Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 VIERNES 16 12 2005 ABC Internacional Foto de familia de la cumbre de los veinticinco jefes de Estado y de Gobierno reunida desde ayer en Bruselas Josep Borrell Presidente de la Eurocámara El PE no va a aceptar la actual propuesta británica. El ahora o nunca o el más vale esto que nada no son de recibo Tony Blair Primer Ministro del Reino Unido No existe ningún acuerdo ideal para todos, pero es mejor llegar a un acuerdo ahora, que esperar mejores propuestas futuras. Jacques Chirac Presidente de la República Francesa Un acuerdo sobre el presupuesto supondría una revisión perenne del mecanismo y del importe del cheque británico Angela Merkel Canciller de Alemania Vamos a poner todo de nuestra parte para llegar a un acuerdo, pero no podemos decir hoy si lo alcanzaremos o no Chirac encabeza en Bruselas una coalición para forzar a Blair a recortar el cheque España considera la propuesta británica mejorable con un esfuerzo adicional ministro británico presentará hoy dos nuevas propuestas presupuestarias y, si se rechaza la última, levantará la sesión y dará por finalizada la Cumbre MARIBEL NUÑEZ ENRIOUE SERBETO CORRESPONSALES BRUSELAS. Blair advertía de que esta cumbre sería dura y difícil y, aun así, reconoció que no estaba seguro de poder cerrar un acuerdo sobre los presupuestos comunitarios. Los jefes de Estado y de Gobierno llegaron ayer a Bruselas con la convicción de que si Blair no acepta recortar el cheque del que se beneficia Gran Bretaña, no hay solución posible y la crisis está servida. Los medios británicos dan por hecho que esta tarde, en el último momento, Blair decidirá si accede a dar el b El primer paso que todos los demás están esperando, es decir, reducir su cheque más allá de los 8.000 millones que ofreció y flexibilizar la fecha- -2008- -que pidió para revisar el acuerdo. El día había comenzado de la peor manera posible para el premier británico, que se desayunó con un artículo firmado conjuntamente por los ministros de Exteriores de Francia y Polonia, anunciando que su última propuesta era inaceptable porque convertía a los países pobres recién incorporados a la UE en los damnificados en el reparto de fondos. La alianza entre París y Varsovia en estas circunstancias cambiaba radicalmente las reglas del juego y dejaba a Londres nuevamente aislado, atrapado entre los grandes contribuyentes netos, como Alemania y Holanda, que no quieren aumentar el presupuesto, y los demás, que le exigen que comparta los costes de la ampliación a la que tanto ha contribuido políticamente. Lo primero que hizo Blair en Bruselas fue reunirse con el presidente francés, Jacques Chirac, antes de que llegasen los demás participantes a la cumbre, para empezar a trabajar en una discusión que muy probablemente acabará polarizada en las posiciones de los dos países: Blair no quiere tocar el cheque si no se acepta antes una reforma de la Política Agrícola Común (PAC) y Francia no quiere saber nada de reformas de la PAC antes de 2013, y exige que Londres se descuente una parte del cheque a cuenta de los fondos que recibirán los nuevos socios. Un esfuerzo de solidaridad En la entrevista de ayer, Chirac insistió en que quiere que se llegue a un acuerdo, pero siempre que el cálculo de lo que se le devuelve a Gran Bretaña se haga descontando los costes de la ampliación. Queremos un acuerdo que sea justo. Cada ampliación ha sido un éxito gracias a un esfuerzo de solidaridad y esta última, la más ambiciosa de todas las que ha emprendido la UE, necesita un reparto más equitativo de los costes. Blair salió de esta cita diciendo que había sido una muy buena reunión pero sabiendo que Chirac se vería con la cancillera alemana, Angela Merkel, y con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, con los que ha acordado concertar posiciones en esta negociación. Zapatero se reunirá hoy con Blair para decirle que debe hacer un esfuerzo adicional si quiere. España ya dijo no en junio y hoy necesita una solución que mejore aquella propuesta. Fernando Moraleda, secretario de Estado de Comunicación, explicó ayer