Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional MARTES 20 12 2005 ABC Un rancho de arroz, calamares fritos y cordero El presidente del Gobierno, que durante su rápido viaje a Afganistán vistió un tres cuartos militar para protegerse del frío, no quiso recibir durante esas horas un trato especial más allá del derivado de su cargo. Así, José Luis Rodríguez Zapatero compartió rancho con los soldados, que consistió en un arroz, calamares fritos y cordero. Antes, Zapatero había podido comprobar in situ los resultados de la ayuda española distribuida a través de la Agencia Española de Cooperación. Visitó el hospital de campaña Role- 2, que ya ha atendido a 1.822 pacientes españoles, 470 afganos, 201 de la coalición y ha realizado seis intervenciones quirúrgicas. Es precisamente el capitulo sanitario uno de los tres puntales de la actuación española en Afganistán, junto con el abastecimiento de agua y la creación de una red de carreteras. El presidente del Gobierno, junto a Bono y Moratinos, en el homenaje a los militares muertos en Afganistán EFE Zapatero rinde homenaje a los 17 caídos en Afganistán en el lugar donde murieron Destaca el civismo de las familias de los militares muertos en el helicóptero Ejecutivo, acompañado de Bono y Moratinos, terminó esta madrugada su viaje sorpresa a Afganistán con una visita a la base militar de Camp Arena CARLOS HIDALGO. ENVIADO ESPECIAL HERAT (AFGANISTAN) El viaje sorpresa a Afganistán del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zaptero, que realizó sólo unas horas después de acusar al primer partido de la oposición de hacer gala de un patriotismo de hojalata sirvió para sacarse una espina al jefe del Ejecutivo- -rendir homenaje in situ a los 17 militares muertos en agosto al estrellarse su helicóptero- -y también para llevar ánimo a nuestras tropas. Zapatero, que dio muestras en todo momento de sentirse como en casa, ofreció además una de las imágenes más insólitas desde su llegada al poder al dejarse fotografiar haciendo la ola con sus ministros de Defensa y Exteriores, José Bono y Miguel Ángel Moratinos, respectivamente, y un nutrido grupo de militares. El mal tiempo hizo temer en algún momento que no pudiera celebrarse el acto de homenaje a los 17 militares fallecidos el pasado 16 de agosto en el área afgana de Casma Khani. Sin embargo, finalmente el presidente del Gobierno pudo viajar a la zona desde la base española de Herat a bordo de un helicóptero de la misma clase del sib El jefe del niestrado aquel fatídico día. Y es que, según explicó el propio presidente, tenía un deber conmigo mismo El acto de homenaje, al que asistieron decenas de afganos, fue particularmente emotivo. Rodríguez Zapatero, acompañado de un chiquillo de este país, plantó un primer árbol en señal de recuerdo, algo que se repitió hasta 17 veces, una por cada víctima de aquel suceso. Con los ojos arrasados por las lágrimas, los compañeros de los malogrados entonaron La muerte no es el final tras lo cual el presidente del Ejecutivo; José Bono- -éste, visiblemente emocionado- -y Moratinos colocaron un corona de flores a los pies de un pequeño altar. Antes de abandonar definitivamente Herat- -no pudo cumplir su deseo de visitar la base de Qala- i- now al tratarse de un viaje peligroso por el mal tiempo reinante- Rodríguez Zapatero quiso pronunciar unas palabras ante los militares allí desplazados. Como no podía ser de otra manera, el presidente comenzó su intervención mostrando sus condolencias por las muertes de El presidente del Gobierno afirma que viajar al lugar de la tragedia era un deber conmigo mismo un cabo primero y un marinero en la fragata Extremadura en El Ferrol. A continuación, transmitió a los soldados el apoyo, cariño y reconocimiento de parte del Rey y puso como ejemplo de civismo a las familias de los diecisiete fallecidos, a los que, dijo, tendremos siempre en la memoria Tras señalar que nuestros soldados contribuyen a la esperanza de reconstrucción de un pueblo lleno de desesperanza destacó que España está en Afganistán magníficamente representada por hombres que llevan la bandera de un país de paz, comprometido con muchos países del mundo por un futuro distinto para pueblos como el afgano El jefe del Ejecutivo, que tenía al fondo la bandera española, subrayó finalmente que los soldados aportan seguridad y transmiten humanidad, cercanía y solidaridad Tras la breve intervención, el presidente del Gobierno dio por finalizada su visita relámpago, que también aprovechó para regalar turrones, y por supuesto cava, a los militares españoles destinados en este país. Mueren dos marineros en Ferrol tras la explosión de una tubería de vapor de la fragata Extremadura ANA MARTÍNEZ FERROL. Dos tripulantes de la fragata Extremadura -que será retirada en 2009- -perdieron la vida en la madrugada del domingo al lunes tras la explosión de una tubería. Los fallecidos, que pertenecían a la especialidad de máquinas de la Armada Española, son el cabo primero Francisco Javier Pérez Castrillón, de 28 años, soltero y natural de Bilbao; y el mari- nero Erik Noval Gómez, de 20 años, residente en La Coruña. El accidente ocurrió sobre las 2.20 horas, justo en el momento en el que el buque se preparaba para zarpar y dar cumplimiento a la misión de realizar unas pruebas de mar junto a la Méndez Núñez Al parecer, las calderas funcionaban en régimen automático cuando, por causas que todavía se desconocen, se produjo un fuer- te estallido, concretamente en un caño que conduce el vapor a alta presión hacia las turbinas de propulsión. Según relató uno de los bomberos que participó en el rescate de los cuerpos, la temperatura de la sala rondaba los 150 ó 200 grados, lo que dio lugar a que el trabajo se volviese muy penoso, y a que lográsemos sacar a las víctimas, ya sin vida, con gran dificultad entre todo un amasijo de hierros Este es el segundo accidente mortal que se registra este año en corbetas atracadas en Ferrol, después de la muerte por asfixia el pasado 11 de mayo de cuatro operarios que trabajaban en el interior de un tanque de la F- 311 Roald Amundsen