Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Economía MARTES 20 12 2005 ABC Gerona es la ciudad más cara de España y Badajoz la más barata, según las cajas Funcas señala a Andalucía como la comunidad más consumidora, y a Madrid como la que menos b Navarra, Madrid, País Vasco, Poder de compra en 2004 Nivel relativo de precios de consumo LAS DIEZ PROVINCIAS MÁS CARAS Precios Provincias 1 Gerona 2 Barcelona 3 Vizcaya Índice poder de compra 106,96 106,24 106,06 105,95 104,29 104,27 104,17 102,81 102,79 101,78 Renta familiar ajustada 126,3 102,4 121,4 112,4 104,0 111,3 115,8 104,4 108,2 92,4 LAS DIEZ PROVINCIAS MÁS BARATAS Precios Provincias 1 Badajoz 2 Cuenca 3 Ciudad Real 4 Cáceres 5 Albacete 6 Zamora 7 Soria 8 Orense 9 Tenerife 10 Toledo Índice poder de compra 87,89 88,89 89,63 90,24 91,88 92,03 92,45 92,50 92,88 93,01 Renta familiar ajustada 92,3 116,6 102,9 94,8 95,8 98,3 126,1 95,7 102,2 99,0 Infografía ABC Baleares, Aragón y La Rioja ya han alcanzado el punto de convergencia en su nivel de renta con la Unión Europea de los Quince MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO MADRID. La evolución económica es determinante para marcar las diferencias entre las comunidades autónomas, las rentas de sus habitantes o la carestía de la vida; sin embargo, un nuevo factor ha venido a sumarse a estas diferencias: el fenómeno de la inmigración, según el Balance Económico Regional de la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) cuyas principales conclusiones son, entre otras, que la ciudad de Gerona es la más cara de España y Badajoz es la más barata o que Andalucía es la comunidad donde más se consume y, sorprendentemente, Madrid donde menos se gasta. La radiografía económica que hace Funcas de España refleja el nivel de vida de las diferentes autonomías, partiendo de las rentas dinerarias para conocer la renta familiar, donde nuevamente salta la sorpresa, porque frente a lo que se podría esperar, las dos regiones más desarrolladas (Madrid y Cataluña) ocupan la posición séptima y novena por renta familiar, lo que viene a demostrar que existen otros aspectos ajenos al desarrollo económico, como puede ser el número de ciudadanos marginados, lo que crea las diferencias en el bienestar social. Así, en renta familiar la distribución sería la siguiente en 2004: País Vasco (117,5 sobre un nivel de 100) Navarra (115,8) Castilla y León (114.1) La Rioja (111,3) Aragón (111,0) Melilla (110,7) Madrid (108,2) Canarias (104,8) Cataluña (104,5) Baleares (104,0) Ceuta (104,0) y Castilla- La Mancha (100,2) Todas estas regiones se situarían por encima del nivel 100 de renta total. Por debajo de ese nivel se encuentran: Cantabria (98,1) Comunidad Valenciana (97,3) Galicia (94,8) Extremadura (93,3) Asturias (92,4) Andalucía (83,9) y Murcia (81,6) Sin embargo, los niveles económicos medidos en términos de saldos externos por habitante, lo que se conoce como el cuadro macroeconómico del país, muestra que el mayor saldo exportador correspondió en 2004 a Cataluña (10.359,6 millones de euros) seguida de Madrid (7.850,9 millones) y Comunidad Valenciana (2.616,0 millones) pero medido en términos por habitante resulta que son Navarra (2.065 euros por habitante) y Baleares (1.794 euros) las que ocupan las primeras posiciones. En total siete comunidades muestran superávit en su saldo con el exterior (se suman a las ya mencionadas País Vasco y La Rioja) Y con déficit en su saldo con el exterior se encuentran las diez regiones restantes, destacando Andalucía -17.876 millones de euros) Castilla y León -7.669,4) y Castilla- La Mancha -7.389,8) El informe de Funcas explica que la mayor parte de este saldo negativo se financia con transferencias públicas interregionales, y en buena medida, por el sector privado que mejora la demanda interna al invertir en áreas más retrasadas. 