Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 VIERNES 23 12 2005 ABC Internacional Bush abrazaba ayer en el hospital de Bethesda, en presencia de su esposa Laura (en el centro) a la madre del cabo de marines Jordan Pierson, herido en Irak AP Bush deberá conformarse con una prórroga de sólo seis meses para la Patriot Act La Casa Blanca aspiraba a una ratificación permanente de esta legislación contra el terrorismo b El Senado extiende hasta junio las disposiciones más polémicas, para solventar los problemas de una normativa antiterrorista aprobada semanas después del 11- S PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. Dentro del maratón legislativo que vive Washington antes del navideño receso parlamentario, el Senado alcanzó ayer un acuerdo bipartidista para prorrogar durante seis meses las provisiones más polémicas de la ley antiterrorista Patriot Act que de otra forma hubieran caducado el 31 de diciembre. El acuerdo, contrario a los deseos de la Administración Bush de convertir en permanentes estas criticadas prerrogativas, ofrece la oportunidad hasta junio de debatir las recurrentes cuestiones de abusos a las libertades civiles que plantea esta legislación aprobada semanas después del 11- S por una abrumadora mayoría. Este significativo pulso entre la Casa Blanca y el Congreso- -prueba del final del cheque en blanco otorgado al gobierno tras la ofensiva terrorista de Al Qaida, hace cuatro años- -se ha vis- to complicado sobremanera al trascender la semana pasada la polémica táctica de escuchas telefónicas en el interior del país, autorizada por la Administración Bush a los servicios de Inteligencia. El presidente llegó a amenazar con utilizar sus poderes de veto en defensa de la Patriot Act rechazando cualquier extensión provisional de una herramienta a su juicio decisiva en la lucha contra el terrorismo. Al conocer el acuerdo legislativo en la Cámara Alta, pendiente de conciliación con las propuestas de la Cámara de Representantes, Bush optó por aceptar este compromiso pero sin dejar de criticar a la oposición demócrata por bloquear la Patriot Act en detrimento de la seguridad nacional. Para los demócratas, el acuerdo es una cuestión de sentido común que ofrece la oportunidad de formular una nueva ley antiterrorista con un mejor equilibrio entre libertad y seguridad. En el rechazo a la Patriot Act la minoría demócrata en la Cámara Alta ha contado con el respaldo de cuatro senadores republicanos. De hecho, toda esta polémica ha servido para poner en evidencia un apreciable cisma ideológico dentro del Partido Republicano, entre los aliados incondicionales de un presidente en tiempos de guerra y los libertarios que mantienen una firme desconfianza hacia los excesivos poderes gubernamentales. Divi- El sindicato del transporte pone fin a su huelga en Nueva York J. L. DE HARO. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. Ante la creciente ira popular y la amenaza de sanciones millonarias e incluso posibles condenas de cárcel, el sindicato de transportes de Nueva York votó ayer el fin de una huelga que ha paralizado el Metro y los autobuses de la ciudad durante tres días. Los neoyorquinos respiraron aliviados cuando al fin fue desconvoca- da esta huelga, sin servicios mínimos y declarada ilegal a la luz de la actual legislación estatal. Vamos a volver al trabajo tan pronto como sea posible. Todos van a regresar al trabajo. Eso es lo que hemos decidido, aunque sea inconcebible anunció el representante del sindicato, George Berlstein, quien reconoció haber votado en contra del fin de la huelga por considerar que no hemos conseguido nada hasta la fecha A ello colaboró sin duda el juez de la Corte Suprema Theodore Jones, al advertir de que era muy posible que los huelguistas tuvieran que enfrentarse a penas que incluían la cárcel. Esta huelga, la primera que ha vivido Nueva York en los últimos 25 años, dejó sin medio de transporte público a cerca de siete millones de personas que, no obstante, en su mayoría se las ingeniaron para superar todos los obstáculos como parte de la imprevisible, pero siempre estimulante, vida en la Gran Manzana.