Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 19 12 2005 Opinión 7 que un nuevo país se integra al grupo. Mercosur ha dado la nota al respecto al crear, fuera de toda base jurídica, la calidad de socio político para hacer un lugar a Venezuela y su peculiar presidente. Éste, un hombre que no gusta pasar desapercibido, notoriamente necesitaba de un escenario multilateral para sus planes, entre los que está, nada menos, que crear el socialismo del siglo XXI en América. Por lo tanto, el Mercosur de esta semana poco o nada se parece al del Tratado de Asunción y deja clara y desembozadamente de ser un proyecto económico para ser una base de acción política especialmente antinorteamericana. Respecto de los EE. UU. persiste en Iberoamérica la confusión entre lo que es la Casa Blanca y la política del Departamento de Estado, criticadas y criticables, y la gran nación norteamericana, con la que todos deseamos tener vínculos comerciales, culturales y científicos. Miremos a México, socio del Nafta, que le ha permitido una prosperidad sin precedentes, pero que a la vez mantiene una fiera independencia en los asuntos internacionales. Los del Mercosur han cerrado con un portazo las posibles negociaciones para formar el ALCA. Ni cortos ni perezosos, los demás países liderados por México han dejado en claro que ellos sí quieren negocios con la nación más rica del mundo y que seguirán adelante por ese camino. LA ESPUMA DE LOS DÍAS PLAGA DE LANGOSTA E ÁNGEL CÓRDOBA puje de las pretendidas identidades ideológicas que se dice que unen a los gobiernos de Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, se ha lanzado, sin sustento jurídico alguno y requiriendo la negociación, de un nuevo tratado, el Parlamento del Mercosur. Con esta iniciativa se rompe el molde de dicha asociación, que fue creada, hace catorce años, con una finalidad puramente económica y comercial. Alguno de los países involucrados- -el Uruguay, por ejemplo- -requerirán de modificar sus constituciones para poder ceder soberanía a ese órgano supranacional, lo que será, por lo menos, lento y polémico. Sobre todo a partir de las intenciones con Como se puede apreciar, estamos ante un laberinto de primer nivel. No hay noción clara del camino de salida, ni aparece el hilo salvador Ni en la forma de una persona con sentido claro y realista del rumbo, ni una noción colectiva correcta de la meta que se quiere alcanzar. Así se logrará que nuestras patrias queden a la vera del camino, ajenas a la historia contemporánea, cuando tantas posibilidades tienen de un futuro mejor. Los frentes de conflicto son demasiados como para pretender que se solucionen en su totalidad. Creemos que el principio de la solución pasa por una jugada audaz de apertura unilateral, parcial, sin duda, en lo comercial. Ello lograría centrar el tema en el verdadero desarrollo y minimizar los encierros parciales en los que medran las posiciones radicales. Con una pequeña cuota de esperanza miramos, tratando de ver el gesto de algún estadista que advierta el peligro- -y el costo- -de que nuestra zona del mundo ingrese en un torbellino. PALABRAS CRUZADAS ¿Son los equipos ingleses un chollo para el Madrid y el Barça? NO HAY INGLÉS PEQUEÑO ESPUÉS de la paliza que le hemos dado a los ingleses y de la jugarreta de viejo zorro de la política que le ha gastado Zapatero a Blair (quien todavía se está riendo con la millonada en el bolsillo... aunque Zapatero tampoco ha perdido su sonrisa de hombre conformado) tendremos que tomarnos una revancha en serio con el fútbol: al Madrid y al Barça, el uno por su historia y el otro por su gran juego, los dos equipos más temidos de Europa, les han tocado el Arsenal y el Chelsea. Ya lo decíamos la semana pasada con los contrincantes de la selección española: no hay enemigopequeño, frase tan bienenlatada como el Guggenheim y en la que aún se podrían ensartar otras de parecido aliño, como desprecia a tu enemigo y seOTI R. rás vencido quien tiene enemigo, no las MARCHANTE trae todas consigo Quien a su enemigo tiene en poco, o es muy valiente, o es muy loco guárdese del pobre el rico, pues no hay enemigo chico o esta otra que no viene mucho al caso, pero sirve para sanchear, no tienes enemigos, porque no vales un higo Y así habrán de pensar los dos equipos españoles para devolverle el cheque a los ingleses: que adviertan la risa de los políticos de allá y la de los de acá, que miren, aprendan y entrenen, porque al que es