Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 22 12 2005 Deportes 95 PRIMERA DIVISIÓN DECIMOSÉPTIMA JORNADA REAL SOCIEDAD CÁDIZ 2 0 DEPORTIVO ESPAÑOL 1 2 Real Sociedad (4- 2- 3- 1) Riesgo; López Rekarte, Labaka, Jáuregi, Garrido (Barkero, m. 60) Mikel Alonso, Gabilondo; Uranga, Novo, Xabi Prieto; y Nihat (Larrea, m. 90) Cádiz (4- 4- 2) Armando; Beltrán, De Quintana, De la Cuesta, Raúl López (Mirosaljevic, m. 70) Sesma, Enrique (Oli, m. 70) Fleurquin, Suárez (Manolo Pérez, m. 55) Pavoni y Estoyanoff. Árbitro Rubinos Pérez. Expulsó a Pavoni (m. 74) por doble amonestación. Amonestó a Gabilondo, Suárez y Raúl López. Goles 1- 0, m. 6: Gabilondo; 2- 0, m. 75: Xabi Prieto, de penalti. ÓSCAR PARRONDO SAN SEBASTIÁN. La Real Sociedad se impuso sin excesivos problemas a un Cádiz que regaló dos goles y terminó con un jugador menos. Los realistas no quisieron arriesgarse a tener un público hostil en un partido tan importante y desde el inicio salieron a por todas. El gol de Gabilondo en el minuto 6 no fue, sin embargo, consecuencia de este juego tan directo sino de un error en una cesión a Armando que el jugador de la Real aprovechó. Se esperaba tras el descanso un Cádiz correoso y agresivo en busca de los puntos que necesitan pero, contra pronóstico, sus jugadores bajaron los brazos y en dos absurdas acciones terminaron entregando el partido a la Real. Fleurquin culminó el despropósito gaditano al agarrar sin venir a cuento a Gari Uranga en el área pequeña, con el árbitro a dos metros de la jugada. Señaló Rubinos Pérez la pena máxima que Xabi Prieto convirtió en el segundo y definitivo gol de su equipo. El Cádiz anunció el fichaje del argentino Lobo. Deportivo (4- 4- 2) Molina; Manuel Pablo, Andrade, Juanma (Xisco, m. 77) Capdevila; Munitis, Sergio (Rubén, m. 70) Duscher, Romero (Momo, m. 59) Valerón y Tristán. Español (4- 3- 1- 2) Gorka; Moisés, Lopo, Jarque, David García; Fredson, Costa, Ito; De la Peña (Armando Sá, m. 68) Luis García (Zabaleta, m. 55) y Tamudo (Pochettino, m. 88) Árbitro Rodríguez Santiago. Mostró tarjeta amarilla a Duscher, Juanma, Manuel Pablo y Tamudo. Expulsó por doble amonestación a Moisés (m. 49) Goles 0- 1, m. 74: Fredson; 0- 2, m. 80: Armando Sá; 1- 2, m. 83: Tristán. Güiza celebra el gol mientras que Gavilán y Cotelo se aprestan a felicitarle EFE Un nimio detalle marca la leve diferencia entre Getafe y Sevilla Un tiro de Güiza dio la victoria a los azulones GETAFE SEVILLA 1 0 gen en el espejo, estaba claro que el partido se resolvería por un detalle, por un chispazo o un fogonazo. Lo dio Güiza, que llevaba un periodo demasiado largo con los fantasmas metidos en la cabeza. Brujuleó con el balón por la frontal del Sevilla y de pronto tuvo la inspiración, lanzó un disparo ni muy duro ni muy esquinado, pero con la fortuna de que uno de los defensores tapó la visión del inesperado tiro a Palop, que no la vio. Cuando quiso reaccionar, ya tenía el balón encima y camino irremediable de la red. La relajación del Deportivo alivia las penas del Español JOSÉ LUIS JIMÉNEZ LA CORUÑA. Muy poca gente en Riazor, gradas medio vacías en miércoles, poco ánimo en un equipo sin hacer, y mucha relajación en un Deportivo que se mueve como pez en el agua cuando los partidos se disputan a favor del músculo. El Deportivo no pareció el grupo que Joaquín Caparrós pretende armar a partir de la velocidad, la casta y la entrega, y el Español metió el cuchillo a fondo. Dos zarpazos le bastaron al equipo de Lotina para llevarse la victoria cuando tenía un jugador menos. Toda la insistencia defensiva del Español en la primera mitad chocó contra las carencias de su situación en la zona baja de la tabla. El Deportivo dominó con claridad, pero se resquebrajó por la misma grieta de tantas tardes, su falta de definición ante el gol. Valerón alegró algo la cara a los aficionados, pero sus ocurrencias no fueron suficientes. La exagerada expulsión del defensa españolista Moisés no cambió gran cosa el panorama. Caparrós buscó soluciones en el banquillo con Momo y Rubén. Un intento que en nada pudo cambiar el destino ayer en Riazor. Fredson no sorprendió a nadie en el estadio con su gol, porque el Deportivo tenía un aspecto muy