Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 Los sábados de ABC SÁBADO 17 12 2005 ABC MODA CON HISTORIA Cuatro propuestas femeninas: de la primera mitad del XIX a los albores del XX Un coleccionista malagueño, Francisco Zambrana, ha rescatado más de un centenar de piezas que muestran la evolución de la indumentaria y los complementos desde el siglo XVIII Las costuras del tiempo usto por recopilar objetos artísticos o los utensilios más variados se remonta a la Antigüedad. Lo que no es tan frecuente es coleccionar trajes de época y sus complementos. Pues ese, precisamente, es el hobby del restaurador malagueño Francisco Zambrana, uno de los miembros de la empresa Quibla Restaura, que al margen de un trabajo tan vinculado al mundo del arte atesora en su casa más de un centenar de piezas, trajes, vestidos, corsés, sombreros, zapatos y otros complementos que abarcan los siglos XVIII, XIX y XX. Todo esto es arte también, defiende el restaurador, que Elg TEXTO: RAFAEL CORTÉS FOTOS: FRANCIS SILVA Y ARCHIVO DÍAZ DE ESCOVAR empezó a tomarse en serio su afición hace cuatro años, aunque ya desde antes tenía algunas prendas a buen recaudo. Zambrana lleva quince años investigando sobre la historia de la indumentaria, y en contacto con restauradores y coleccionistas. Ha realizado cursos de conservación y restauración de textiles en el Museo del Traje de Madrid y ha colaborado con el Museo de Artes Populares de Málaga. Sin embargo afirma que como más se aprende es teniendo las prendas en casa Y por eso las sigue guardando en su domicilio, con los inconvenientes que ello conlleva, a la espera de que alguna institu- ción le ofrezca su apoyo para exponer las piezas que atesora, colección única en su ámbito y de valor incalculable. El precio de las piezas puede variar mucho en función de la forma de adquisición (subasta o por compra directa a coleccionistas) pero su valía real es imposible de precisar. Una colección de ropa y complementos de época que tiene entre sus piezas más antiguas una casaca, y su chaleco correspondiente, datado alrededor de 1760. Pero no es esta la única pieza del XVIII que guarda celosamente Zambrana, ya que de esta época también posee un corsé femenino, de lino y emballenado, que el especialista sitúa a principios de la segunda mitad del siglo. Otro fragmento importante de la historia de la indumentaria está en el paso de la casaca al frac, del que conserva también un buen ejemplo Zambrana en su colección: se trata de una pieza de 1787, un frac en buen estado, de seda y forrado en lino. De la cabeza a los pies También posee, entre otras joyas, un chaleco estilo Carlos IV datado sobre 1780, y un sinfín de complementos que acercan su colección hasta hoy, con un traje parisino que es casi un modelo de recepción de 1912. Zambrana, con una de las piezas de su colección