Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 18 12 2005 Opinión 7 MEDITACIONES VERSIONES N O hay manera de encontrar la versión original de la última superproducción europea, que cada sala proyecta con distintos subtítulos. En España, el Gobierno y la sede socialista de Ferraz se movilizaron ayer para vender como un éxito- -incluso a través de la mensajería telefónica: hemos ganado, pásalo- -el acuerdo presupuestario alcanzado en la cumbre comunitaria de Bruselas. Derroche propagandístico de última generación para cambiar el argumento de un resultado económico y emitir un amable melodrama que ni siquiera respetaba el genuino reparto de la función. La presunta victoria española fue retransmitida por la televisión germana como una goleada en contra: Francia, Alemania y Gran Bretaña se aliaron para que España pagara la cuenta. Eso van diciendo por ahí. Y se trata de la misma película. MARCO AURELIO LEER Y PENSAR EL PSOE SE HACE PROYANKI EL SEGUNDO SEXO De Simone de Beauvoir. Cátedra Madrid, 2005 904 páginas 30 euros. Qué es una mujer La mujer no nace, se hace (on ne naît pas femme, on le devient) La frase, enunciada con la rotundidad retórica típica del existencialismo, da cuenta del contenido fundamental de El segundo sexo el libro que más ha influido en el pensamiento feminista de la segunda mitad del siglo XX, y uno de los que más ha contribuido a socavar el dominio patriarcal ejercido sobre la mujer. Publicado hace cincuenta años, cuando las mujeres ya estaban incorporadas de lleno al esfuerzo de reconstrucción de posguerra, esta edición conmemorativa, a cargo de Teresa López Pardina, reúne en un solo volumen los dos tomos originales. En el primero, Los hechos y los mitos Beauvoir rechazaba la vieja idea de una feminidad esencial, a partir de una crítica radical- -filosófica, sociológica, psicológica, científica, etcétera- -de la ideología que sustentaba interesadamente el mito. En el segundo, La experiencia vivida se explica la alienación de la mujer, definida históricamente no en sí misma, sino como un Otro en relación al hombre, que era el verdadero sujeto esencial. Si hubo alguna vez libros de los que cambian la vida, este fue, sin ninguna duda, uno de ellos. MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO AY algo más americano que la foto de las Azores. Hay algo más americano que una película sobre el Vietnam poniendo verde a su propio país. Hay algo más americano que la marcha Barras y estrellas Hay algo más americano que los fuegos artificiales del 4 de julio. Hay algo más americano que una hamburguesa, unas zapatillas de deporte o unos pantalones vaqueros. Este algo es una ley antitabaco. Cante de ida y vuelta. De América nos vino el tabaco. Cuando Rodrigo de Triana llegó allí con Colon, no fumaba. Eran los indios americanos los que fumaban como carreteros. Rodrigo les pidió una caladita, para probarlo, y le cogió gusto. Y esa América que nos aficionó al tabaco, luego nos lo prohibió e impuso su moda a todo el mundo. Mucho más americano que el vaquero de Marlboro es prohibirle que fume hasta en los más amplios espacios ANTONIO de las grandes llanuras de la luna de BURGOS enero, jao, que dice el gran jefe indio. Que tampoco puede encender la pipa de la paz, Por eso hay tantas guerras, porque con las leyes antitabaco han prohibido hasta fumar las paces a los jefes navajos. Navajos de Albacete, naturalmente, por aquello de la igualdad de género: navajos y navajas. Que el PP, que le gustaba tela la foto de las Azores; que se levanta cuando pasa la bandera americana; que tiene a un Aznar que cuando no está dando una conferencia en Georgetown es porque la está cobrando en Yale; que mantiene que los Estados Unidos están defendiendo la libertad cuando luchan en Irak contra los terroristas... Que el PP, decía, con lo que le gustan (y a mí también) los americanos, apruebe y defienda la aplicación en España de la más estricta ley antitabaco que vieron los siglos, es natural. ¿No defienden a sus primos de Zumosol los americanos en todo? ¿Por que no han H de copiar sus leyes antitabaco? Lo raro es lo del PSOE. Desde el no a la guerra con pancartas, manifestaciones, SMS, editoriales de la prensa del movimiento, tertulias, terminales mediáticas y discursos, el PSOE se ha encargado de transmitir a la sociedad que los americanos son la suma de todos los males sin mezcla de bien alguno. Por eso no comprende que un partido tan antinorteamericano apruebe algo tan fresco y recién importado de los Estados Unidos como la ley antitabaco más estricta y radical. A efectos de humos, el gobierno socialista ha convertido a España en un Estado americano. ¿Areas permisivas de fumadores? Nada, nada, como en América: ¡el que quiera fumar, a la puta calle! ¿Que lo que nos ahorramos en gastos sanitarios por los enfisemas lo gastaremos en curar las pulmonías dobles que van a coger los pobres fumadores echando el cigarrito en el frío de la puta calle? Nada, nada, así se hace en Estados Unidos y así lo haremos aquí. ¡Y de la mano del PP! Los que rompieron el Pacto Antiterrorista para claudicar ante la ETA votan junto al PP el Pacto Antitabaco. Hay que arrinconar al PP en todo... menos en que nos ayude a erradicar a los fumadores. ¿Quién nos iba a decir que este gobierno que no hace más que dar por saco a los Estados Unidos iba a ser tan proyanki, imitando como unos catetos sus leyes antitabaco? Los que, con las libertades, defendemos la de tabaco tenemos menos porvenir que un fabricante de ceniceros. Espero que, cautivo y derrotado el ejército de los fumadores, ahora la emprendan con igual dureza contra la España borracha de los niñatos de la botellona que ocupan las calles los fines de semana. Por muchos votos que haya ahí. Esa kale borratxa que es peor que la kale borroka Si es por cuestiones de salud, ¿es que eso no está haciendo cirrótica a media juventud española? Pero, claro, como Estados Unidos no decretó la Ley Seca, sino la Ley Apagada...