un alma de Dios, le engañan tos y pegársela al bobo y al listo, mil veces se ha visto y no diré más, por si la goleada se enturbia. SÍ HAY ENEMIGO PEQUEÑO N su galería de ingleses excéntricos, Edith Sitwell defendía la hipótesis según la cuallos ingleses sonespecialmente propensos a la excentricidad, debido, sobre todo, a un conocimiento peculiar y satisfactorio de su infalibilidad, que sería el sello distintivo y el derecho de nacimiento de esa nación británica que nos ha caído encima desde el bombo de la Champions. Real Madrid- Arsenal, Barcelona- Chelsea y Villarreal- Glasgow Rangers. Jugando al fútbol, ¿de veras les parecen a ustedes infalibles los británicos? Por exigencias del guión, Rodríguez Marchante ha de defender la tesis que aprendió de joven en una entrevista que hizo en La Gamba de Gandía al Sabio de Hortaleza y que dice que no hay enemigo pequeño. También los cronistas deportiIGNACIO R. vos- ¡cielos, los cronistas deportivos! -QUINTANO van por ahí lamentando que Chelsea y Barcelonahayande batirse a primera sangre en octavos de final cuando son los favoritos para el título. Favoritos ¿de qué, si juntos sólo suman una Copa de Europa más que la Cultural Leonesa? En esta eliminatoria, el Chelsea no podrá con el fútbol culé, que se muestra más fresco que el c... de una rana, aunque sólo sea porque Etoo se mueve más que el labio de un conejo. Caerá el Chelsea y caerá, por supuesto, el Arsenal, en la que de verdad es la eliminatoria con espolones, puesto que juega el gallo europeo, que es el Madrid, que tiene la historia y también la fe del grano de mostaza. D E ¿Y usted qué opina? Déjeos su mensaje o su voto en la página web www. abc. es eldebate L viernes de la semana pasada, el escritor Orhan Pamuk iba a ser juzgado en Estambul, en Sisli, su barrio de toda la vida, por haber denigrado públicamente la identidad turca. En artículo publicado el mismo día de su juicio, al borde del tribunal, Pamuk nos recordaba su preocupación porque, por ese mismo delito, había sido condenado tiempo atrás el periodista armenio- turco Hrant Dink. Al leer el artículo de Pamuk recordaba a Salman Rushdie, condenado a muerte por blasfemo, y a todos los escritores, periodistas, actores, directores de cine y teatro, bufones y humoristas que han visto truncadas su libertad y J. J. ARMAS hasta su vida porque un MARCELO tribunal de su país o de su religión los ha perseguido, exiliado y condenado por negar el mito identitario de la patria o enfrentarse al totalitarismo religioso. En nuestro mundo civilizado y occidental- -y perdónenme ustedes la redundancia- -nos creemos ahora a salvo de las salvajadas de la intolerancia, pero no estamos tan lejos de los desmanes y abusos con los que los fanáticos patrioteros y los supersticiosos de la identidad tratan de asustarnos y liquidarnos a los que no lo somos. Pocos días antes de que el diputado Durán Lleida, de CiU, no dudara en definir a la ERC como una plaga de langosta para Cataluña, durante la misma semana, un grupo de independentistas catalanes irrumpió para reventarlo violentamente en un acto cultural que Albert Boadella iba a llevar a cabo en Girona. ¿Cuál era y es el delito del actor y director de teatro? Hacer parodia del mito identitario catalán, criticar en público y sacar a flote cuanto de peligrosa y agresiva farsa hay en esa teoría desfasada y reaccionaria. Ciudadanos de Cataluña, plataforma a la que pertenece Boadella, junto a Arcadi Espada, Francesc de Carreras y muchos otros ciudadanos libres de Cataluña que se enfrentan pacíficamente al nacionalismo catalán y al actual gobierno tripartito, ha denunciado la pasividad de los Mossos d Escuadra en los incidentes. Más aceite da un ladrillo. En el fondo, actos vandálicos como el de Girona contra Boadella, y cuanto él significa en estos momentos, se llevan a cabo porque el actor y director denigra públicamente la identidad catalana. Por eso se hace, una vez más, triste e irremisible el recuerdo de la vieja y clásica advertencia de Bertold Brecht. Más temprano que tarde, la realidad nos demuestra todos los días que la piel de cordero del nacionalismo intolerante no es más que una vestimenta carnavalesca que encubre el pelaje del animal salvaje que lo devora todo a su paso: una plaga de langosta. O la marabunta insaciable que elimina con un golpe de fuerza a sus adversarios políticos. Un éxito para aquellos progresistas que todavía no ven la viga en el ojo del monstruo inquisitorial.