Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional JUEVES 22 12 2005 ABC Los radares detectaron desde agosto casi 1.000 coches al día con exceso de velocidad Se prevén 17 millones de desplazamientos en Navidad; en 2004 hubo 137 muertos ABC MADRID. Entre agosto y noviembre los 37 radares fijos instalados en las carreteras detectaron una media de 833 infracciones al día por exceso de velocidad, lo que supuso la tramitación de casi 100.000 denuncias en ese periodo. Esta cifra aumentará a partir de hoy cuando entran en servicio otros 41 nuevos radares de los 500 previstos hasta 2007, según informó ayer la Dirección General de Tráfico (DGT) El objetivo es reducir la siniestralidad, de ahí que se hayan colocado en los puntos sensibles es decir en aquellos tramos en los que la velocidad es la causa fundamental de los accidentes o en las zonas donde se produce un gran número de ellos. La DGT pretende que los conductores dispongan de toda la información precisa sobre los puntos en los que haya controles de velocidad porque la finalidad no es recaudadora sino preventiva Así, se señalizarán anticipadamente dichos controles mediante paneles informativos, se hará público el mapa con la situación de los radares y se difundirán los resultados. Ayer, Tráfico ofreció algunos de esos datos. Según los mismos, los agentes de Tráfico controlaron el año pasado mediante radares móviles 20 millones de vehículos y denunciaron a Reparto por comunidades Con la entrada en funcionamiento hoy de 41 nuevos radares fijos, son 78 los que ya están funcionando, distribuidos por buena parte de las carreteras. Dado que su objetivo es reducir la siniestralidad, vinculada en gran medida al exceso de velocidad, se han colocado en los puntos sensibles tramos donde la velocidad es la causa fundamental de accidentes y en zonas de concentración de siniestros, o en sus proximidades en función de las condiciones técnicas favorables. La distribución por comunidades es la siguiente: Madrid 17 radares fijos. Castilla y León, 12 Andalucía, 10 Galicia, 9 Castilla La Mancha, 9 Comunidad Valenciana, 7 Aragón, 6 Extremadura, 4 Murcia, 4 647.000 conductores. Entre enero y octubre de este año se controló a 19 millones de coches y hubo 564.000 denuncias, un número ligeramente menor. Junto a los datos, ayer fue también el día de las advertencias por parte de la DGT ante la campaña de Navidad. Desde hoy se pone en marcha la campaña de divulgación de consejos para prevenir accidentes, con el eslogan Feliz regreso que persigue que todos nos encontremos nuevamente al final de las vacaciones en palabras del director general de Tráfico, Pere Navarro. La operación especial de Navidad co- menzará mañana viernes y se prolongará hasta el domingo 9 de enero, un periodo de tiempo en el que se prevé que se produzcan 17 millones de desplazamientos. Navarro alertó a los conductores para que extremen la prudencia a la hora de conducir en estas fechas, con malas condiciones climatológicas y en las que se abusa del alcohol. El objetivo de la DGT es que sigan disminuyendo las víctimas mortales en estas fechas: en 1991 fallecieron más de 300 personas en las carreteras, en 2003 fueron 195 y el pasado año 137. Posible llegada de una masa de aire muy frío tras Navidad Una masa de aire muy frío procedente del centro de Europa podría entrar por el nordeste de España en la tarde- noche del lunes próximo, día 26 de diciembre, según explicó el Instituto Nacional de Meteorología a ABC. Sin embargo, la certeza de que esto ocurra era, ayer, sólo del 30 o 40 por ciento como máximo Esa masa de aire muy frío afectaría inicialmente al País Vasco, Navarra, Aragón y norte de Cataluña, y se extendería al resto de la Península entre el miércoles y el jueves con temperaturas máximas en el interior peninsular de cinco grados y mínimas por debajo de los cino bajo cero. Mañana, Meteorología tiene previsto dar una nota con las previsiones para estas fechas navideñas. Sin embargo, a día de ayer, sólo era seguro que este fin de semana (Nochebuena y Navidad) será tranquilo, con temperaturas más bien suaves, nubes altas y medias y lluvias débiles en el suroeste Uno de los detenidos ayer cuando fue puesto a disposición judicial ELENA CARRERAS Los jóvenes que quemaron viva a una indigente dicen ahora que creían que la garrafa tenía agua ABC BARCELONA. La juez de guardia de Barcelona ordenó ayer el ingreso en prisión incondicional para Ricard P. B. y Oriol P. S. los dos jóvenes de 18 años detenidos por quemar viva el pasado viernes a una indigente que dormía en un cajero de Barcelona. El otro detenido por este caso, un menor de 16 años, fue ingresado anteayer en el centro de internamiento juvenil de Mollet del Vallés y ayer fue trasladado a otro cercano, también de régimen cerrado. Los dos jóvenes mayores de edad se negaron a declarar ante la juez, alegando su estado de aflicción según explicó a Efe el abogado de Ricard P. B. Juan Antonio del Moral, quien anunció que recurrirá el auto de prisión. La juez imputa a los dos jóvenes un delito de asesinato relacionado con los artículos 139 y 140 del Código Penal, que conllevan penas de prisión de entre 20 y 25 años. Según explicó Del Moral a la salida de los juzgados, los dos jóvenes habían tomado varios chupitos de absenta horas antes del suceso. Pensaban que era agua Además, afirmó que los agresores sólo quisieron asustar a su víctima, ya que nunca pensaron que la garrafa con la que rociaron a la indigente, y que cogieron de una obra cercana al cajero, pudiera contener líquido inflamable Sencillamente pensaron que era agua, y quisieron hacer una broma, una gamberrada para que la mujer, que les había insultado, se fuera de allí añadió. El abogado de Ricard P. B. aseguró que los jóvenes no prendieron fuego a la víctima tras rociarla, sino que se produjo una deflagración accidental quizás provocada por el contacto con algún cable del cajero Incluso dijo que pedirá explicaciones a la constructora y al ayuntamiento por permitir la presencia de un bidón con líquido inflamable al alcance de cualquiera. Pero fuentes de la investigación contradijeron esta versión y señalaron que la garrafa, de 25 litros, llevaba una etiqueta visible informando de su contenido y que, además, estaba en el segundo piso del andamio de las obras y no al alcance de cualquiera por lo que los agresores tuvieron que escalar para cogerla.