Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid SÁBADO 17 12 2005 ABC El PP acusa al Gobierno de castigar a Madrid al gastar 120 millones menos en transporte El Ejecutivo autonómico considera que Barcelona sale beneficiada ABC MADRID. El PP ha encontrado otro motivo para el agravio, en esta ocasión por la subvención del Gobierno de la Nación al transporte público en la Comunidad de Madrid, que recibirá, por los años 2005 y 2006, un total de 329 millones de euros, según aprobó ayer el Consejo de Ministros. La Consejería de Infraestructuras y MADRID AL DÍA SOCAVA, QUE ALGO QUEDA MANUEL DE LA FUENTE Transportes, que dirige María Dolores de Cospedal, explica que el Gobierno ha cambiado el criterio de vigencia, que tenía en cuenta en número de viajes realizados en transporte público para conceder ayudas, y lo ha sustituido por el número de habitantes, por lo que Madrid, que es la ciudad con más viajes, sale perdiendo. Según las cuentas del PP, el Estado deja de gastar en la Comunidad por ese motivo 120 millones, mientras que Barcelona recibe alrededor de 25 millones más de euros de los que recibiría si se mantuviese el criterio de subvencionar el número de viajes (Madrid registra hasta 1.564 millones de viajes y Barcelona, 862 millones) Cospedal entiende que se castiga a las regiones que fomentan el transporte público. A estas alturas del siglo de los socavones, a nadie escapa (tanto a madrileños de la propia Villa y de pura cepa, como a los de allende la M- 50) que las lecturas favoritas, releídas hasta la saciedad, hasta el más detallado conocimiento, además, de nuestro Alcalde Gallardón son las Memorias del subsuelo de Fedor Dostoyevski, obra que profundiza (sin más taladradora que la del talento en los meandros de la vida humana) y en el plano ya más de aventuras el inigualable Viaje al centro de la Tierra de Julio Verne, una obra que ardía en las manos de los lectores. Aunque también podría haber optado, a instancias del área de movilidad urbana (y según andan los helicópteros) por las Cinco semanas en globo o ya metidos en harinas musicales y pasados a los aires del Trópico, se podría retomar aquella bonita tonadilla dancísticosexual de Lalo Rodríguez en una edición especial limitada y dedicada al Regidor con el suculento título de Ven, perfórame otra vez que bien tendría todas las papeletas para pasar a convertirse en el himno de las tuneladoras madrileñas, y quién sabe si de todo el orbe. El caso es que con tanto trepanar la corteza de los Madriles, a poco que haya suerte lo de Atapuerca se va a quedar en un chiste comparado con lo que puede salir de las entrañas matritenses. Que ya nos vemos al profesor Arsuaga cambiándose de aires y levantando tesis y aireando teorías a un pasito de El Corte Inglés de Goya, uno de los lugares en los que en estos días madrileños tan bonitos más pura y natural se muestra la especia humana, bolsa para aquí, bolsa para allá. Que lo de O Donnell era un perforamiento de entidad y de primera categoría no se dudaba, de ahí que el bos primigenius, vamos, un miura en toda regla de ese conocido nudo madrileño, bueno, o su cráneo, para mejor entender, pide un par de pases de El Juli, o de quien se atreva, que ya en tiempos no estuvo lejos del lugar la plaza de toros, y siempre zona de ir y venr de ganado vacuno, de alguaciles y toreros y torerillos. Y es que con lo que nos gusta a los madrileños tirar las cosas al suelo, menos petróleo, debajo de nosotros debe haber de todo. Incluso hasta una vieja ciudad de corazón verbenero llamada Madrid.