Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 12 2005 Economía 81 JUAN VELARDE FUERTES CRISIS PORTUGUESA Y PROBLEMA PARA ESPAÑA ortugal, fundamentalmente como fruto de una desatinada política del socialista Guterres, vive en una grave crisis económica. Pero como es el cuarto comprador de bienes exportados por España- -adquiría alrededor del 10 de nuestras ventas al exterior, cuando estalló en 2003 la crisis, casi igual que Italia y sólo por detrás de Francia y Alemania- -y es también el octavo receptor de inversiones directas españolas, la observación de lo que sucede en su economía es muy importante para todos nosotros. El generador básico de esta penosa situación es un colosal déficit del sector público. A pesar de saber que su tope, al estar en la zona del euro, es del 3 del PIB, este año de 2005 se cerrará con un 6,2 Pero los esfuerzos estabilizadores complican las cosas. Cristina Ferreira, en Público de 6 de diciembre 2005, glosa un reciente trabajo, A Situaçao de Portugal del jefe del Servicio de Estudios del BBVA Portugal, David Coejo, donde señala que la economía portuguesa va a concluir 2005 con el peor de los escenarios posibles: bajo crecimiento e intensificación de los desequilibrios estructurales Lo complican todo las tendencias alcistas salariales. Ahora mismo se observa con el conflicto de la planta de Palmela, con 6.000 trabajadores, de Autoeuropa- Volskswagen. Si bien los precios crecen sólo un poco más del 2 el desempleo lo hace con fuerza. En Diario Económico también del 6 de diciembre de 2005, Luis Reis Ribeiro nos informa que en enero de 2002 la tasa de paro era de algo menos del 5 en noviembre de 2005 con unos 500.000 desempleados, la tasa es del 7,7 Medio millón de parados en Portugal es cifra análoga a si en España existiesen 2,5 millones, una cifra aun peor que la terrible de 2003. Al enfrentarse las familias lusitanas con esto, más un nuevo ciclo de subidas de tipos de interés, generan una caída muy fuerte en la demanda interna, que se observa en estos mismos momentos. Teresa Gil Pinheiro, del banco BPI, agrega que la cuestión del desempleo va a persistir Naturalmente, las restricciones de gasto se mantienen, incluso con fuerza, en el proyecto de Presupuesto para 2006. De otro modo, las sanciones derivadas de la participación de Portugal en la Unión Económica y Monetaria, podrían llegar a ser intolerables. Sobre esto indica el economista- jefe de Santander- Negocios, Rui Constantino, el impacto inmediato del Plan de Inversiones en Infraestructuras Prioritarias es nulo porque los empresarios ya han asumido que el año 2006 va a quedar vinculado, bien a una reducción, bien a una congelación del gasto del Estado. La inversión pública, por fuerza, se moverá en ese senti- P do. Un impacto sobre España será el retraso en la construcción de los AVE hispanoportugueses. En este sentido, el profesor de Economía de la Universidad Católica de Lisboa, João César das Neves, agrega que el problema más importante es el del presupuesto. A veces se corta el gasto público donde se puede, no donde se debe Además, la economía está congelada por el peso brutal de los impuestos. El Estado tiene una dimensión y una in- fluencia tales que es difícil encontrar un problema que no tenga que ver con él Esta herencia del sistema corporativo salazarista y del ultrasocialismo de la Revolución de los Claveles, es un problema estructural que comenzó a resolver Cavaco Silva, pero que después se abandonó. Como consecuencia de lo dicho, el crecimiento global de la economía ha pasado a ser reducidísimo. El Banco de Portugal, hace unos meses había estimado que el aumento del PIB para 2005 sería del 1,2 Acaba de rectificar. Reduce el incremento al 0,3 La salida a medio plazo podía haberse intentado que fuese la irlandesa o la finlandesa. Destroza esas posibilidades Paulo Ferreria, un investigador que negocia que el norteamericano centro mítico MIT, donde el trabajó, se instale en Portugal, porque ofrece su país un panorama harto dispar del nor- teamericano. En éste el 70 de los investigadores trabajan en la industria; en Portugal, sólo el 0,9 Aparte del reducidísimo porcentaje del gasto en I+ D. Como es lógico, lo que sucede en España se ha convertido en una especie de contraste. Nuestra sistemática alta tasa de crecimiento del PIB, que ha motivado una práctica convergencia con la media de la Unión Europea de los 15 en PIB por habitante, llama la atención. A veces se deforma alguna información. Las interesantes declaraciones de Guillermo de la Dehesa a Semanario Económico de 2 de diciembre de 2005 fueron tituladas con letras enormes que rezaban: Portugal alcanzará a España a medio plazo Se creería que esto significaba que de la Dehesa decía eso del PIB por habitante; sin embargo, en estas declaraciones a Rui Peres Jorge, lo que señalaba, y esto sí es posible, se reducía a que Portugal posee un potencial de crecimiento tan alto o más que el español, y estoy seguro que lo logrará alcanzar a medio plazo Por su parte, Armindo Monteiro, presidente de la lusitana Asociación Nacional de Jóvenes Empresarios, en un artículo publicado en Independente el 30 de noviembre de 2005, tras regresar de una estancia en Madrid, llega a señalar como motivo de la creciente divergencia entre las dos economías peninsulares, que, al contrario de los vecinos ibéricos, los portugueses continúan revelando pasividad e indulgencia en sus relaciones con los poderes políticos Quizá tenga algo de razón, porque el gran debate, ante un visitante que se asoma a la vida lisboeta, da la impresión de ser la del crucifijo en las escuelas. Si en esta crisis severísima portuguesa, el énfasis del cambio, no se pone en el de las estructuras económicas, sino en regresar a los tiempos de la I República lusitana, el golpe puede aun ser más duro de todo lo imaginable. Para abandonar ese ridículo camino me atrevo a aconsejar la lectura del capítulo inicial de esa grandiosa obra de Eça de Queiroz, Os Maias Claro que ahí la actual política española, desgraciadamente no sirve de ejemplo. Fallece Jesús Serra Santamans, fundador de Catalana Occidente ABC BARCELONA. El fundador y presidente honorífico del grupo asegurador Catalana Occidente, Jesús Serra Santamans, falleció en la madrugada de ayer a los 94 años en su domicilio familiar de Barcelona. El empresario fue secuestrado durante 66 días por ETA en 1980. Nacido en 1911 en Pont de Vilamora (Barcelona) Jesús Serra desarrolló su carrera profesional en el sector asegurador, donde fomentó la creación de uno de los principales grupos aseguradores de España con la integración en 1958 de las compañías La Catalana y Occidente. Amante del la música de jazz y del deporte- -fue uno de los promotores de la estación de esquí de Baqueira Beret- Serra Santamans recibió múltiples distinciones durante su trayectoria profesional, como la Cruz de Sant Jordi, que otorga la Generalitat de Cataluña, y la Medalla de Oro al Mérito en el Seguro. Jesús Serra Santamans también presidió el Real Club de Tenis Barcelona durante 12 años (1976- 1989) y fundó varios clubes relacionados con la natación y el tenis. ETA secuestró al empresario el 26 de marzo de 1980 y fue liberado el 31 de mayo de ese mismo año. A las pocas horas de ser liberado compareció ante los medios de comunicación para explicar su cautiverio. Fue uno de Jesús Serra Santamans ABC los 13 secuestros protagonizados en aquel año por la banda terrorista. El funeral por su eterno descanso se oficia hoy a las 13,00 horas en la Basílica de La Seu de Manresa (Barcelona)