Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 19 12 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. LA OMC, LOS ÉXITOS Y LOS FRACASOS L A breve historia de la Organización Mundial del Comercio (OMC) se resume en una acumulación de fracasos. Nació hace diez años tras la Ronda Uruguay de negociaciones multilaterales establecidas en el Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT) para promover el intercambio global, y pertenecen a ella 149 países. Y como los acuerdos han de tomarse LUIS IGNACIO por unanimiPARADA dad, es metafísicamente imposible concertar intereses tan contrapuestos. En 1999 naufragó la Cumbre conocida como Ronda del Milenio, celebrada en Seattle. En 2001 pasó sin pena ni gloria la de Qatar, salvo el terremoto que ha producido en el comercio mundial la decisión de incorporar a China, auspiciada por Estados Unidos. En 2003 fracasó la de Cancún en su intento por reducir los subsidios agrícolas y los aranceles en los países ricos, y se vinieron abajo los razonables objetivos del programa de Doha. Ayer, los 149 países miembros de la OMC acordaron en la cumbre de Hong Kong retrasar el fin de los subsidios a la exportación de productos agrícolas, hasta 2013. Los países ricos dejarán entrar en sus mercados el 97 de los productos de los países pobres sin aranceles aduaneros ni cuotas a partir de 2008; suprimirán los subsidios al algodón para 2006, el caso más escandaloso de proteccionismo; aplazan otros cinco meses la negociación, sin decidir fecha ni lugar, sobre la ronda de Doha, y piden a los negociadores, que son ellos mismos, algo tan etéreo como que aseguren el mismo nivel de acceso a los mercados para bienes agrícolas e industriales. Estados Unidos se ha felicitado por el texto, según un alto responsable del Ministerio de Comercio estadounidense. Para Europa, el resultado es aceptable, pero no satisfactorio, ha dicho el comisario europeo de Comercio. Francia se ha declarado parcialmente satisfecha. España dice que no colma todas las aspiraciones. Y los países pobres, junto a las ONG, están que trinan. Así que ya saben el resultado de la cumbre: un éxito. El incendio de Guadalajara Con la misma facilidad que nuestro Gobierno rememora en nuestro recuerdo el episodio del Prestige se empeña en olvidar, y que olvidemos, los once muertos del incendio de Guadalajara. A pesar de haber sucedido hace apenas seis meses, y que los familiares de los fallecidos no hayan hecho otra cosa sino reclamar justicia, nada se ha hecho por investigar y esclarecer lo sucedido, y señalar responsables de aquellas muertes con la misma rapidez y diligencia con la que señalaron responsables en el hundimiento del Prestige El Estado es muy competente a la hora de exigir a los ciudadanos sus correspondientes obligaciones tributarias, pero, cuando es la ciudadanía la que exige al Estado que cumpla con sus obligaciones, se apresuran a decir que los españoles no podemos pretender recibir atenciones permanentes. ¿Podemos nosotros responder así también a la Agencia Tributaria? Cuando sucede un accidente laboral y un trabajador muere, sorprende la rapidez de los sindicalistas en aparecer en televisión y demás medios acusando a la clase empresarial de irresponsable y culpable de esa muerte. Pero cuando el empresario es el Estado, o mejor dicho el Gobierno socialista, ¿dónde están los sindicatos? ¿No eran trabajadores también los once fallecidos en el incendio? ¿No estaban sindicados? ¿No existe el movimiento sindical en Guadalajara? Al parecer, Comisiones Obreras se inhibe y la UGT debe de estar demasiado ocupada contando el dinero que Rodríguez Zapatero, con toda liberalidad, les ha entregado a costa de nuestros impuestos. Francisco Faz Olivencia Almería. Huérfanas de hermano Observando el gesto del terrorista conocido por Txapote mientras bajaba del avión que lo devolvía a España para ser juzgado, sentí algo que no se parecía a ninguno de los sentimientos que conocía. Rabia, tristeza, odio, humillación, desprecio, todos conceptos limitados para describir algo tan profundo. Buscaba en su rostro alivio a mi dolor, pero sólo vi una mirada que de serena resultaba provocadora. Era como si me mirara y me dijese: Yo no maté a tu hermano, pero podría