Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional VIERNES 23 12 2005 ABC Sadam acusa a los soldados estadounidenses de robarle el reloj ABC BAGDAD. El ex dictador iraquí, Sadam Husein, llamó ayer mentirosos a los líderes norteamericanos durante el juicio que se le sigue en Bagdad y que quedó finalmente aplazado hasta el próximo 24 de enero. En su habitual línea de desdeñar todos los testimonios y acusaciones que se le dirigen y de mostrarse en todo momento desafiante frente a un tribunal al que niega legitimidad, Sadam lanzó una andanada contra la Casa Blanca, de la que dijo que mintió con la supuesta existencia de armas de destrucción masiva para invadir Irak. Y aprovechó la ocasión para acusar a los soldados estadounidenses que le custodian de robarle el reloj. En la sesión de ayer, tres testigos de la acusación relataron los malos tratos que sufrieron en las cárceles de Sadam. Los tres hicieron su declaración tras una cortina para esconder su identidad por temor a una represalia. Pero a Sadam sólo le interesaba lo suyo: En la Casa Blanca no hay más que mentirosos exclamó. Y es que el ex presidente iraquí se sentía ayer muy enfadado después de que el juez de instrucción, Raid al Juhi, afirmase que a las actuales autoridades iraquíes no les ha llegado ninguna prueba de que el derrocado dictador hubiera sido golpeado durante su confinamiento. Afirmación tras la que Sadam insistió: La Casa Blanca miente Las autoridades estadounidenses negaron las acusaciones, que tacharon de completamente infundadas Pero para dar verosimilitud a su acusación, Sadam recordó que nunca fueron encontradas las armas de destrucción masiva que Washington aseguraba que se encontraban en Irak. Denuncié ante tres comités médicos todas las heridas que se me habían infligido... Nosotros no mentimos. Es la Casa Blanca la que miente Partidos suníes y chiíes laicos de Irak amenazan con boicotear el Parlamento Donald Rumsfeld y Tony Blair visitan Bagdad y Basora por sorpresa ministro británico y el secretario de Defensa de EE. UU. sugieren que podría reducirse el número de soldados, pero no dieron fechas ni plazos concretos ABC BAGDAD. El secretario de Defensa estadounidense, Donald Rumsfeld, y el primer ministro británico, Tony Blair, realizaron ayer una visita sorpresa a Irak con el objetivo de ayudar a mantener la moral en las tropas, y con la insinuación de que durante el próximo año se podría reducir el contingente militar destacado en ese país, aunque se cuidaron de no poner fechas a esa eventual retirada parcial. Rumsfeld sugirió que EE. UU. reducirá pronto sus tropas por debajo de los 138.000 efectivos. Pero todo da a entender que, pese a todo, se mantendrá un importante contingente. Eso sí, se procurará que el grueso de las tareas militares sean llevadas a cabo por las nuevas fuerzas de seguridad iraquíes en tanto que las estadounidenses intentarán cumplir misiones de apoyo y asesoramiento. Advirtió asimismo de que la democratización y estabilidad de Irak llevab El primer rían su tiempo aunque, para ahuyentar cualquier rastro de derrotismo, insistió en que son impresionantes los progresos realizados hasta ahora en ese país. Los iraquíes implicados en el proceso político son relativamente nuevos en este campo. Así que les llevará su tiempo afirmó. Por su parte, en su visita a Basora, Blair se declaró optimista sobre las perspectivas de un principio de retirada a partir del próximo año. Pero rechazó pronunciarse sobre lo que denominó un calendario artificial al tiempo que insistió en que cualquier inicio de retirada depende de la capacidad del Ejército iraquí de garantizar la seguridad y defensa del país. El primer ministro insistió asimismo en la necesidad de esperar a que el actual proceso político esté plenamente encarrilado antes de fijar fechas de salida. Más de mil quejas electorales Por el momento, sin embargo, el proceso político sigue sometido a imprevisibles turbulencias. Ayer 35 formaciones políticas suníes y de laicos chiíes sumaron sus fuerzas para rechazar los resultados preliminares de las recientes elecciones legislativas, y amenazaron con boicotear el nuevo Parlamento si no se tratan adecuadamente sus protestas. En una declaración conjunta, suníes y chiíes laicos reclaman que se disuelva la Comisión Electoral Iraquí, que supervisó las elecciones, y que sus más de 1.250 quejas formales por fraude electoral e intimidación sean investigadas por la ONU, la UE o la Liga Árabe. Entre los partidos que han firmado esta protesta está la principal coalición suní- Acuerdo Iraquí de Adnan al Dulaimi- el partido del ex primer ministro y chií laico Iyad Alaui, y el Congreso Nacional del ex ministro Ahmed Chalabi, antiguo protegido del Pentágono. La Comisión Electoral Iraquí reconoció haber recibido más de 1.500 quejas de presuntas irregularidades en las elecciones, pero considera que sólo 25 de las mismas tienen entidad. Además, la Comisión no cree que tales reclamaciones vayan a alterar el resultado definitivo, que se conocerá en enero. En el mismo sentido, un alto responsable de la Alianza Unida Iraquí, el grupo religioso chií al que se da como principal vencedor, insta a los descontentos a aceptar los resultados... para no provocar más caos EFE La Guardia Civil supervisa ya el paso fronterizo de Rafah EFE. Cinco agentes de la Guardia Civil y uno de la Policía Nacional se incorporaron ayer a la misión de supervisión de la UE en el paso fronterizo de Rafah, entre la franja de Gaza y Egipto. En la imagen, los agentes en su llegada a la zona, donde comenzaron a trabajar ayer mismo, tres de ellos como observadores, dos en la oficina de enlace de Kerem Shalom, en Israel, adyacente a la frontera entre Gaza y Egipto, y otro como parte de la unidad de seguridad interna de la misión. En enero y febrero se incorporarán más agentes españoles hasta alcanzar un cupo de quince. Tras un reciente acuerdo, Rafah se encuentra por vez primera bajo control palestino.