Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Economía EL SISTEMA BANCARIO ITALIANO, BAJO SOSPECHA CONMOCIÓN POLÍTICA SÁBADO 17 12 2005 ABC La Fiscalía investiga al gobernador del Banco de Italia por presunta información privilegiada El Gobierno de Berlusconi aprobará el martes normas para nombrar un sustituto de Fazio b La Fiscalía de Roma también investiga a Fazio por un presunto delito de abuso del cargo por su descarado tratamiento de favor al banquero Fiorani, ya encarcelado JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL ROMA. La enorme bolsa de pus en el cogollo del sistema bancario italiano salió ayer a superficie al confirmarse que la Fiscalía de Milán esta investigando al gobernador del Banco de Italia, Antonio Fazio, por un presunto delito de insider trading (información privilegiada) Mientras, la Fiscalía de Roma lo investiga por un presunto delito de abuso del cargo ambos en el cuadro de su descarado tratamiento de favor al banquero Gianpiero Fiorani, arrestado el pasado miércoles. El Consejo de Ministros celebrará una reunión urgente el próximo martes para aprobar un proyecto de ley sobre las nuevas normas de nombramiento del gobernador del Banco de Italia. El Parlamento lo aprobará, como moción de confianza, el miércoles y se espera que Fazio dimita, por fin, ese día, después de haber dañado gravemente la credibilidad de Italia. El comportamiento del gobernador llegó al escándalo la pasada primavera, cuando utilizó su cargo para sabotear las opas paralelas del BBVA sobre la BNL y del ABN Amro sobre Antonveneta. Como caballero blanco para salvar la italianidad de Antonveneta, Fazio escogió a su protegido Gianpiero Fiorani, presidente de la Banca Popolare Italiana, a quien el 11 de julio autorizó una opa sobre Antonveneta contra la opinión de los servicios del Banco de Italia que, vista de la situación interna de la BPI, proponían pasar el caso al Ministerio Fiscal Fiorani ha reconocido haber acumulado en las Islas Cayman, la Isla de Jersey y Singapur 75 millones de euros ganados en operaciones de información privilegiada a través de cuentas de sus clientes favoritos, a los que dejaba una parte de los beneficios. Cuando las operaciones salían mal, Fiorani distribuía las pérdidas entre los cuentacorrentistas de la BPI. El nuevo presidente, Divo Gronchi, reconoció que se han aplicado cargos indebidos a aproximadamente un millón de cuentas corrientes El saqueo mínimo era de 30 euros, pero muchos superan los 200 euros. El fichaje de Fiorani como salvador de Antonveneta, igual que el fi- Trichet le advierte de una posible violación de las normas del BCE El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, manifestó ayer que si se llega a probar que Antonio Fazio recibió regalos, habría vulnerado el código de conducta de los componentes de nuestro consejo directivo, y el BCE pediría una aclaración Fazio autorizó irregularmente al banquero Gianpiero Fiorani, jefe de la Banca Populare Italiana, una opa sobre Antonveneta después de haber hecho fracasar la de ABN Amro. Fiorani, arrestado hace dos días, hizo regalos de lujo- -televisores, relojes, collares, -a Fazio, su esposa y su hija por valor de 30.000 a 50.000 euros según The Wall Street Journal El estatuto del BCE prohíbe aceptar regalos a menos que sean de valor irrelevante Fiorani enviaba, además, generosas cestas navideñas a los 50 principales funcionarios del Banco de Italia. Fazio afirma tener la conciencia absolutamente tranquila chaje de Giovanni Consorte, presidente de Unipol, como salvador de la BNL frente al BBVA, forman parte de la extraña actividad del gobernador del Banco de Italia como repartidor del pastel bancario entre quien mejor le parece. A la vista de ambos casos, la Comisión Europea ha abierto un expediente de infracción a Italia, al que el Gobierno debe dar respuesta antes de dos meses. Fiorani está en la cárcel. Giovanni Consorte está siendo investigado por la Fiscalía de Roma a resultas de las denuncias del BBVA sobre irregularidades en la actuación de Unipol EPA Fazio asegura haber actuado con arreglo a la ley y no confirma ni desmiente si está siendo investigado para hacerse con la BNL. El cuadro no puede ser más paradójico o más patológico. El gobernador del Banco de Italia interfiere en el mercado bancario en contra de las normas europeas mientras incumple su obligación, que es vigilar la solvencia de los bancos- -la BPI de Fiorani y la Unipol de Consorte- -y salvaguardar los intereses de los ahorradores, que Fiorani desplumaba a su gusto. Las conversaciones telefónicas grabadas por la Policía revelan una relación demasiado estrecha de Fiorani con Fazio- -a quien dijo que le gustaría dar un beso en la frente cuando le comunicó la luz verde a su opa sobre la BNL- con la esposa del gobernador, que le adora, e incluso con su hija, pues ha hecho regalos de lujo a los tres. Cuando en los años setenta un banquero se atrevió a regalar un reloj al gobernador del Banco de Italia, Paolo Baffi lo rompió estrellándolo contra el suelo y envió las piezas al remitente. El actual presidente de la República y predecesor de Fazio, Carlo Azeglio Ciampi, ocupaba ese cargo, no rompía los regalos, sino que los devolvía al remitente, y puso su cargo a disposición del Gobierno en varias ocasiones sin que la ley le obligase a hacerlo. La dimisión de Fazio, en cambio, la piden desde hace tiempo la mayoría de las fuerzas políticas, la patronal y casi todas las personalidades italianas con un mínimo de dignidad. Hasta ayer, el interesado hacia oídos sordos.