Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 12 2005 Deportes 101 JOAQUÍN CAPARRÓS Entrenador del Deportivo El éxito individual llega por medio del colectivo Los últimos triunfos del Deportivo le han aupado a puestos de Liga de Campeones de la mano de un técnico que asegura que exige tanto a los jugadores como se exige a sí mismo TEXTO: JOSÉ MANUEL CUÉLLAR MADRID. Lleva 23 años de entrenador, desde que se retiró a los 26 como jugador. Y es mucho tiempo. Este sí que es un hombre hecho a sí mismo. Empezó en el San José Obrero y después de un largo peregrinaje dejó su sello en el Sevilla. Para los que pensaron que fue un accidente, ha metido al Depor en el grupo de cabeza con los escasos mimbres de la temporada pasada. ¿Se encontró un grupo tan acabado y hundido como se dice? -Pues no, todo lo contrario, había mucha predisposición por parte de los jugadores y así todo se hace más fácil. La verdad es que esto fue un reto para mí. Venir de un sitio tan diferente y después de haber estado cinco años en Sevilla no es fácil, pero creo que me he amoldado muy bien y en eso ha tenido que ver mucho la buena disposición que ha tenido el vestuario. ¿Incluido Tristán? Se supone que no es lo mismo conducir a un jugador como Munitis, que se cuida tanto que pesa la comida en los restaurantes, que a un futbolista como Diego Tristán. -A mí no me parece que sea tan complicado como se dice. Lo importante es hablar con claridad con el jugador, hacerle ver que es bueno para él mismo. Cierto es que al principio hay quien se lo toma a mal, pero a la larga te lo agradecen y, es más, con esos jugadores es con los que luego he mantenido una mejor relación. -En este largo recorrido habrá cambiado mucho de sistema ¿o siempre fue fiel al mismo? -Para nada, cuando empecé en esto andaba con los marcadores fijos, un hombre libre, persecuciones individuales y todo eso. Pero a los cuatro años cambie a zona y debí ser uno de los primeros que lo hice. Es bueno porque compromete a cada uno con sus compañeros y promueva el colectivo. ¿Y adapta el sistema a la plantilla o al revés? -No, no, me muevo en función de la plantilla aunque procuro partir del 4- 4- 2, pero en realidad depende de lo que tengamos en cada momento. Muchas veces jugamos con dos medio centro, otras con rombo. Hay que ser flexible con eso y no encorsetar a nadie. -Pero usted es muy amigo del colectivo. -Una cosa no quita la otra. El orden es primordial pero luego las características de la plantilla mandan. No es lo Extensa trayectoria Como jugador: Real Madrid (juvenil A, amateur y Castilla) Pegaso, Leganés y Balompédica Conquense. Como entrenador: San José Obrero (1981- 82, 82- 83 y 83- 84) Campillo (1984- 85, 1985- 86) Montilla (1986- 87, 87- 88 y 88- 89) Seleccionador de la Federación Castellano- Manchega (1989- 90) Gimnástica de Alcalá (1991- 92) Conquense (1992- 93) Manzanares (1994- 95) Moralo (1995- 96) Recreativo de Huelva (1996- 97, 97- 98, 98- 99) Selección andaluza (1998- 99, 1999- 00) Villarreal (1999- 00) Sevilla (2000- 01, 01- 02, 02- 03, 03- 04, 04- 05) Deportivo de la Coruña (2005- 06) mismo tener dos laterales muy ofensivos que tenerlos defensivos, o uno que sube y otro que defiende. En fin, las cosas no son blancas o negras. -Se habla mucho de lo bien que motiva a sus futbolistas, ¿cómo lo hace? -Intento saber lo que piensa cada uno, hablo con ellos individualmente, que me digan lo que sienten y que se vean comprometidos con el grupo, con el proyecto. Procuro que el grupo esté motivado y también les exijo, les exijo mucho, pero ellos saben que tanto como me exijo a mí mismo, que nunca puedan decir es que el míster no hace esto, o lo otro... -Suena muy psicológico todo lo que dice. ¿Cree en que el técnico de hoy en día tiene que tener algo de psicólogo? -Por supuesto, es vital. Hoy en día el fútbol están tan igualado que la diferencia la marca precisamente esos pequeños detalles. Si un grupo no está psicológicamente preparado estará en desventaja con los demás. ¿Pero usted ha estudiado algo de todo esto? -Sí, hice mis pinitos. Soy diplomado en marketing y estuve diez años trabajando en una empresa del sector como jefe de equipo. Me fijaba mucho en los métodos de estimulación que hacían los americanos con su personal y aprendí sobre todo una cosa, que es lo que intento trasladar a los míos: el éxito individual llega por medio del éxito AP colectivo, del grupo en sí. -Otra clave de su éxito es el físico. De hecho todos los jugadores con los que trabaja están más delgados y finos. ¿También cree en los nutricionistas y todo eso? -Claro que creo en los especialistas. Unos clubes que tienen 3.000 o 5.000 millones de presupuesto no pueden permitirse no tener un grupo de nutricionistas o especialistas de todo tipo. Es fundamental porque un jugador es como un coche de carreras, y no se concibe que no tenga una buena puesta a punto o un buen servicio de mantenimiento. ¿Usted no baja los brazos nunca? ¿Nunca se relaja? -Eso no se puede hacer. Por ejemplo el partido de mañana (por hoy) ante el Español, Tenemos que desconectar de tanta euforia. Es una semana atípica, parece que estamos de fiesta, todas las luces están encendidas, estás pensando en ir a ver a la familia y eso puede que nos descentre, pero es algo que no puede pasar. -Otra característica suya: su fervor por la cantera. De hecho se habla de que en enero va a aligerar la plantilla del Deportivo para hacer hueco a los canteranos. -Bueno, lo de enero habrá que verlo, aún es pronto, pero sí, lo de la cantera es verdad y desde siempre, desde que empecé en el San José Obrero- -que saqué al chico ése, Bernal, con sólo 16 años- -he confiado en los jóvenes. No sé, me gusta trabajar con gente que tiene interés y hambre de triunfo. Una cosa está claro: conmigo el que tenga proyección y trabaje tendrá su oportunidad.