Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 VIERNES 16 12 2005 ABC Nacional Solbes apremia al tripartito y CiU a aceptar su financiación para que no afecte a la economía Zapatero busca salidas al texto con Duran, pero su partido insiste en que la música no suena bien b El vicepresidente, dispuesto a elevar al 50 %l a cesión del IRPF a cambio de reducir el fondo de suficiencia, con el que se compensa a las comunidades más pobres YOLANDA GÓMEZ MANUEL MARÍN MADRID. El vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, abogó ayer por no prolongar durante mucho más tiempo la agonía del debate sobre la financiación autonómica, y en especial la que Cataluña propone en exclusiva para sí, por la inseguridad que está generando en los mercados y, además, apremió a los impulsores del Estatuto catalán, en especial a ERC y CiU, a aceptar antes de fin de año sus condiciones para dibujar las líneas generales, sin especiales concreciones, del sistema de financiación. Las concreciones vendrán a lo largo de 2006, cuando se negocie una reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades (Lofca) sin imposiciones previas provenientes del Estatuto catalán que afecten al resto de autonomías. De hecho, Solbes advirtió de que el debate territorial debe terminar de manera rápida ya que, explicó, genera incertidumbre y toda incertidumbre es mala para la economía. Los inversores deben saber cuáles son las reglas del juego para el futuro argumentó. Solbes, que participó en los desayunos informativos de Europa Press, dejó claro que lo que se negociará hasta final de año sobre financiación dentro del Estatuto catalán serán líneas generales: El Estatuto debe incluir algunas demandas, algunas peticiones, algunos elementos que pueden tener sentido sobre las líneas por las que puede ir el futuro sistema, pero lógicamente el nuevo sistema de financiación autonómico será multilateral y negociable en la Lofca Arropado por los ministros Jordi Sevilla y José Bono y por el presidente de la CNMV, Manuel Conthe, y ante un nutrido grupo de empresarios, el titular de Economía reconoció que todos los Estatutos, entre ellos el catalán, han tenido elementos que afectan a la financiación, pero aclaró: Entonces no había Lofca y ahora sí recordó. Por todo ello, señaló que el Gobierno va a trabajar mucho en lo que queda de año para negociar estas líneas generales que se incluirán en el Estatuto, ya que es el plazo que hay para presentar enmiendas al proyecto en el Congreso. Los restantes temas tienen mucho más tiempo por delante aclaró. Solbes se refirió también a la posibilidad de que el nuevo sistema de financiación eleve del 33 al 50 el porcentaje de recaudación del IRPF que el Estado cede a las comunidades autónomas. No es una propuesta descabellada. No me parece un tema del que no se pueda hablar apuntó. De hecho, reconoció que es una de las fórmulas en las que se está trabajando para que las comunidades autónomas dispongan de más dinero. Eso sí, advirtió que ese incremento podría ser a cambio de reducir el fondo de suficiencia, con el que se compensa a las autonomías más pobres. Una medida de este tipo, por tanto, beneficiaría claramente a las comunidades cuyos ciudadanos tienen rentas más elevadas y recaudan más por el tributo, como es el caso de Cataluña o Madrid. Una vez más defendió que las comunidades tengan espacios fiscales propios, en los que se incluirían sus tributos y los cedidos por el Estado, sobre los que podrían tener capacidad normativa y de gestión, y en los que no se incluiría el Impuesto de Sociedades ni el IVA. Eso sí, apuntó que no tiene ningún problema en matener la situación actual del IVA, en el que se cede un 35 de la recaudación a las comunidades autónomas en función de unos de- terminados índices estadísticos. Teniendo en cuenta que sobre este impuestos las autonomías no tendrán capacidad normativa ni de gestión. Que no haya prisas ahora Sin duda, la financiación es el principal escollo de las negociaciones entre el Gobierno y el cuatripartito catalán. Ayer, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, despachó con el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, durante media hora, pero a decir de fuentes convergentes no hubo mucho avance. Duran sostuvo como respuesta a las afirmaciones de Solbes que la música no suena del todo bien en coincidencia con lo afirmado por Artur Mas el pasado martes en el Foro ABC. Inclu- PP y PSOE cerrarán el martes el Estatuto valenciano J. L. L. MADRID. Populares y socialistas mantienen la unidad de acción en la ponencia que debate el Estatuto de la Comunidad Valenciana. No obstante, la segunda jornada de trabajo de dicho órgano- -celebrada ayer en la Cámara Baja- -deparó, por un lado, que los grupos incorporaron al texto enmiendas técnicas y de estilo y, por otro, que el PP y el PSOE decidieron aplazar hasta el martes la discusión de uno de los principales escollos del debate: la barrera electoral exigida para entrar en las Cortes valencianas, que el Estatuto fija en un 5 por ciento y que las minorías pretenden rebajar al 3 por ciento. Los socialistas quieren conseguir un acuerdo con sus socios de ERC e IU sin mermar el consenso con el PP. El PSOE estudia sacar de la reforma estatutaria ese mínimo, relegándolo a una futura ley electoral autonómica, como en otras comunidades. El PP se niega. Ernest Benach tuvo que suspender el pleno tras las equivocaciones en la votación Un error de ERC impide aprobar el reglamento que pactó con CiU para retirar el Estatuto sin el PSC I. ANGUERA BARCELONA. El Parlamento catalán no aprobó ayer, como estaba previsto, la reforma de su reglamento. Un error en la votación de ERC- -precisamente en la del artículo pactado con CiU y que en el futuro permitirá a los dos partidos nacionalistas retirar el Estatuto de su trámite en las Cortes Generales sin el apoyo del PSC- -obligó ayer a los republicanos a abstenerse en la votación final del reglamento, de modo que la reforma no obtuvo los apoyos suficientes para ser aprobada. El texto cuenta con la oposición de PSC e ICV precisamente por la formulación del artículo pactado por Esquerra con Convergència. El presidente del Parlamento auto-