Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 12 2005 Los domingos 51 Agujeros y paradojas de la dura lex G. ZANZA Una ley es una ley. Es decir, están para ser cumplidas; incluso la antitabaco. Los hosteleros la definen como incumplible Un plazo de ocho meses para que los establecimientos redacten el proyecto de las narcosalas para presentar las peticiones de licencia de obras y para que los ayuntamientos las aprueben y, más tarde, pasen la inspección se antoja muy escaso al cansino ritmo de los consistorios. Y alguna reglamentación sorprende por su contundencia y chapucería. A los menores de 18 años se les prohíbe la adquisición de tabaco y se les niega el paso a discotecas donde se fume, pero, casualmente, no se les prohibe el acceso a estas salas, siempre que hayan cumplido los 16. ¿Por qué? algunos dicen que para no conculcar derechos constitucionales, otros para permitir que sigan trabajando con sueldos de aprendices jóvenes de entre 16 y 18 años que sirvan copas en esas salas. Pero la paradoja más cruel de la ley está en la publicidad y patrocinio. Se niega toda posibilidad en todos los medios menos en las competiciones internacionales de motociclismo y automovilismo. ¿Por qué? porque el legislador da una moratoria de tres años para no dañar sus contratos, rozando la legalidad de una directiva europea y la ética de un acuerdo internacional. Pero los intereses de los demás, quiosqueros o tenderos, parece que no existen. A esos se les prohíbe la venta y punto. Y desde ya, aunque tengan que comer todos los días. Clientes de un restaurante madrileño votan sobre si se ha de permitir fumar o no CORINA ARRANZ mar en ningún centro Pero compañeros y jefes lo hacen en los vestuarios cuando toca asueto. Lleva un año echando humo, desde que conoció a su pareja, que se muestra esquivo y no quiere abrir la boca. Cuando fumo me pongo más tonta. Pero no estoy enganchada Miguel Ángel Cifuentes, de 21 años, dependiente de una tienda de videojuegos, es de Madrid- Atocha. Fuma desde hace dos años. Empecé un día, por probar, con los amigos. Fumo más los fines de semana. Es como hacer el amor: entre semana, cuando puedes; el fin de semana, siempre A su lado, Carolina Charry, de 19 años, estudiante alcalaína, fuma medio paquete al día desde hace dos años. Ante la ley: Que cada uno haga lo que quiera. El tabaco no me aporta nada IGNACIO GIL Manuel de la Fuente, redactor de ABC, fumador empedernido desde hace veinte años dos cajetillas de negro al día asume que la ley tenía que llegar Apura unos minutos de una de las últimas tardes del año en un pasillo que enlaza Vocento (empreas editora de este diario) con la rotativa fumando un cigarrillo antes de volver a la redacción. Es un fumador considerado: No lo hago nunca en sitios cerrados ni delante de niños Sobre la ley en sí, tiene una batería de reparos: No creo que el tabaco sea bueno, pero tampoco tan malo como dicen. Y en cualquier caso me parece una ley muy hipócrita, ya que se me ocurren diez o doce cosas que podrían prohibir de verdad: el alcohol, conducir bebido, aparcar en doble fila, el trabajo en sí (decididamente malo para la salud) los bancos, los teléfonos móviles... De todos modos, en mi caso, y ya que no habrá donde fumar en el interior del periódico, vendré fumado de casa La ley ha sido implacable con el mundo de las empresas, donde al final se descartó, para desgracia de Manu de la Fuente y otros como él, la creación de narcosalas para fumadores. Para tratar de paliar los estragos de la prohibición en ese ámbito, la empresas Más Vida Red ha creado un programa para facilitar la transición de edificios malsanos a edificios limpios Alberto García, su director general, comenta que la ley ha servido de acicate a muchas empresas. A Espíritu perseguidor Fumadores de una empresa de Bilbao EFE La ley ha sido implacable con las empresas. Al final se descartaron las narcosalas largo plazo mejorará la salud general y se reducirá el absentismo Más Vida vende un plan de seguimiento activo, con llamadas periódicas al trabajador que se ha inscrito en el programa. La conciencia te llama. Pero es una conciencia amable, no fustigadora dice García. Entre las empresas que han contratado sus servicios de deshabituación figuran BASF, Cordoníu, Danone, Telefónica Móviles, Unilever, Motorola, Amadeus. Según nuestros cálculos, los que deciden dejarlo por su cuenta, suelen tener éxito entre un 7 por ciento y un 10 por ciento. Nosotros alcanzamos entre un 35 por ciento y un 40 por ciento de éxito aunque observa que se fuma más en la cúpula que entre la masa proletaria, y que predicar con el ejemplo es decisivo Como ex fumador, admite: Es muy difícil dejarlo En el karaoke Cher s, de la madrileña calle Huertas, Grace Camacho Sedano, de 21 años, natural de Parla, dice que sólo fuma los fines de semana. Trabaja en El Corte Inglés, donde no se puede fu- El escritor Álvaro Pombo, que acaba de publicar Contra natura dejó de fumar hace tres años y el único reparo que le pone a la ley es su espíritu perseguidor Pero quien vigile su aplicación es uno de sus enigmas. El doctor Córdoba García, presidente del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, no duda de que producirá más beneficios que inconvenientes. Mientras que en las empresas no va a haber posibilidad de interpretaciones lo que a su juicio hará mucho más fácil su cumplimiento, en la hostelería, cuyo gremio ha presionado mucho, será más problemático Establecimientos de comidas, como la madrileña Casa Marta, junto a la plaza de Oriente, han abierto urna para que la clientela vote: Estoy seguro de que si son honestos habrá muchas sorpresas dice García. En Irlanda e Italia se aplicó de forma estricta y ha funcionado El doctor corrige la mala fama de que su gremio ahuma más que los pacientes. Son cifras viejas. Mientras que el 31 por ciento de la población fuma, entre los médicos sólo lo hacen ahora entre el 10 por ciento y el 12 por ciento. Se han convencido Cuestión de salud. Menos humos.