Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 21 12 2005 Nacional 13 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA PROPUESTA DEL GOBIERNO La propuesta que el Gobierno ha redactado como alternativa al Estatuto no sólo supone un vuelco a la financiación que propone Cataluña. También en aspectos como el blindaje de competencias, el Poder Judicial o las relaciones bilaterales los recortes son severos El Ejecutivo reduce los derechos históricos y niega los nacionales ABC financiación, uno de los Títulos más recortados por el Gobierno. No acepta un recurso de casación propio ante el Tribunal Superior, sustituto del que procede ante el Supremo. Cataluña no podrá proponer ternas para designar al fiscal superior de Cataluña precepto del Estatuto que desaparece sin más. El Consejo de Justicia catalán no podrá imponer al CGPJ el nombramiento de jueces ni sustituirle en su labor de sanción y supervisión de la actividad judicial. MADRID. La propuesta que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha remitido a los partidos catalanes como alternativa a su proyecto de Estatuto supone un recorte muy serio a la mayor parte de sus exigencias. Cataluña no será una nación. La fórmula para definir a Cataluña aún está por aclararse y este polémico apartado, del que el cuatripartito ha hecho bandera, será el último en negociarse. Donde el Estatuto señala Cataluña es una nación el Gobierno no opone ninguna definición alternativa. Simplemente deja en blanco el artículo 1.1. Derechos históricos. La alternativa del Gobierno supone un vuelco para el reconocimiento de los derechos históricos de Cataluña, tal como los reclama el Estatuto. Por ejemplo, el Gobierno se opone al reconocimiento de una posición singular de la Generalitat en relación con la educación (art. 5) A cambio, admite esa posición singular en relación con el derecho civil, la lengua, la cultura y la proyección de estas en el ámbito educativo Lengua catalana. La oferta del Gobierno cercena la exigencia estatutaria de que todas las personas en Cataluña tienen el derecho de utilizar y el derecho y el deber de conocer las dos lenguas oficiales Como alternativa, propone que todas las personas tienen el derecho de utilizar las dos lenguas oficiales y los ciudadanos de Cataluña el deber de conocerlas En cuanto a la imposición del conocimiento catalán en el ámbito de la Justicia, el Gobierno propone que sea un mérito, no un requisito. Tribunal de garantías estatutarias. El Gobierno suprime de facto y sin posibilidad de sustitución la creación de una sala específica de garantías estatutarias en el Tribunal Superior de Justicia catalán. Así, los actos que vulneren diversos derechos de los reconocidos en el Estatuto podrán ser objeto de recurso de acuerdo con los procedimientos previstos en las leyes Memoria histórica. El Ejecutivo permite a la Generalitat adoptar las iniciativas institucionales necesarias para el reconocimiento y rehabilitación de los catalanes perseguidos durante la dictadura. Lo que no permite es que el mantenimiento de esa memoria histórica lo sea hacia quienes lucharon por los derechos nacionales catalanes. Inmunidad de los diputados. El Gobierno se niega a aceptar la previsión estatutaria de que los miembros del Parlamento catalán no pueden ser inculpados ni procesados sin la autorización del Parlamento Poder Judicial. Es, junto con el de la Competencias. El Gobierno amputa la previsión del artículo 110 del Estatuto, que atribuye a la Generalitat un blindaje en su favor de competencias exclusivas que corresponden al Estado. La famosa fórmula íntegra y excluyente ha sido reducida por el Ejecutivo a íntegra Tampoco corresponderá a la Generalitat únicamente el ejercicio de las potestades legislativa, reglamentaria y ejecutiva referidas a esas competencias. Se establece así la supremacía de las leyes del Estado sobre la ley estatutaria. El Gobierno rechaza la exclusividad que se atribuye Cataluña en hasta 18 competencias del Estado. Bilateralidad en las relaciones. La Comisión Bilateral Generalitat- Estado seguirá existiendo, pero no con las exigencias que demanda el Estatuto. Cataluña podrá elaborar proyectos normativos del Estado que afecten a intereses de esa Comunidad, pero suprime la expresión: Especialmente cuando se trate de normas básicas u orgánicas y de las que tienen como función delimitar las competencias Enseñanza. El control total sobre la educación de los estudiantes catalanes también sufre un severo recorte. El Gobierno no asumirá que la Generalitat se arrogue la competencia exclusiva sobre los niveles, las especialidades o la programación de la enseñanza. Plurinacionalidad. No se reconoce la plurinacionalidad del Estado como plantea el texto estatutario, para regular las relaciones de la Generalitat con el Estado. La Generalitat es Estado pero no por el principio de autonomía, de plurinacionalidad del Estado y por el principio de bilateralidad, sin excluir el uso de mecanismos de participación multilateral Según el Gobierno, en efecto, la Generalitat es Estado, pero por el principio de autonomía y por los de bilateralidad, multilateralidad, de coordinación y de colaboración Además, Cataluña no tiene sólo en la UE su espacio político y geográfico, sino en el Estado español y en la UE El Gobierno se opone a reconocer la plurinacionalidad del Estado como demanda el Estatuto