozco en estos hechos aseguró Calvo que considera que el problema es mucho más profundo ya que está directamente relacionado con los valores de ocio de la juventud actual. les sumó un elevado número de jóvenes que, en principio, nada tenían que ver con el instituto y que fueron, en definitiva, los principales causante de los actos más violentos. Por su parte, el Sindicato de Estudiantes de Madrid denunció la actitud provocadora y represora de la policía y pidió la puesta en libertad inmediata de cualquier detenido así como la dimisión del Jefe Superior de la Poli- cía de Madrid, como responsable de lo sucedido Según este sindicato, las Fuerzas de Seguridad convirtieron un hecho que siempre había sido pacífico en una carga policial indiscriminada cuyo único objetivo era amedrantar al movimiento estudiantil y presentar a los estudiantes como violentos Herido muy grave de bala en una persecución policial Un hombre de unos 35 años y de nacionalidad española resultó herido ayer por la noche de carácter muy grave al recibir un disparo, efectuado por un agente del Cuerpo Nacional de Policía, tras protagonizar una persecución policial. Los hechos ocurrieron sobre las nueve de la noche en la calle de Hermanos García Noblejas, en el distrito de San Blas, según informaron a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid. El hombre que resultó herido intentaba huir de la Policía a bordo de un turismo, modelo Fiat Bravo, de color blanco, cuando, a la altura del número 35 de la citada calle, el vehículo policial camuflado que le perseguía logró darle alcance e interceptarlo. Al parecer, en ese momento, el hombre intentó huir de nuevo y se enfrentó a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, dos de los cuales sufrieron heridas de carácter leve. En el transcurso del enfrentamiento, uno de los efectivos policiales efectuó un disparo. El hombre presentaba una herida por arma de fuego en el tórax y, tras ser estabilizado por sanitarios del Samur- Protección Civil en el lugar, fue trasladado al Hospital Ramón y Cajal, donde ingresó con pronóstico muy grave, indicó un portavoz de Emergencias Madrid. Además, los sanitarios del Samur- Protección Civil atendieron también a dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía, un hombre que sufrió un traumatismo facial y una mujer que presentaba una contusión en una mano. Ambos fueron evacuados hasta la Clínica Nuestra Señora de América. Al cierre de la edición, no había trascendido el motivo por el que se inició la persecución policial en este barrio madrileño. La huevada tradición pacífica El Colegio Maravillas, al que tradicionalmente acuden los estudiantes del Instituto Ramiro Maeztu a tirarles huevos, emitió ayer un comunicado en el que negó la participación de sus alumnos en la batalla campal. En el escrito se asegura que ningún estudiante abandonó las instalaciones durante el horario lectivo y que no existe esa supuesta rivalidad entre los dos centros. Alumnos del Ramiro parecían confirmar esto señalando que la tradición es, una vez recogidas las notas, comprar huevos y avanzar pacíficamente por la calle Serrano para tirárselos a los estudiantes del otro centro- -que suelen estar en clase- El Colegio Maravillas aseguró que ninguno de sus alumnos salió de las instalaciones durante el horario lectivo Ignacio González, que estudió en el Ramiro, se mostró sorprendido ya que antes estos hechos no se producían Ignacio González, ex alumno El vicepresidente primero de la Comunidad, Ignacio González, lamentó los incidentes acaecidos y subrayó que no tienen justificación y son condenables y rechazables Además el responsable regional dijo sentirse aún más sorprendido ya que él fue alumno del Instituto Ramiro Maeztu y conoce bien el colegio como para constatar que durante su etapa de estudiante nunca se produjeron situaciones así Respecto a la polémica suscitada por la carga policial González comentó que parece que había premeditación pues había una convocatoria previa a la confrontación por lo que insistió en lo condenable del suceso, según informa Efe. Cualquier exceso es malo sentenció el vicepresidente primero de la Comunidad, quien expresó su deseo de que situaciones así no se repitieran ya que no son buenas para nadie y se había conseguido que el periodo previo a las vacaciones de Navidad no se viera rodeado de actuaciones de esta naturaleza en la que participan jóvenes de institutos de Madrid Preocupado por el suceso, el Defensor del Menor, Pedro Núñez Morgades, propuso celebrar una reunión con todas las partes implicadas para elaborar un plan preventivo que evite que sucedan hechos de este calibre. En su opinión, y sin querer restar gravedad al asunto, fueron muy pocos los alumnos que estuvieron en la calle, pero se