Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 Los sábados de ABC SÁBADO 17 12 2005 ABC ENTREVISTA Eduardo Punset es un ensayista poco convencional que nos anima a acercarnos a la ciencia desde su programa televisivo Redes y con sus libros EDUARDO PUNSET Economista y divulgador científico Salud, dinero y amor influyen muy poco en la felicidad -Para el Viaje a la felicidad ¿dónde se saca billete? -En el vientre de la madre. En los nueve meses fetales se producen trastornos genéticos y hormonales que marcarán la vida. ¿El aumento del tiempo de vida nos hace felices? -Cuando la esperanza de vida era sólo de 30 años, todos los recursos se dedicaban a la inversión de la perpetuación de la especie y quedaba muy poco tiempo y muy pocos recursos para dedicarlos al mantenimiento, y la felicidad es un gasto de mantenimiento. ¿Hasta qué edad llegaremos más o menos felices? -Hemos hecho pruebas con ratitas estresadas, que, proporcionalmente para los hu- Fascinado por el impacto de la ciencia en la vida cotidiana de la gente, Eduardo Punset ha publicado un libro sobre El viaje a la felicidad En él nos brinda las claves para entender y conseguir este estado de ánimo POR CARMEN FUENTES FOTO ELENA CARRERAS manos, dan una esperanza de vida de 400 años. Por primera vez tendremos tiempo de preocuparnos por la búsqueda de la felicidad. Los avances tecnológicos, ahora, permiten medir y evaluar las emociones y con ello la ciencia ha podido por primera vez intervenir. -La Constitución de EE. UU. establece el derecho de sus ciudadanos a ser felices. ¿La nuestra debería introducirlo? -Es la única en el mundo que lo hace. Y no me cabe ninguna duda de que la nuestra debería introducir esa cláusula, mucho más que otras que están dando tanta lata. ¿Qué puede hacer la ciencia por la felicidad? -La gente se ha sumergido en la búsqueda de la felicidad sin ayuda de nadie y en contra del pensamiento y ahora resulta que la ciencia ha descubierto que no hay un sólo proyecto sin emoción e, incluso, la decisión más sabihonda es también fruto de una emoción. -Quién decide más, ¿las emociones o la razón? -No hay ninguna decisión que no esté contaminada por una emoción. Incluso las personas que están convencidas de que ellas solo deciden en función de la razón y de la lógica, no saben que la decisión final se ha decantado gracias a una emoción. Se empezó por ver que las emociones estaban en el límite de cualquier proyecto y ahora hemos visto que están también al final del proyecto. Hasta la robótica quiere meter emociones a los robots para que puedan tomar decisiones. -En este mundo tan desarrollado, ¿qué importancia tiene la felicidad? -La mayoría de los factores externos, dinero, salud, trabajo, educación... tienen un impacto insignificante en los niveles de felicidad. ¿Cómo se puede estimular? ¿Cuál es su mecánica? -La felicidad y hasta la salud dependen del lugar que uno ocupa en la jerarquía social y este lugar determina la autonomía de que uno disfruta.