4 Guipúzcoa 5 Baleares 6 La Rioja 7 Navarra 8 Lérida 9 Madrid 10 Asturias Fuente: Balance económico regional: 2000- 2004 FUNCAS, diciembre 2005 Consumo privado Otro factor analizado es el consumo privado, donde nuevamente vuelven a sorprender los datos, ya que las autonomías más consumidoras con relación a su renta interior fueron en 2004 Andalucía, Extremadura y Castilla- La Mancha, mientras que entre las menos gastadoras se sitúan Madrid, Baleares y Navarra a la cabeza. También en gasto público se observa una correlación pareja, al ocupar Extremadura, Canarias y Andalucía las primeras posiciones sobre el mayor gasto, mientras que son Baleares, Madrid y Cataluña las regiones con menor gasto público en 2004. La población inmigrante crece al 300 y la española al 1,8 Uno de los datos más destacados del informe es la evolución de la población inmigrante, que entre 2000 y 2004 ha crecido un 299,6 esto es, en cuatro millones de habitantes, mientras que la población española ha aumentado un 1,8 en esos mismos cuatro años. Como consecuencia de este cambio se observan una serie de tendencias que el Balance Económico Regional de Funcas califica de preocupantes ya que la inmensa mayoría de los inmigrantes se localizan en Madrid, costa mediterránea y archipiélagos. De continuar en los próximos años esta fenómeno, se verán afectadas por la despoblación zonas del interior de Galicia, Asturias y las provincias castellano- leonesas más próximas a Portugal. De esta forma, Funcas llega a la conclusión de que hay una nueva configuración del mapa demográfico español Apertura al exterior Además, otro dato a tener en cuenta es la apertura al exterior, donde por volumen de producción resultó que Canarias, Cataluña y Madrid ocuparon las primeras posiciones, mientras que se mostraron como las economías regio- nales más cerradas Asturias, Castilla y León y Castilla- La Mancha. Por último, el estudio de Funcas analiza el desarrollo económico regional, llegando a la conclusión que siete autonomías sobrepasan significativamente el desarrollo medio español (País Vasco, Madrid, Navarra, Cataluña, Aragón, Baleares, La Rioja) en términos de PIB por poder de compra, y se observa un comportamiento desigual en Melilla, Castilla y León, Ceuta y Galicia. Las comunidades autónomas más retrasadas son: Asturias, Extremadura, Murcia y Andalucía, con unos niveles que no alcanzan el 90 del desarrollo medio del país. Por último, por lo que respecta a la convergencia con la UE a Quince, el mayor desarrollo se localiza en el norte de España, Madrid, Baleares y costa mediterránea del nordeste. Ya han alcanzado la convergencia: Navarra, Madrid, País Vasco, Baleares, Cataluña, Aragón y La Rioja. Economía anuncia un superávit del Estado de más del 0,1 del PIB y un cambio en el patrón de crecimiento ABC MADRID. El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) este año refleja una tendencia hacia la modificación gradual de la composición de su crecimiento, moderándose la contribución de la demanda nacional y reduciéndose la aportación negativa de la demanda externa, según recoge el último boletín de Síntesis de Información Económica del Ministerio de Economía. En dicho boletín se destaca que la tendencia alcista del PIB desde 2004, tras crecer un 3,5 en el tercer trimestre (más de dos puntos por encima de la zona euro) señala que, pese a esta ligera mejora del patrón de crecimiento, la demanda in- terna, estimulada por los bajos tipos de interés y la creación de empleo, sigue tirando del crecimiento económico, informa Ep. Sin embargo, la desaceleración del consumo interno y de la inversión en el tercer trimestre del año en comparación con el trimestre precedente, aunque el consumo de las familias crece a tasas superiores a las registradas por la remuneración por asalariado. Pese al vigor del consumo privado y la tendencia descendente de la tasa de ahorro familiar, Economía afirma que posiblemente el ritmo de descenso del ahorro de los hogares ha empezado a atenuarse En cuanto al sector exterior, admite que la aportación de la demanda exter- na a la economía sigue siendo negativa, ante un aumento de las importaciones muy superior a las exportaciones. Y por el lado de la oferta, Economía destaca el dinamismo de la construcción y del sector servicios, en contraste con el reducido crecimiento de la actividad industrial, afectada por la debilidad de las exportaciones y la competencia de las economías emergentes. En empleo se produjo un aumento del 3,2 en el tercer trimestre, mientras que la tasa de paro se redujo hasta el 8,4 de la población activa. Por su parte, las cuentas públicas muestran una situación muy positiva de los ingresos, ante la expansión de las rentas brutas, por lo que cabe esperar que el conjunto de las cuentas públicas registre en 2005 un superávit sensiblemente mayor que el 0,1 del PIB previsto, y que continúe descendiendo apreciablemente la deuda pública. Economía concluye que con este cambio se podrán atender los problemas que pueda presentar el envejecimiento de la población en el futuro.