Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 16 12 2005 25 Irak elige Parlamento en las urnas, como último acto de su incierta transición hacia la democracia La Policía de cinco países desmantela la mayor red de inmigración ilegal en Europa con destino al Reino Unido Rajoy reclama a Zapatero que dé la batalla como la dio Aznar en Berlín Coincide con González en que la ampliación debe pagarse según el PIB del PP se reunió en Bruselas con la canciller alemana, Angela Merkel, y creó un grupo de trabajo conjunto con la UMP de Nicolás Sarkozy LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL BRUSELAS. Mariano Rajoy reclamó a José Luis Rodríguez Zapatero que en el Consejo Europeo que ayer comenzó en Bruselas dé la batalla como la dio José María Aznar en la cumbre de Berlín en 1999. El presidente del PP, que participó en Bruselas en la cumbre de líderes populares, insistió en que el Gobierno no debe aceptar que España sea la pagana de esa ampliación. Ante los periodistas, reconoció Mariano Rajoy que España no puede aspirar a seguir recibiendo los 8 billones de las antiguas pesetas obtenidos en Berlín para el periodo 2000- 2006, pero insistió en que tampoco es aceptable la propuesta de la presidencia británica, que haría que en el periodo 2007- 2013 nuestro país sólo obtuviera medio billón de pesetas. España- -reiteró- -no puede convertirse en la pagana de la ampliación, que le costaría 44.000 millones de euros frente a los 30.000 que pagaría Francia y los 25.000 de Alemania El líder del PP dijo que se suma a la opinión expresada por Felipe González en un artículo periodístico en el sentido de que el coste de la ampliación debe sostenerse en base al PIB de cada país. Ese es el límite de lo aceptable subrayó Rajoy, quien no quiso entrar a precisar la cantidad de saldo neto para España que consideraría buena. b El presidente REUTERS J. L. Rodríguez Zapatero Presidente del Gobierno español Destacó la prórroga del Fondo de Cohesión hasta 2013 y el leve aumento de las ayudas regionales a España ofrecidos por Londres que hasta el momento ya se han conquistado una serie de hitos, como la ampliación de los fondos de cohesión para España hasta 2013, así como la asignación de ayudas para Ceuta, Melilla y Canarias Rajoy y Merkel, durante la reunión que mantuvieron ayer en Bruselas EFE El Gobierno dice que sus problemas son herencia del Ejecutivo anterior L. A. BRUSELAS. El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, insistió ayer en la doctrina que el Gobierno está difundiendo para curarse en salud ante un resultado de la Cumbre menos satisfactorio que el deseado: culpar al Ejecutivo anterior de haberle dejado una mala situación de partida para negociar. Moraleda subrayó que el principal obstáculo en la negociación para España es un problema hereda- Leves mejoras La última propuesta de la presidencia británica mejoraba en 500 millones de euros el saldo neto para España entre 2007 y 2013 respecto a la de principios de mes, pero sigue siendo 500 millones inferior a la que ofrecía la presidencia luxemburguesa, que le arrojaba una diferencia positiva entre subvenciones y aportaciones a la arcas comunitarias de 4.738 millones de euros. En cualquier caso, las espadas siguen en alto y a lo largo de hoy se prevén numerosos contactos bilaterales entre la presidencia británica y los diferentes jefes de Estado y de Gobierno para intentar cerrar un acuerdo. La previsión es que Blair presente hoy dos nuevas propuestas y, en el caso de que a media tarde no sea aceptada ninguna, levante la sesión. El margen de maniobra es tan pequeño que el portavoz de Blair ya adelantó que la presidencia ha previsto que hoy por la tarde, con o sin acuerdo, los mandatorios abandonen la capital comunitaria, y no prolonguen más la discusión. Propuesta inaceptable Rajoy insistió en calificar de inaceptable la última propuesta británica por ser incluso peor que lo que se ofreció durante la presidencia luxemburguesa, que no fue aceptado entonces por el Gobierno. Por ello, reclamó al Ejecutivo que dé la batalla a fondo como se dio en Berlín, donde se obtuvieron buenos resultados y señaló que si es así, tendrá el apoyo del PP Mariano Rajoy rechazó igualmente que desde el Gobierno se diga que lo que dificulta obtener un buen resultado para España es la herencia de José María Aznar, a quien acusa de no haber blindado a España frente al cheque británico durante la negociación de las últimas Perspectivas Financieras. La herencia del ex presidente Aznar fue un saldo neto de 8 billones de pesetas que España recibe en el período 2000- 2006 y dejar resuelta la cuestión agrícola de una manera do de la gestión de José María Aznar. Se refería a la falta de un blindaje ante el cheque británico en la Cumbre de Berlín de 1999, aunque entonces no fue ese un asunto al que se prestara mucha atención, entre otras cosas por los buenos resultados obtenidos en los fondos de cohesión. En cualquier caso, Moraleda insistió en que en el debate de aquellas Perspectivas Financieras España aceptó un aumento del 47 por ciento en aportación al cheque británi- co, mientras Alemania, Suecia, Austria y los Países Bajos la disminuyeron en un 75 por ciento También culpó al Gobierno del PP de haber renunciado al Fondo de Cohesión, al no haber dado la batalla para su prórroga cuando, en febrero de 2004, se conoció la primera propuesta de presupuestos para 2007- 2013 por parte de la Comisión Europea. Moraleda dijo que, sin embargo, Zapatero ha salvado el Fondo de Cohesión hasta 2013 muy buena para los intereses españoles señaló, en alusión al acuerdo alcanzado en 2002 y que establece la Política Agrícola Común (PAC) hasta 2013. Bromas, las imprescindibles añadió, recordando que el actual ministro del Economía, Pedro Solbes, era comisario europeo cuando la Comisión presentó su primera propuesta de reparto de fondos. El presidente del PP aprovechó su presencia en la reunión de líderes conservadores para entrevistarse con Angela Merkel, por vez primera desde que la dirigente democristiana accedió a la Cancillería alemana. Mariano Rajoy le expuso las mismas ideas que había planteado ante los periodistas. Rajoy se reunió también con Nicolás Sarkozy, ministro francés de Interior y presidente de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) con quien acordó la creación de un grupo de trabajo conjunto sobre el futuro dela Unión Europea. Sarkozy anunció a Rajoy que acudiría a la Convención del PP el próximo mes de marzo.