Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Madrid DOMINGO 18 12 2005 ABC PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ EL METRO ra un músico extraordinario. Fue siempre un virtuoso del violín y seguía en plena forma. La vida se había portado con él con exquisita indiferencia permitiendo que alegrara con su música todos aquellos ámbitos a los que era invitado, sin premiarle por ello. Y un día, como a cualquier integrante de una sociedad de consumo, se le consumió la racha. La buena racha- -pues la racha es, como el talante, buena y mala- -y le despidieron de la Gran Orquesta Filarmónica. Desde entonces acá ha actuado en infinidad de calles peatonales; en esquinas que son verdaderos ventisqueros; en las entradas de grandes almacenes y en algún que otro dispar escenario por donde transita la mísera generosidad de la gente. Yo ya lo conocía de entonces, de su tiempo de traje oscuro, pajarita, rosas y aplausos. De cuando su melopeya sobresalía de la de los demás de la orquesta y era a él, siempre, al único que se le pedía saludar repetidas veces. Quizá fue por eso, o porque Dios también duerme, por lo que un mal día le expulsaron de la Filarmónica. Hoy lo he vuelto a ver. Estaba yo observando la diversidad de razas que pululan entre el andén y el vagón del Metro cuando ha entrado, presuroso y desconfiado, en el coche. Se ha colocado en el centro, tan orgulloso como entonces se le veía en el escenario, hierático, tratando de alcanzar el violín, reposado en su hombro y unido a él por la gravedad y por una suave presión con las yemas de los dedos, y sobre él ha desmayado su cabeza como un cristo crucificado. Las primeras notas fueron saetas arrojadas por el arco para dar de lleno en la sensibilidad de los corazones de los que allí estábamos. Nadie sospechaba hasta entonces que en ese carcaj se guardaran tan afinadas melodías; ni que ese pobre hombre fuera arquero tan virtuoso. Fue un allegro corto, muy corto, al ser interrumpido por la voz codificada de la máquina que anunciaba la próxima estación: invierno. La caja del violín se quedó sin música, como un ataúd vacío, y el hombre, humillado y mendicante, recorrió rápidamente el vagón mientras alguna calderilla se pegaba a su mano impregnada de pobreza. Desapareció por entre la gente del mismo modo que vino. Y yo quedé allí ensordecida por el parloteo de esa Torre de Babel que es el Metro. E ABC Una nueva corrala teatral y suburbana del siglo XXI ABC. El festival de artes escénicas Escena XXI devuelve el teatro a las corralas de sus orígenes y sale en busca del espectador, al programar durante siete días- -desde ayer y hasta el 23 de diciembre- -obras teatrales y espectáculos de danza al alcance de quien porte su billete de Metro o abono. El alcalde, Alberto Ruiz- Gallar- dón, inauguró ayer un festival que se desarrolla en el vestíbulo del Metro de Nuevos Ministerios y que convertirá estas nuevas plazas públicas del siglo XXI en un lugar de encuentro de los ciudadanos con la danza y el teatro. Madrid no es solamente una ciudad productiva, sino que estimula la convivencia y la cultura Los restaurantes doblan sus ingresos en diciembre gracias a las cenas de empresa, un evento que convierte estas noches de la capital en una fiesta continua... y en un caos de tráfico Madrid, colapsada por las cenas TEXTO: JOSÉ M. CAMARERO MADRID. Manos alzadas buscando un taxi libre, retenciones en las principales salidas, y una constante ebullición de personas. Nada tendría de especial esta imagen si no fuera porque estaba tomada el viernes a las tres de la mañana. El taxi y el transporte público eran las recomendaciones para adentrarse en el centro y evitar un disgusto en la carretera, agravado por la presencia de los controles de alcoholemia durante todos estos días. Pero en este fin de semana, ninguna de estas opciones ha sido efectiva. Y todo, por la celebración de las cenas navideñas de empresas. Un asunto que no es baladí, porque durante el mes de diciembre, la facturación de los restaurantes madrileños aumenta hasta un 50 por ciento con respecto a otros meses, y llega a los 50 millones de euros. Esta es la época de mayor intensidad, junto al mes de mayo- -por las comuniones- -de todo el año para los 7.500 restaurantes y 324 hoteles que hay en la región cuantificados por la Consejería de Economía e Innovación Tecnológica de la Comunidad. Auto- stop para salir del centro Y, paradójicamente, los beneficios que reportará a los restauradores se han traducido en caos circulatorio. Los más de 1.500 taxis que cada noche de fin de semana trabajan por Madrid no daban abasto anoche ni el viernes de madrugada para atender todas las peticiones. Por ello, muchos madrileños optaron por hacer auto- stop para poder llegar a sus casas. Unos chicos me llegaron a pedir que les llevara a casa porque llevaban una hora esperando un taxi dice Almudena Perdiguero. La situación en los párkings públicos tampoco era ideal: Santo Domingo, Descalzas o Sevilla... No sólo tenían colgado su cartel de Completo sino que acumulaban varias decenas de vehículos a la espera de una plaza libre. Y, a falta de Metro, la única opción eran los búhos de la EMT, también desbordados por el intenso tráfico que ha vivido la ciudad durante estas dos noches. De modo que lo que se preveía una entretenida velada con sus compañeros de trabajo derivó en la rutina diaria de la que nadie se pudo librar ni siquiera por un día.