Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 12 2005 Los domingos 53 Los números de la muerte -38 Estados de la Unión incluyen la pena de muerte en sus códigos penales, más el gobierno federal y el Pentágono. -37 de los 38 Estados y el gobierno federal utilizan la inyección letal como método primario de ejecución. Nebraska es la única jurisdicción que utiliza solamente la silla eléctrica. -Se ha llegado a 1004 ajusticiamientos desde la restauración de la pena capital por parte del Tribunal Supremo a mediados de los años setenta. -Desglose racial de estos reos: 58 por ciento blancos, 34 negros, 6 hispanos y 2 asiáticos. En la población general de Estados Unidos los negros sólo representan un 12 del censo. -Las cinco jurisdicciones con más ejecuciones son Texas, Virginia, Oklahoma, Missouri y Florida. -Población reclusa de los corredores de la muerte en todos los Estados Unidos: 3.383. Sólo en California hay 648, 5 de ellos con más de setenta años de edad. -Casi dos tercios de la población estadounidense respalda la pena de muerte. cumentada tradición de atracones de comida basura que suele repetirse una y otra vez en este tipo de trances. Además, rechazó la posibilidad de recibir consuelo espiritual hasta 45 minutos antes de la ejecución. Dos horas antes, el equipo de verdugos ha comprobado que dispone de todo lo necesario. Una hora antes, se preparan tubos y agujas. Una vez que los testigos han ocupado sus puestos, escoltado por cuatro guardias, Williams ha sido amarrado a la camilla de la cámara de ejecuciones. Tras doce largos minutos de pinchazos fallidos realizados por una enfermera de la prisión, el brazo derecho del preso ha sido conectado por separado a dos bolsas de solución salina para asegurarse un fluido suministro. Primero, una dosis del sedativo sodio pentothal. Después, el paralizante bromuro de pancuronio que colapsa el diafragma y los pulmones. Y finalmente, cloruro de potasio para detener el corazón. Una vez que el médico presente certifica la defunción del reo, la mampara de separación entre la cámara de ejecución y los testigos es cubierta con una cortina. El Procedimiento operacional número 770 de la prisión de San Quintín insiste en que el cadáver debe ser sacado con cuidado y dignidad e introducido en una bolsa de plástico. Para terminar, se ordena una limpieza a fondo de la cámara de ejecuciones. Miembros del movimiento contra la pena de muerte protestan por la inclemencia del actor- gobernador de California solamente se podía entrar al exclusivo calabozo ocupado por Williams con permiso del director de la prisión. Un teniente ha retenido a su cargo las llaves del recinto. Como medida adicional de precaución, la celda del condenado ha sido completamente vaciada de sus objetos personales. Aunque el preso ha podido solicitar el uso por ejemplo de su cepillo de dientes o sábanas, todas estas cosas tenían que ser devueltas a los guardianes tras ser utilizadas. La unidad de ejecuciones de San Quintín, que es limpiada y desinfectada a diario, contiene dos celdas en caso de coincidencias en el calendario, una zona para los funcionarios y un lugar para albergar unos cincuenta testigos frente a la cámara de ejecución propiamente dicha. Recinto de paredes de acero dotado de una especie de camilla con múltiples sujeciones, monitores y tubos plásticos. Además de una ante- cámara desde la que una mano anónima acciona el mecanismo de la triple dosis que conforman la inyección letal. La víspera de la ejecución, el teniente a cargo de la unidad ha tenido que repasar el equipo y materiales farmacéuticos utilizados para el procedimiento. El preciso inventario obliga a tener en reserva 12 rollos de esparadrapo, 20 jeringuillas, 10 agujas, 15 tubos de diferentes tamaños, cuatro bolsas de solución salina, tijeras, seis torniquetes, dos cajas de guantes de látex, una caja de máscaras quirúrgicas y otra de gasas con alco- FOTOS: REUTERS El cumplimiento de la sentencia no se improvisa. El procedimiento operacional número 770 de la prisión de San Quintín detalla al milímetro, a través de 43 páginas, todo el ritual de la ejecución El día final de Tookie un miembro del equipo de ejecución- -cuyas identidades según ha confirmado Los Angeles Times son estrictamente mantenidas en secreto- -ha tomado posesión de los fármacos utilizados para la ejecución. Como precaución adicional se ha comprobado el funcionamiento de las líneas telefónicas que comunican directamente la cámara de ejecuciones de San Quintín con el Tribunal Supremo estatal y la oficina del fiscal general de California para facilitar posibles aplazamientos de última hora. Tal y como ocurrió en 1992 con Robert Alton Harris que ya había sido amarrado dentro de la cámara de gas. A las doce y un minuto Durante sus últimas horas, Williams ha sido obligado a desnudarse y sometido a un registro exhaustivo que incluye la utilización de un detector de metales. Tras este procedimiento, el reo ha recibido ropa nueva: camiseta, calzoncillos tipo short calcetines, vaqueros azules, camisa azul y zapatillas de tela. Tras vestirse, ha sido trasladado a la celda donde esperará el cumplimiento de su sentencia, a las doce y un minuto de la noche de California, con posibilidad de recibir valium o algún tipo de relajante. En estas circunstancias, el preso tiene derecho a últimas peticiones razonables incluida alguna comida especial o algún programa de televisión o radio. Williams optó por no elegir un último menú, rompiendo con la do- Cámara de ejecuciones de la prisión de San Quintín AP hol para desinfectar. Además de esposas y cadenas para las piernas. Para lograr cierta dignidad en la ejecución, los funcionarios intentan aclarar al reo todas sus posibles dudas a través de múltiples conversaciones. En el caso de Williams, que siempre se ha declarado inocente, el reo no ha querido participar en los procedimientos rigurosamente formulados, declinando incluso especificar si prefería ser ejecutado en la cámara de gas o por inyección letal. Por defecto, el método aplicable en California es la inyección letal.