Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
108 Los sábados de ABC SÁBADO 17 12 2005 ABC GENTE El PP se retrata en la boda de Aragonés y Figar Mañana de más presencias que ausencias en la tardía boda del diputado Carlos Aragonés y la consejera de Inmigración de Madrid, Lucía Figar TEXTO: BLANCA TORQUEMADA FOTOS: ÁNGEL DE ANTONIO los 49 años, Dios te ha sorprendido le dijo al diputado popular Carlos Aragonés el sacerdote oficiante de su boda con la consejera de Inmigración de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar, en un quiebro de oportunidad y cercanía que desató risas y murmullos en el interior del templo de San Pedro Apóstol de la localidad madrileña de Fuente el Saz. Parece que todo el mundo se empeña en recordarle últimamente a quien fue mano derecha de José María Aznar en la fontanería de Moncloa y hoy ejerce de férreo parlamentario que no es un alma núbil en el ruedo de la vida y de la política. En todo caso, Aragonés se mostró distendido, cordial y exultante además de paciente, ya que Figar cumplió con creces la preceptiva impuntualidad de las novias y rebasó los veinte minutos de retraso sobre la hora fijada, la una del mediodía. Al fin apareció con un austero y favorecedor vestido en color crudo de escote bañera y es- A palda abotonada. Unos magníficos pendientes de perlas australianas y un sencillo recogido (huyó acertadamente de la adustez del moño) realzaban su belleza clásica. Como manda la tradición, fue padrino el padre de la novia, Arturo Figar, y madrina, la madre del contrayente, Carmen Mendiguchía. En una nítida y gélida mañana de diciembre enmarcada por los penachos de nieve de la sierra, la convocatoria sirvió además para radiografiar (en términos de presencias y ausencias) algunos estados de ánimo en el seno del Partido Popular. Mariano Rajoy entró discretamente por una de las puertas laterales de la iglesia con su mujer, Elvira Fernández Balboa, y ambos ocuparon plaza en la primera fila de bancos, frente al altar. El ex presidente del Gobierno José María Aznar (testigo del enlace, flamante con chaqué y con corbata encarnada) llegó con su esposa, la concejal Ana Botella, y con su hijo Alonso. Prueba de que las relaciones Algunos curiosos lograron que Ana Botella los inmortalizase junto a José María Aznar Rajoy llegó discretamente por una de las puertas laterales de la iglesia con su mujer, Elvira Fernández José María Aznar fue testigo. Asistió con su esposa, Ana Botella, y con su hijo Alonso con Aragonés son de nuevo óptimas. Asistió también como testigo Alejandro Agag, en gris claro, y sin la compañía de su esposa, Ana, que acaba de dar a luz a su hijo Rodrigo. El yerno de Aznar recibía parabienes por la llegada de su segundo vástago, mientras el portavoz en el Congreso, Eduardo Zaplana varón dandy con corbata verde chillona) se retrataba sonriente junto a la ex ministra de Sanidad Ana Pastor y el presidente autonómico de Baleares, Jaume Matas. A la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, aún le preguntaban- -y mucho- -por el batacazo del helicóptero, trance tras el que confiesa que ha cogido miedo a los coches, a la velocidad. De su Gobierno autonómico (novia aparte) se vio al consejero de Empleo y Mujer, Rajoy, aún vendado, con su esposa, Elvira Fernández Los novios, exultantes tras contraer matrimonio en la iglesia de San Pedro Apóstol de Fuente el Saz (Madrid)