haberlo hecho. ¿Y qué? Entonces pensé en mis amigas Marimar y Consuelo, hermanas de Miguel Ángel Blanco y de Gregorio Ordóñez, y lloré por ellas, por tener que volver a sufrir lo que tanto les ha costado superar. Quiero deciros desde estas líneas que siento vuestro dolor, y que aunque no pueda acompañaros en el juicio, por vivir fuera de España, estaré con mi alma. Y mientras me quede aliento, lucharé para que los españoles sepan por qué Francisco Javier Gaztelu y todos los de su calaña deberían cumplir hasta el último día de sus condenas. Porque nadie que se jacta de matar inocentes puede esperar obtener algún perdón. Quizá le perdone algún cristiano que termine siendo santo- -Juan Pablo II perdonó a quien atentó contra él- pero nunca tendrían que lograr el perdón político con el que pretenden hacernos comulgar. Yo no perdono a quien mató a Gregorio, Consuelo, ni al que secuestró y disparó contra Miguel Ángel, Marimar. Yo, como vosotras, sé lo duro que es vivir sin tu hermano Que mis palabras sean para vosotras un fuerte abrazo solidario. Teresa Jimenez- Becerril, hermana de Alberto Jiménez- Becerril, asesinado por algún Txapote de turno de la banda terrorista ETA junto a su mujer en Sevilla, pocos meses después del asesinato de Miguel Ángel Blanco y Gregorio Ordóñez. llas que de forma sistemática son objeto de extorsión por parte de ETA por no ceder al chantaje y no querer financiar su actividad terrorista. Tan sólo hay que mirar los periódicos para saber cuáles son las empresas que se niegan a entrar en esa lógica terrorista, y por ello son atacadas y extorsionadas. Es un gesto de solidaridad y de justicia con aquéllos que se juegan la vida por no querer financiar el terror. Jorge Cacho. Bilbao. Bolivia bolivariana El pueblo boliviano elige nuevo presidente. A tenor de las encuestas, el líder del partido MAS (Movimiento Al Socialismo) Evo Morales, se perfila como futuro ganador. Este perspectiva planea como una sombra y causa cefalea a la Administración Bush, así como a los gobiernos latinoamericanos partidarios de una colaboración progresiva y sosegada con Occidente. Por el contrario, el líder cocalero y antiguo sindicalista Evo Morales es partidario de una cierta política de confrontación y radicalización de las posturas, promoviendo cambios drásticos que serán objeto seguramente de una gran crispación social y política. Su maestro o ejemplo político es el cada vez más pintoresco presidente venezolano, Hugo Chávez, que, como líder populista y revolucionario, está llevando a su país a un cierto aislamiento internacional, así como malgastando los recursos petrolíferos en pro de su Revolución Bolivariana. De ganar Evo Morales, y en caso de seguir los pasos de su lauredo camarada, Latinoamérica viviría una situa- ción ciertamente insostenible, ya que tanto el petróleo venezolano como el gas y demás recursos de Bolivia estarían destinados a la cada vez más peligrosa Revolución Bolivariana. Así pues, espero que la racionalidad y la responsabilidad de Estado se impongan en este nuevo líder boliviano. Jorge Ipiña Pando Bilbao Transmisores de cultura En algún artículo de hace muchos años describió Julián Marías la emoción de ir a preguntar a una librería si ya había llegado un libro que él esperaba. Algo similar me ha ocurrido a mí. Durante años he ido al quiosco con inquietud a ver si estaba en el periódico el artículo semanal de Julián Marías. Es un caso particular que sirve para reflejar la importancia que los periódicos pueden tener como transmisores de cultura, de la alta cultura y de las letras. Por ello, doy las gracias a ABC por haberme permitido leer la clara, profunda, matizada y reflexiva pluma de don Julián Marías durante años. Como consuelo de su fallecimiento nos queda saber que ya se habrá reunido con Lolita, sin la que vivía desde hace casi treinta años. Descanse en paz Don Julián Marías Aguilera. José Antonio Guzmán. Madrid. ¿Boicot? En estos días en los que se habla tanto de realizar boicot a productos de cierta procedencia, no estaría de más recordar que, como consumidores, también podemos hacer lo contrario, es decir, ofrecer nuestro apoyo a ciertas empresas que destacan por su compromiso ético. Y hablo concretamente de todas aqué-