Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 12 2005 Cultura 69 LA COLECCIÓN DEFINITIVA Mañana, con ABC, la novena entrega de la colección de Deutsche Grammophon ofrece las sonatas Alla turca y Fantasía en do menor, y los Conciertos números 21 y 27 de Mozart, por tan sólo 9,95 euros más El fascinante piano de Mozart COSME MARINA Dentro del legado mozartiano, su catálogo pianístico se erige como una fascinante aventura musical en la que el genio creativo del compositor de Salzburgo derrocha inteligencia, capacidad de sorprender, búsquedas y avances, que mantienen intacta la seducción de uno de los grandes genios de la música. La extraordinaria originalidad mozartiana se plasma con esplendor tanto en sus conciertos para piano y orquesta como en sus obras para piano solo, especialmente en las sonatas. Permiten estas creaciones una travesía fructífera en la que el compositor va eliminando todo aquello que no se adapte a su peculiar naturaleza artística, de ahí que la evolución hacia las obras de madurez esté llena de hallazgos. Buena parte de la explicación de su lucidez pianística la encontramos en el prodigioso talento de Wolfgang Amadeus Mozart (1756- 1791) como intérprete ya desde su infancia. Soberbio ejecutante del clave y, después del piano, consiguió una evolución decisiva en el instrumento logrando en este ámbito una coherencia asombrosa me- cos tan populares como el Concierto número 21, en do mayor, K 467 Su brillantez le ha llevado a un conocimiento importante por el gran público, sobre todo porque en numerosas ocasiones su célebre Andante ha sido empleado en películas como la romántica Elvira Madigan de Bo Widerberg. En esta obra refulge con máxima intensidad el genio melódico mozartiano, su capacidad para cambiar de atmósferas pasando de un tono galante a otro elegíaco e, incluso, solemne. Capacidad para fabular Esta capacidad para fabular con la música consigue atrapar totalmente la atención del espectador, y se plasma con plenitud en su último concierto, el Concierto número 27, en si bemol mayor, K 595 en el que la calculada ambigüedad creativa se manifiesta en un tono irónico no exento de melancolía que acaba propiciando una serenidad de carácter firme. Son dos obras en la que la expresión es de una riqueza máxima, y más aún en las contundentes versiones de Claudio Abbado al diante obras que son auténticas joyas de la literatura pianística. Dentro de su catálogo para piano y orquesta, dos conciertos, incluidos en este trabajo, brillan con luz propia. Po- frente de la Sinfónica de Londres y con la honda estirpe mozartiana de Rudolf Serkin como solista. Es un recorrido el de estas obras que es reflejo de una evolución estética y también interior, de crecimiento y madurez espiritual. De hecho, las sonatas para piano también abrieron nuevos caminos, sobre todo porque establecieron normas novedosas para la utilización del lenguaje del instrumento, aportando una grandeza hasta entonces inédita, una sutileza compositiva que necesariamente se traslada a la interpretación. Y dentro de este corpus, la Sonata K 331, Alla turca es una de sus obras más apreciadas, debiendo su fama a su tercer movimiento, un Allegreto alla turca escrito con gracia y cierto tono irónico, magnífico exponente de lo que en el siglo XVIII se entendía por exotismo musical. El contraste temático y los rápidos arpegios de la mano izquierda, en la que la repetida fanfarria busca imitar el efecto de los instrumentos turcos, permiten emparentar la pieza pianística con una de sus creaciones líricas, El rapto en el serrallo