Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión SÁBADO 17 12 2005 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en EL ARTE DE NEGOCIAR ES INNEGOCIABLE F RENTE a lo que se cree comúnmente, el mecanismo compensatorio en favor del Reino Unido, conocido como cheque británico no estaba justificado sólo porque su sector agrícola británico fuera relativamente más pequeño y estructuralmente diferente del de los demás Estados miembros y, por tanto, generaba menores gastos de la PAC que en el resto de los países. LUIS IGNACIO Lo estaba tamPARADA bién porque, tras once años de integración en la CE, la cuota de participación británica en la base armonizada del IVA era relativamente mayor que la que tenía en el PIB total de la Comunidad. Esas circunstancias ya no se dan. Sin embargo, se mantiene el acuerdo del 7 de mayo de 1985, en el que el Reino Unido arrancó una reducción de su contribución procedente del IVA en 1.000 millones de ecus y una reducción del 66 por ciento de su desequilibrio presupuestario en su aportación al presupuesto comunitario. Pese a las modificaciones del sistema llevadas a cabo en 1988 y 1992 no se han puesto en marcha los frenos dinámicos basados en tres condiciones: PIB per capita inferior al 85 por ciento de la media; crecimiento económico inferior al 120; cuota de pagos por recursos propios superior al 10 de su cuota en el PIB. Eso sitúa a los británicos en una posición privilegiada en el momento de la adhesión de nuevos países con bajo nivel de renta. Porque una decisión presupuestaria que tenga un coste neto de 100 euros para un Estado miembro cuesta sólo 33 al Reino Unido. Así pues, lo que ofrece Blair ahora no es la lógica desaparición del concepto del cheque, cuando ya no se dan las circunstancias que lo originaron. Tampoco una reducción de su importe básico, sino sólo de la parte que corresponde a su injusto crecimiento debido al artificio contable. Es decir, pretende negociar lo innegociable. Así que los jefes de Estado y de Gobierno que debatían en Bruselas el presupuesto de la UE para 2007- 2013 no tenían que exigirle caridad y solidaridad, sino congruencia y justicia. En la muerte de Julián Marías Mi gratitud personal hacia Julián Marías es difícil de expresar en unas pocas líneas. Pienso que todos los españoles amantes de la libertad y con voluntad de verdad se la debemos, tal como manifestó Pedro Laín Entralgo hace años. Recuerdo que el primer libro suyo que leí fue el volumen I de sus memorias, Una vida presente cuando fue publicado. A través de él, Marías me introdujo en esa tarea que hacen unos pocos hombres por pura necesidad desde hace unos dos mil quinientos años: la filosofía. Después tuve que acudir por imperiosa necesidad, de arribada forzosa a su Antropología metafísica sin duda una de las obras cumbre de la filosofía del siglo XX. Discípulo de Ortega, desarrolló de forma sorprendente la filosofía de la Razón vital de su maestro. Dudo que en el momento actual, tan decadente en tantos sentidos, su obra tenga el reconocimiento que justamente merece. Estoy seguro de que con el paso de los años será así. Ante su muerte, no puedo dejar de pensar en las conversaciones entrañables que mi madre y yo manteníamos hace años, sobre la vida después de la muerte. Juntos comentábamos los últimos capítulos del libro La felicidad humana de Julián Marías. Me consuela pensar que la esperanza de don Julián en la inmortalidad personal y en la resurrección de la carne se habrá visto cumplida mediante un encuentro gozoso en la Casa del Padre, toda ella llena de luz, con su hijo Julianín y con su mujer Lolita. Juan Carlos Infante Gómez. Madrid. se ha repetido el diagnóstico que hizo de los peores males de nuestro tiempo: el terrorismo organizado, la difusión de la droga entre los jóvenes y, sobre, todo la aceptación social del aborto. Hoy deja un magisterio beneficioso para las nuevas generaciones, basado en las creencias firmes, en la defensa de la libertad y en buscar siempre la paz. Una vida buscando la excelencia, que hoy contrasta más con quienes desde el poder intelectual o político se dedican a desunir y a despertar viejos rencores. Julián Marías consideraba la obra de Heidegger, Ser y tiempo (Sein und Seit) como la mejor obra filosófica del siglo XX. No le falta razón, pues el tiempo pone a cada uno en su sitio, y las obras objetivas muestran el ser de cada persona. Julián Marías sobresale ya como el buen hombre que siempre ha sido. Jesús Ortiz López. Madrid. son horas de conversación, su pasión por la tertulia, y qué decir de este hombre, que es el mayor apostador de la historia acerca de la amistad entre hombres y mujeres y de la amistad entre diferentes edades. Su sabiduría, su bien ver y pensar, su corazón y su no rencor y generosidad. Por favor, nunca le olvidemos y pongámosle en el sitio que se merece! Javier Martin. Barcelona. Destino Marruecos En las páginas de NT Nuevo Trabajo se destaca que, entre otras razones, las últimas reformas socio- económicas en Marruecos hacen del país uno de los destinos preferidos de la inversión extranjera. Claridad y lucidez Al enterarme de la muerte del genial filosofo español Julian Marias he sentido, de repente, un profundo sentimiento de soledad y de abandono. Llevaba ya muchos meses echando de menos sus artículos en la Tercera de ABC, ya que en estos momentos necesitábamos de su claridad y lucidez. Ha muerto con 91 años, pero hasta hace un par de ellos seguía con su infatigable tarea de escribir los artículos, y los libros más limpios, más nobles, más coherentes y más bondadosos que jamás he leído. Siempre le agradeceré su inteligencia y todo lo que me ha enseñado con su forma y su fondo de escribir, su humanismo y el haberme motivado a leer a su maestro, Ortega. Muchas gracias, Julían. te vas de esta España moribunda justo ahora cuando tan necesitados estamos de luz. Estamos, todavía, un poco mas a oscuras sin ti, pero ahí quedarán siempre tus palabras como una propuesta y un proyecto de vitalidad, de lucidez y de humanismo histórico. David Zapardiel Gento. Madrid. Un gran filósofo Se nos murió a todos los españoles don Julián. ¡Qué pena! Leemos ayer cualidades de él y de su obra; me gustaría recordar dos cosas que le pertenecen: don Julián era un hombre bueno y generoso. El decía que sin ser bueno se podía ser listo, pero no inteligente. Frases que nunca se cansó de repetir: Tú mismo te has forjado tu ventura No hay que intentar contentar a los que no se van a contentar y su lema Que por mí no quede deberían estarnos siempre presentes. El agua bien fresquita, leer a Simenon o a Dumas, lo mejor que le he dado a mis hijos Extra Navidad Ante la inminente llegada de las fiestas navideñas, XL Semanal ofrece un especial dedicado a la Navidad que pasa revista al look más glamuroso, las joyas más sofisticadas, los regalos más sorprendentes para toda la familia y la decoración más íntima. Un buen hombre Ha muerto Julián Marías y es justo reconocer su hombría de bien, su gran categoría intelectual y la perspectiva cristiana de la vida. Un hombre que ha defendido siempre la verdad frente a los manipuladores, como hizo tantas veces en la Tercera de ABC, y que ha sabido acomodar su vida a sus ideas. Julián Marías es un hombre que ha creído en la esforzada capacidad del ser humano para buscar la verdad. Mil veces De Primera Mano Como cada domingo, nuestro periódico ofrece este suplemento, en el que el lector encontraá todo lo que necesite. Todos los anuncios en su mano.