apagado. La zozobra se convirtió en naufragio con el segundo gol de los catalanes, obra de Armando Sá. De perdidos al río, con diez minutos por delante, el Deportivo se fajó entonces con una gran dosis de bravura y ambición. La costumbre en el fútbol cuando no hay escapatoria. Pero sólo llegó hasta la mitad del camino. Un gol de Tristán en el minuto 83 dio unos instantes de esperanza a la grada. Trabajo estéril. El Español rompió su tendencia derrotista y se va feliz a las vacaciones. MÁLAGA VILLARREAL 0 0 Málaga (4- 4- 2) Arnau; Gámez, César Navas, Sanz, Valcarce; Edgar, Alexis, Antonio Hidalgo, Nacho; Salva (Esteban, m. 81) y Usero (Morales, m 46) Villarreal (4- 2- 3- 1) Viera; Kromkamp, Gonzalo, Peña, Alcántara; Senna, Josico (Arzo, m. 49) Guayre (Figueroa, m. 77) Riquelme, Cazorla (Roger, m. 81) y Forlán. Árbitro Teixeira Vitienes. Amonestó a Usero, Gámez, Edgar, Sanz, Kronkamp, Alcántara y Gonzalo. JOSÉ MANUEL VELASCO MÁLAGA. Málaga y Villarreal pusieron el broche al año futbolístico de 2005 con un reparto de puntos (0- 0) que supo a poco. Los visitantes dominaron en la primera mitad y los locales lo hicieron en la segunda. pero ninguno vio el gol. Las bajas blanquiazules obligaron a Tapia, a disponer una alineación con numerosa presencia de canteranos, que supieron aguantar la primera mitad en la que los amarillos demostraron con creces como debe tratarse el balón. En la reanudación, Teixeira Vitienes no señaló un claro penalti a Morales. Luego indicó como penalti un piscinazo de Edgar. Lo lanzó Salva, quien no acertó y ya acumula nueve jornadas sin marcar. Getafe (4- 2- 3- 1) Calatayud; Contra (Redondo, m. 90) Belgenguer, Matellán, Pernía; Rivas (Pulido, m. 82) Vivar Dorado; Cotelo, Riki, Gavilán; y Güiza (Alberto, m. 77) Sevilla (4- 4- 2) Palop; Crespo (Luis Fabiano, m. 73) Aitor Ocio, Dragutinovic, David; Jesús Navas, Martí, Maresca, Puerta (D. Capel, m. 59) Kanouté (Kepa, m. 59) y Saviola. Árbitro Mejuto González, del Comité asturiano. Enseñó tarjeta amarilla a Rivas, Crespo, Güiza, Aitor Ocio y Riki. Mostró la cartulina roja directa a Cotelo en el minuto 79 por una dura entrada a Martí. Gol 1- 0, m. 37: Güiza. JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Partido entre gemelos, o casi. Buenas defensas, exquisito trato del balón, disciplina en la presión y... escasa puntería ante el portal contrario. El Getafe y el Sevilla se parecieron en todo, hasta en el momento de elegir dar el do de pecho y lanzarse hacia delante para crear ocasiones. Tenía una oportunidad el equipo andaluz y la contra o respuesta de los de Schuster era inmediata, tan buena y tan peligrosa como la anterior, pero con el mismo resultado, disparo fallido en el último instante, un mal que viene acosando a ambos equipos durante toda la temporada, especialmente a los azulones. Fue un rival duro el Sevilla para los de la zona sur de Madrid. Es un equipo que no se arruga, que no se echa atrás más de lo necesario y que creó muchos problemas en ataque mientras a Jesús Navas le duró la gasolina, que fue toda la primera mitad. Con un equipo puesto ante su ima- Un sólido muro Para el Getafe el tanto fue oro puro, por lo que le cuesta encontrar red y por lo que también le cuesta al Sevilla hacer lo mismo. Un gol era agua en el desierto porque estaba claro que a ambos le costaba un horror encontrar puerta. Así fue, el Sevilla se puso de inmediato a la tarea, pero tropezó con el de siempre, Belenguer, que volvió a hacer un partidazo, y también con las oportunas paradas de Calatayud, que se redimió de fallos anteriores. Al Getafe se le puso el partido como más le gustaba, con el Sevilla abriendo líneas y con Diego Rivas barriendo todo el medio campo andaluz filtrando los ataques, no muy repletos de luces, que lanzaban los de Juande. En la contra siempre se mostró muy peligroso el conjunto de Schuster, pero con las persianas bajadas en los metros finales. El Sevilla, ni eso pudo hacer. El Getafe le fue cerrando todos los caminos y los visitantes no tuvieron ideas ni recursos ofensivos para desbordar el sólido muro azulón, Así, el partido se le fue yendo de las manos a los andaluces sin tener nada entre ellas con lo que construir algo positivo.