Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 JUEVES 22 12 2005 ABC Madrid Más de 500 escolares convierten la calle de Serrano en una batalla campal, con dos policías heridos Un herido grave y tres detenidos por agresiones y destrozos urbanos b Los alumnos del colegio Ramiro de Maeztu cortaron la calle para celebrar su particular comienzo de la Navidad: el lanzamiento de huevos a otros adolescentes JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Una tradición escolar, la de lanzar huevos a los compañeros de otro colegio, transformada en una verdadera batalla campal. El escenario, la concurrida calle de Serrano; los protagonistas, medio centenar de jóvenes debidamente organizados para hacer frente a las fuerzas del orden; las consecuencias, destrozos en el mobiliario urbano, vehículos dañados, persecuciones callejeras, tres heridos y otros tantos detenidos. La fiesta del huevo que todos los años organizan los escolares del Instituto Ramiro de Maeztu de Madrid para celebrar la llegada de la Navidad, enturbió la tranquilidad matutina de una calle envuelta en la vorágine de las habituales compras navideñas: Serrano, a la altura del número 127- -cerca de la plaza de la República Argentina- fue cortada por unos doscientos jóvenes que estaban dispuestos a mantener su tradición a toda costa. Conscientes de lo que ocurrió en años anteriores, varias dotaciones del Cuerpo Nacional de Policía se habían distribuido por la calle para evitar males mayores desde primera hora. Pero no fue posible, porque a los primeros 200 se fueron uniendo decenas de adolescentes, hasta superar los 500. Piedras y botellas contra pelotas Sin embargo, la Policía no permitió continuar con la fiesta callejera e intentó restablecer el tráfico de esta arteria madrileña, lo que derivó en una batalla campal. Porque los más jóvenes se encargaron de cargar con piedras, botellas, huevos y petardos de gran potencia según la Jefatura Superior de Policía. La batalla fue a más, y los alumnos del colegio- -a los que se unieron otros de más edad- -comenzaron a atacar vehículos y a destrozar de parte del mobiliario urbano. El resultado, un taxi, dos motos y un furgón policial dañados por los impactos de las piedras. Fue entonces cuando la Policía comenzó a cargar contra los escolares, según varios testigos, utilizando pelotas de goma para dispersarles. Así, los agentes consiguieron identificar hasta quince manifestantes de entre 15 y 21 años en las cercanías del colegio. Sin embargo, las agresiones con- Dos agentes inmovilizan a un joven y le detienen, tras la batalla campal Arrestados 13 jóvenes por agredir y robar a varios menores en Humanes La Guardia Civil ha detenido a 13 jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, por haber robado y agredido a otros dos chicos; uno de ellos sufrió lesiones graves. Los hechos ocurrieron en Humanes. El suceso tuvo lugar este fin de semana, cuando un grupo de entre diez y quince jóvenes había agredido supuestamente a un menor de edad, al que causaron lesiones graves, y a otro joven que le acompañaba y al que sustrajeron tres anillos, un colgante y un cordón de oro. Las pesquisas de los agentes a lo largo del fin de semana, basadas en las descripciones y datos aportados por testigos, y en los lugares de ocio y tránsito donde pudieran reunirse los jóvenes, fueron posibilitando la identificación de los trece chicos, vecinos de esa localidad, como presuntos autores de los hechos delictivos. Estos jóvenes- -la mayoría de ellos ya habían sido detenidos en ocasiones anteriores por delitos contra el patrimonio- -tienen entre 18 y 22 años, excepto cuatro que son menores de edad. tra la Policía fueron a más y, por ello, los agentes detuvieron a tres jóvenes de 16 años. A uno de ellos le capturaban mientras lanzaba canicas de cristal contra los alazanes -la policía motorizada- pero se resistió tanto, que llegó a propinar un cabezazo a uno de los agentes; el segundo detenido había propinado un puñetazo a uno de los agentes; y el tercero fue detenido al lanzar una botella contra un policía, al que hirió en el brazo. Estos dos últimos policías tuvieron que ser atendidos en el lugar del suceso por efectivos del Samur- Protección Civil. Los tres detenidos fueron trasladados posteriormente al Grupo de Menores de la Policía Judicial, a la espera del dictamen del Fiscal de Menores. Se han pasado Mientras tanto, un alumno de 15 años del Instituto Ramiro de Maeztu cayó desde el tejado de un garaje, situado a 3 metros de altura y se golpeó la cabeza contra el suelo. El adolescente, ingresado en la UCI del Hospital del Niño Jesús, se encontraba al cierre de esta edición estable dentro de la gravedad. después de ser sometido a una craniectomía descompresiva, según informaron fuentes hospitalarias. Y, como suele ocurrir en este tipo de incidentes, los más jóvenes no dudaron en expresar sus molestias ante lo que ellos denominaban como una agresión policial Así fue tachada la