Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Sociedad LUNES 19 12 2005 ABC Juan Antonio Herrera, el Perolillas intentará repartir de nuevo la suerte entre los vecinos que le compran una barra de pan y un décimo Todoterrenos y berlinas de lujo inundan las calles de Beas de Segura desde que el 22 de diciembre de 2004 les tocara el Gordo En la tienda de alimentación El azafranero el dueño y sus clientes esperan que de nuevo este año la fortuna caiga en el pueblo El panadero de Beas de Segura, quien hace un año llevó la suerte de Sort (Lérida) hasta la serranía de Jaén, confía en que este año los bombos le ayuden a conseguirlo de nuevo El sueño prohibido de El Perolillas TEXTO: ANTONIO AGUDO FOTOS: MANUEL MIRÓ JAÉN. El santuario de la suerte, eso es en lo que quiere convertir el panadero Juan Antonio Herrera, más conocido como El Perolillas a su pueblo Beas de Segura, donde hace ya casi un año caía una lluvia de millones que mojaba a sus paisanos y que este año quiere repetir para terminar de levantar el pueblo, la comarca y todo Jaén dice Juan Antonio, que recuerda con emoción cómo cayeron los millones de la lotería en mitad de la sequía y las fuertes heladas que dejaban al olivar malherido y dando una escasa cosecha aceitunera para los habitantes de la serranía de Jaén. Se abrió una atisbo de tranquilidad en el desasosiego en el que estaban los olivareros que quedó conjurado con las palabras que el Perolillas decía a todos los micrófonos que se le acercaban, he hecho rico a todo el pueblo mientras era aupado y vitoreado por sus paisanos, y este año si los bombos le ayudan es capaz de conseguirlo de nuevo, ya que ha vendido casi 20.000 décimos. El 22 de diciembre de 2004 el 54.600 fue el número que cambió para siempre la vida a los vecinos de Beas de Segura que le compraban el pan al Pero- Las trabajadoras del salón de peluquería Charo mostrando el número con el que fueron agraciadas el año pasado lillas Una barra y un décimo así repartieron los hermanos Herrera Sola unos 180 millones de euros entre sus clientes, justo la mitad del primer premio de Navidad de la Lotería Nacional que los panaderos habían comprado en la celebérrima administración Bruixa D or de la pequeña localidad catalana de Sort. Millones de euros que también viajaron a Benidorm, Linares o Granada ya que llegaron a vender 900 décimos de un número, que a las 9 y 16 minutos de la mañana del día 22 de diciembre de 2004, paralizó los tajos aceituneros en la comarca segureña y empujó al trabajo domiciliario a directores de bancos y cajas de ahorros que se afanaban en la caza y captura del depósito de los décimos premiados. Fue la mañana en la que más coches se vendieron en Beas de Segura y en la que a centenares de hipotecas se les dijo adiós para siempre. El premio estuvo muy repartido, AYUNTAMIENTO DE TORREJÓN DE VELASCO (MADRID) ANUNCIO Por la resolución de Alcaldía del Ayuntamiento de Torrejón de Velasco (Madrid) de 27 de octubre de 2005, se procedió a la aprobación inicial del Proyecto de Estatutos y Bases de Actuación de la Junta de Compensación del Sector 13 de PGOU de este municipio, así como el de notificar individualmente a todos los propietarios afectados. De conformidad con lo previsto en el vigente Reglamento de Gestión Urbanística en sus artículos 161 y 162 se abrirá plazo de información pública de quince días hábiles contados a partir del siguiente al de la publicación del correspondiente anuncio en el BOCM, durante el cual los interesados podrán formular ante este Ayuntamiento las alegaciones que su derecho convenga. En Torrejón de Velasco, a 7 de diciembre de 2005. EL ALCALDE DE PRESIDENTE. POR DELEGACIÓN DE FIRMA D. RAÚL HUERTA QUIROGA El 22 de diciembre de 2004 el número 54.600 cambió para siempre la vida a los vecinos de Beas de Segura Una barra y un décimo así repartieron los hermanos Herrera unos 180 millones de euros entre sus clientes hasta el alcalde Lope Morales cogió un pellizco y cuenta que se han dado más de 500 permisos de obras para remodelar la vivienda o para hacerse una nueva. Se hace difícil circular en algunas calles debido a las numerosas obras en marcha en Beas. Aquí la construcción ha tenido un boom al igual que lo ha hecho el sector de la automoción que ha aumentado espectacularmente el parque automovilístico del pueblo, tanto en cantidad como en calidad y son numerosos los todoterreno y berlinas de lujo que circulan por las calles de Beas de Segura Lope Morales dice que, aunque el tópico asegura que el dinero cambia a la gente, en el pueblo los vecinos están igual que antes de que tocara la lotería. Un poco más desahogados en lo económico, y les ha servido para tapar algunos de los agujeros que tenían. También se ha notado en el polígono industrial una mayor demanda de naves e instalaciones para empresas Pero si hace un año El Gordo les cogió por sorpresa, este año los serranos están seguros de que volverá a tocar. Hasta Rappel ha dicho que volverá a tocar aquí y la verdad es que las posibilidades han aumentado espectacularmente. El alcalde ni se atreve a decir cuánta lotería se ha podido vender: Estamos hablando de muchísimo dinero. A los Perolillas les han pedido décimos de todas partes. Hay gente que se ha gastado varios millones de pesetas, llevan un décimo de cada número vendido en Sort... en fin soy incapaz de dar una cifra, pero en cualquier caso estaríamos hablando de una enorme cantidad. Por cierto, que la ilusión se mantiene en el pueblo y yo les puedo decir que la lotería sí es verdad que toca, no es algo que le ocurre a los demás, porque a mi también me tocó Seguir haciendo pan Y no le falta razón al alcalde ya que, según Juan Antonio Herrera, este año hemos vendido unos pocos décimos más que el año pasado. Habrán sido unos 15.000 o 20.000 y no quiso o no fue capaz de dar una cantidad exacta, aunque oyéndole uno se convence de que este año volverá a dar el gran premio este simpático panadero que el mismo día que vendió el primer premio aseguró que tendremos que seguir haciendo pan, la gente tiene que comer