Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional ETA CONTRA LOS EMPRESARIOS LUNES 19 12 2005 ABC ¿SOCIALISTAS? VASCOS E l nacionalismo tiene lo que se ha dado en llamar lógica interna Parte de supuestos falsos, formulados como dogmas (la invención de una nación o su preeminencia) y, a partir de ahí, construye su doctrina con una suerte de ingeniería social despiadada. Por ello da la impresión de seguridad, de contundencia ajena al escepticismo propio de los sistemas democráticos, de conformar un refugio. Las ideologías que se amparan y al mismo tiempo sustentan la sociedad abierta (la socialdemocracia y el liberalismo, por ejemplo) prefieren principios a supuestos y los aceptan no sólo como límites que no pueden ser desbordados sino como verdades no definitivas, es decir, con convicción abierta GERMÁN a la posibilidad de que alYANKE guien demuestre su falsedad. Sólo ve en ello debilidad quien acepte los dogmas inmutables y rechace el respeto a las opciones ajenas. Su lógica que va siempre de la mano del pluralismo, puede parecer menos contundente, pero nunca alcanza el totalitarismo, que es a lo que el nacionalismo tiende. Por ello se entendía muy bien la complicidad de los mal llamados constitucionalistas en el País Vasco, ya que son más bien constitucionales es decir, defensores de ideologías políticas diferentes e incluso adversarias, pero con elementos comunes: la concepción de la ciudadanía como fundamento de la política, de respeto a los derechos individuales y a la libertad, las instituciones como factor de limitación y control del poder. En definitiva, lo que contemplan las constituciones democráticas y que muy bien se podría contraponer a lo que recogen los proyectos de nuevas patrias en los que se están convirtiendo algunas pretendidas reformas estatutarias de raíz nacionalista. Volviendo al País Vasco, y por subrayar la tesis, la falta de encaje en España que el nacionalismo esgrime machaconamente no es otra que el imposible acomodo de su contenido ideológico, lo que se constata tanto histórica como políticamente, en la España constitucional de los dos siglos anteriores al presente. Ahora, paradójicamente, suena la misma música, además, en otros lugares. Es evidente que las cosas han cambiado. Faltaron 20.000 votos en el País Vasco para que PP y PSOE consiguieran gobernar democráticamente y los ataques a Nicolás Redondo se justificaron con la búsqueda de una nueva estrategia que, se decía, mantuviera los principios y diera identidad a los socialistas ante el PP. Pero ahora, con el apoyo del PSE a los nacionalistas, que va más allá del Presupuesto, el asunto no es de estrategia, sino de fondo: mesas de negociación, particularidad territorial, consenso más allá del constitucional para resolver un hipotético conflicto vasquismo como concepto político, recelos una y otra vez formulados ante la ley- -la ley vigente y democrática- -como obstáculo para la paz etc. No son el PP, repiten. Tampoco el nacionalismo lo es, ni el totalitarismo de la extrema derecha, ni el nuevo bolivarianismo revolucionario, sin que nada de eso pueda definir hoy la alternativa a los conservadores. Lo que ya no son es lo que definía hasta la llegada de la retórica de la profundización estatutaria la socialdemocracia moderna. Confebask considera cínico hablar, con atentados, de nuevos tiempos La patronal vasca denuncia la actitud de Zapatero e Ibarretxe b El Ejecutivo nacionalista pide que no se vea como hecho menor o cotidiano la reiterada oleada de bombas y amenazas de la banda M. LUISA G. FRANCO BILBAO. Tras el atentado contra la empresa Angulas Aguinaga, la patronal vasca, Confebask, arremetió ayer no sólo contra los terroristas, sino también, aunque sin citarlos, contra los Ejecutivos de Rodríguez Zapatero y de Ibarretxe al calificar de ejercicio de cinismo que se hable de nuevos tiempos mientras ETA sigue atentando, amenazando y chantajeando La asociación empresarial llamó la atención sobre el hecho de que mientras la sociedad vasca está recibiendo mensajes de esperanza hay colectivos que continúan sufriendo el ataque sistemático contra sus más elementales derechos situación que calificó de lamentable Confebask apoyó a la dirección y a los trabajadores de la empresa atacada y también al conjunto de las empresas que en los últimos meses siguen sufriendo la amenaza, la coacción y la violencia terrorista La confederación empresarial vasca se preguntó en su comunicado si la continuidad de los atentados y el chantaje es la única aportación que ETA está dispuesta a realizar para favorecer un proceso de paz y exigió a la banda que desaparezca de una vez por todas, dejando de maltratar a una sociedad que abomina de su simple existencia Los daños causados por el último atentado son cuantiosos AP El artefacto contenía entre 4 y 5 kilos del explosivo cloratita MADRID. La bomba dirigida contra la empresa Angulas Aguinaga contenía entre 4 y 5 kilos de cloratita y era de características similares a la que colocó ETA en la oficina de Correos de Zumárraga el pasado 6 de diciembre, según confirmó ayer la Consejería del Interior del Gobierno vasco. Como ya adelantó ABC, los investigadores creen que los autores de este último atentado pertenecen al talde del complejo Donosti que el pasado día de la Constitución hizo explosionar artefactos en oficinas de Correos de la citada localidad de Zumárraga y del municipio navarro de Alsasua. Sin embargo, en aquella ocasión los desperfectos en ambas oficinas fueron de escasa importancia. En Angulas Aguinaga, por el contrario, las pérdidas son cuantiosas, sobre todo en las oficinas y en la zona de carga y descarga. Agentes de la Unidad Especial de Desactivación y de la Unidad de Investigación Antiterrorista trabajaron ayer en el lugar de la explosión y comprobaron que la bomba contenía entre 4 y 5 kilos de cloratita. El azar evitó víctimas El atentado contra Angulas Aguinaga es el noveno de ETA en los últimos seis meses contra intereses empresariales, con bombas de considerable potencia, en comparación con los artefactos caseros que el entorno de la banda lanza contra otros objetivos, como la sede del PSE de Cruces, el pasado sábado. Coincidiendo con el comunicado de Confebask, el Gobierno vasco echó ayer un jarro de agua fría a las expectativas de paz que ha alimentado en los últimos meses, pidiendo a la sociedad que no considere como un hecho menor o cotidiano la reiterada oleada de bombas y amenazas de ETA Según el Ejecutivo de Ibarretxe, sólo el azar ha provocado que el balance de la explosión en la empresa de la localidad guipuzcoana de Irura se limite a los múltiples destrozos materiales causados por la deflagración El Gobierno nacionalista vasco acusó a ETA de engañar al decir que la sociedad vasca tiene derecho a expresarse democráticamente y, al mismo tiempo, traicionar ese derecho mediante bombas, amenazas y chantajes Desde el PP, su presidenta en Guipúzcoa, María José Usandizaga, instó a los partidos políticos a unir sus fuerzas frente a los terroristas sin otorgarles ningún valor político ni darles esperanzas de acuerdos, ni de negociaciones, por su actividad criminal La dirigente del PP guipuzcoano recordó que la empresa atacada había sido señalada por la banda terrorista en el último boletín interno de la organización criminal