Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional BATALLA GLOBAL CONTRA EL TERRORISMO LUNES 19 12 2005 ABC Colin Powell califica de fariseos a los aliados europeos que se sorprenden por los vuelos de la CIA El ex secretario de Estado afirma a la BBC que todos están al tanto de esa práctica desde hace años que le recuerdan al oficial francés de la película Casablanca que se mostraba escandalizado aunque no quiso señalar con el dedo a gobiernos EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. Los dirigentes europeos conocían la práctica de la CIA de trasladar a sospechosos de terrorismo a otros países, fuera de las limitaciones legales del marco jurídico estadounidense, a pesar de que ahora condenan con sorpresa esa actuación. Así lo asegura el ex secretario de Estado norteamericano Collin Powell, quien criticó ayer la actitud poco sincera de los Gobiernos europeos que se han sorprendido de los vuelos de la agencia de Inteligencia, entre ellos el español, para los que esa política de traslados no era ni nueva ni desconocida En una entrevista con la cadena británica BBC, emitida ayer en sus canales sólo noticias (BBC World y BBC 24) Powell comparó la reacción europea con una escena de un clásico del cine en el que se recoge un gráfico ejemplo de esa actitud de hipocresía. Hay un poco de la película Casablanca en todo esto, donde, como se sabe, el inspector dice: Estoy sorprendido, sorpendido de que este tipo de cosas ocurran Bien, pues la mayoría de nuestros amigos europeos no pueden estar sorprendidos de que este tipo de cosas tenga lugar... El hecho de que nosotros hayamos tenido, durante años, procedimientos para ocuparnos de personas que son responsables de actividades terroristas, o sospechosos de actividades terroristas, eso que se llama rendición, no es algo nuevo ni desconocido para mis amigos europeos declaró. b Powell indicó El vicepresidente Cheney a su llegada ayer a la base de Al- Asad, en su visita por sorpresa a Irak de no resolver los problemas en Oriente Medio En concreto Powell se referió a los casos de la prisión iraquí de Abu Ghraib y al campo de detenidos de Guantánamo. Consideró que también se ha debido quizás a la manera en que hemos comunicado nuestras opiniones al resto del mundo; hemos creado una impresión de que somos unilateralistas, de que no nos importa lo que piense el resto del mundo pero indicó que se trata de una apreciación injusta. En relación a Irak, el ex secretario de Estado reconoció la equivocación de EE. UU. respecto a las supuestas ar- POOL Autocrítica Powell no precisó qué líderes europeos incluye en ese comportamiento hipócrita, aunque son públicos los recientes pronunciamientos de diversos dirigentes condenando los vuelos organizados por la CIA o negando que éstos hubieran utilizado su respectivo espacio aéreo, como ha hecho Jack Straw, ministro de Exteriores del Reino Unido, principal aliado de EE. UU. en Europa. La sucesora de Powell al frente de la Secretaría de Estado norteamericana, Condoleeza Rice, tuvo que enfrentarse a duros requirimientos en relación a este asunto durante su reciente gira europea. Powell admitió que la autoridad moral de Washington se ha debilitado y que se encuentra en estos momentos bajo presión. EE. UU. está atravesando en estos momentos un periodo donde la opinión pública de todo el mundo está contra nosotros manifestó. En su opinión, ello se debe a algunas de las políticas que hemos seguido en los últimos años respecto a Irak y al hecho Madrid afirmó estar convencido de que no hubo escalas de los aparatos de la Agencia en España ABC MADRID. El Gobierno está convencido de que no ha habido en los aeropuertos españoles escalas de aviones civiles estadounidenses que transportaran presos para ser interrogados por la CIA en otro país. Así se desprende de la comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ante la Comisión correspondiente del Congreso cuando fue requerido para dar una explicación a las informaciones de la Prensa nacional e internacional. Moratinos basó esa convicción del Ejecutivo tanto en el resultado de la investigación realizada como en la garantía obtenida de las autoridades de Estados Unidos, un país aliado y amigo en el sentido de que en lo que a ellas constaba no ha habido violación de las leyes españolas en las escalas realizadas por aeronaves a su servicio Ha habido escalas, pero no cárceles aéreas enfatizó. Esta proclama de confianza en Washington contrasta con las palabras que pronunció en su momento el ministro del Interior, José Antonio Alonso, en el sentido de que, de confirmarse las noticias que se señalaban sobre escalas con presos de la CIA, se podría producir un deterioro en las relaciones con Estados Unidos. Moratinos presentó a la Comisión la lista completa de los aparatos que hicieron escalas en Canarias y Baleares, entre los que figuraba un avión estadounidense que estuvo el 12 de abril de 2004 en el aeropuerto tinerfeño de Los Rodeos, en su trayecto de Guantánamo (Cuba) a Bucarest. mas de destrucción masiva del régimen de Sadam Husein. Nos equivocamos con la existencia de los depósitos de armas químicas o biológicas. Cuando Bagdad cayó, enviamos a los inspectores a buscar esas armas, y no encontramos nada manifestó, y atribuyó ese error a la deficiente información aportada por los propios servicios secretos. Se mostró especialmente decepcionado por el hecho de que los servicios de Inteligencia no informaran sobre algunas dudas que tenían sobre la exactitud de sus datos, y también sobre la falta de un análisis claro por parte de sus asesores sobre lo que ocurría en Irak tras la invasión. Sobre sus discusiones con el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, relativas a la campaña de Irak, Powell estimó que el Ejército estadounidense no podrá mantener su alto contingente actual por mucho tiempo, aunque precisó que se será necesaria una presencia significativa durante varios años. Suiza toma la delantera Por otra parte, y según informa la agencia Dpa, la Justicia suiza ha iniciado investigaciones en relación al presunto uso del espacio aéreo de su país para transportes de presos de la CIA, y por ello citó a declarar a la embajadora estadounidense, según confirmó un portavoz del Ministerio de Justicia en Berna. El secretario de Estado, Michael Ambuhl, exigió a Pamela Willeford el completo esclarecimiento de los presuntos transportes clandestinos de detenidos, agrega la fuente.