Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 17 12 2005 Los sábados de ABC 103 Cuanto más bajo estás en la escala jerárquica, más controlado y menos autonomía tienes y esto es una fuente inagotable de infelicidad. ¿Los sueldos influyen en la felicidad de la gente? -No. Se han hecho encuestas y se ha probado que el dinero es igual a felicidad sólo por debajo del nivel de subsistencia, por encima, apenas incide. Más dinero amplía la gama de elección, lo cual intensifica que puede provocar cierta ansiedad. -Resalta en el libro que los preliminares de algo hacen más feliz a la persona que el hecho de conseguirlo. -Porque la felicidad está en la sala de espera de la felicidad. Desaprovechamos continuamente el goce que puede generar la búsqueda y nos empecinamos en la felicidad futura que producirá un logro ansiado. -Póngame un ejemplo. -Los premios Nobel que he ido entrevistando coinciden en que los tiempos más felices fueron cuando estaban trabajando esperando que les llegase el Premio, mucho más que después. -Por esta razón uno es más feliz preparando un viaje que realizándolo. -Uno debiera ser muy feliz preparando el viaje. Esto no quiere decir que el reconoci- miento de los demás no sea un factor de la felicidad. Hay una estadística que demuestra que los que han ganado un Oscar vivieron 4 años más que los que fueron nominados. -Luego lo ideal es tener inquietudes y satisfacerlas. -Lo que esto sugiere es otra fuente de felicidad, lo que algunos neurólogos llaman sumergirse en el flujo es decir poner los 5 sentidos. Esto explica que los fines de semana los que no tiene nada que hacer sean más infelices que durante la semana trabajando. En cambio los que tienen un hobby son felices. -Si la concentración, los 5 sentidos, dan felicidad, ¿por qué cuando se está de vacaciones pensando en las musarañas somos felices? -Básicamente, este tipo de felicidad vacacional obedece a que suele constituir una búsqueda, más que un gozo. -Los cinco sentidos intervienen en el disfrute de la bebida y la comida, ¿es por eso por lo que comer y beber nos da tanta felicidad? -Eso es placer. Si comemos es porque saboreamos. Si creamos descendencia es porque nos divertimos copulando El placer mueve montañas pero no es la felicidad. ¿En qué se diferencian? -La felicidad implica, además, un compromiso total con algo o alguien y es muy curioso que de todos los factores externos que supuestamente in- El libro, editado por Destino, depara algunas sorpresas La felicidad está en la sala de espera de la felicidad, y los Nobel que conozco eran más felices antes del premio ciden sobre la felicidad, el único que lo hace de una manera clara son las relaciones personales. El placer se puede lograr de manera natural mediante flujos hormonales o de manera artificial con lo que hemos llamado los atajos ¿La felicidad desgasta? -En absoluto, pero el placer sí porque puede llegar a deprimir. -En el libro habla de que no hay felicidad sin democracia. ¿Le ha mandado un ejemplar a Castro? ¿Son infelices los cubanos? -Le iría bien a Castro. Lo que hemos demostrado es que para ser feliz la gente tiene que confíar en el vecino, cosa que es absolutamente imposible cuando no confían en los políticos o cuando éstos no generan confianza. Nadie pensaba en la responsabilidad que tienen los estamentos públicos a la hora de generar confianza a los ciudadanos en su búsqueda de la felicidad. ¿Cuál es el factor prioritario para ser felices? -Primero conocer, que no lo sabíamos, la importancia de las emociones. Segundo, utilizar esta capacidad de imaginación que tenemos con fines positivos y, tercero, dedicar más tiempo al mantenimiento y menos a la inversión. ¿La felicidad se busca o viene como la suerte? -Sabemos que la lotería genética fija potencialidades y posibilidades, pero que el gen de la depresión sólo se manifiesta en un entorno depresivo. -Llegará un día en que tomaremos una pastilla para fomentar la felicidad? -Hemos eliminado las enfermedades infecciosas pero no las que proceden de dentro de uno mismo y la gran amenaza es ahora la salud mental. ¿De qué tenemos que huir para provocar la felicidad? -Del pánico, del miedo. ¿Hay algunas especies más felices que otras? -Lo que sí hay son especies que ya se han planteado la búsqueda de la felicidad, como algunos loros, delfines y primates. ¿Qué papel juega la herencia en la felicidad? -Hay una carga genética de la que hay que ser consciente. -Podría darnos la fórmula para no dejar escapar la felicidad. -Ser consciente de que hay factores que reducen los ideales de felicidad. Por ejemplo, dejar sólo a los sueños la tarea imprescindible del desaprendizaje de todo o de parte de lo que hemos aprendido. Hacer hincapié en las relaciones personales como único factor de mérito en la búsqueda de la felicidad y, por último, buscarla con los cinco sentidos. VIVIMOS COMO SUIZOS EL PRIMER SEXO A saber qué hubiese inspirado Papuchi a Castor EFE n la portada de la nueva edición de El segundo sexo (Cátedra) hay una tuerca suelta. No sé si es de Simone de Beauvoir o de los editores. ¿Lo han sacado ahora pensando en que sea un regalo de Reyes? Hombre, pero si este año hay jamoneros plegables. Es una gran noticia que por fin a alguien se le haya ocurrido que, cuando se acaba el jamón, no hay quien guarde uno de esos bichos sin ocupar tontamente un armario. Pero a lo que iba. El segundo sexo es un libro muy gordo de los que hay que leer sobre una mesa de matar marranos. De momento está en las mesas de novedades. Con un par. El extraño par lo completa la reedición de Elegancia la famosa obra de Genevieve Antoine Dariaux, ahora cercenada en forma de librito Muy Chic. Una guía de la elegancia Esa guía de la elegancia ya fue publicada en España en 1964 (Ediciones Ave) aunque se presente ahora como algo nuevo. Es uno de mis libros (raros) favoritos pero no deja de ser una especie de curiosidad antropológica que sostiene cosas como la prohibición de llevar paraguas antes de los 15 años o que ningún reloj de pulsera es elegante. No hay comparación posible con El segundo sexo Salvo que comparten mesa. La de Simone de Beauvoir es una obra que dice cosas muy interesantes, lo cual es una forma mendruga de expresar que se trata de una de las más relevantes del siglo XX. Y, además, fue un éxito de ventas, que en el fondo es lo más interesante. La llamada Biblia del feminismo (toma lugar común) se publicó en 1949 y es fruto de la reflexión de la Beauvoir a propósito de qué había significado para ella ser mujer (reflexión inducida por Sartre) En lugar de darle una torta decidió escribir. Es tremendo pero Castor sigue teniendo razón. Lo de la uterización de la mujer no es broma. A ver, tomemos al azar a un hombre y una mujer. Vale, no es al azar. Dos ejemplares de 90 años. Elisabeth Schwarkopf (los cumplió el día 9 de diciembre) y Julio Iglesias Puga. Una, soprano deliciosa retirada hace siglos. Otro, médico jubilado, padre de cantante famoso y últimamente fenómeno de feria. La Schwarkopf ya ni siquiera se dejaba retratar hace diez años. En la fantástica película de Gérald Caillat, A Self Portrait sobre su vida y su carrera, conduce todo el documental con su voz, pero la cámara ni la huele porque ella no lo consiente. Quizá con razón. De procrear a los 90 ni hablamos. Y ahí está el fenómeno dando que hablar. Desde luego que la mujer es el segundo sexo. El primero es Julio Iglesias Puga. E