Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 12 2005 63 Arranca el Año Rembrandt. La Reina Beatriz de Holanda inauguró ayer en Leiden la primera gran exposición Cultura y la ONE llegan a un acuerdo, y ésta desconvocará la huelga que mantenía en suspenso Panoramix de un éxito mundial De las más de 30 aventuras de Astérix se han editado 320 millones de ejemplares en cien idiomas y dialectos El fenómeno del galo irreductible ha llegado a los videojuegos, CD musicales, adaptaciones en radio, montajes teatrales, películas animadas y superproducciones (1999 y 2002) con Christian Clavier encarnando a Astérix y Gerard Depardieu a Obélix En 1989 se inauguró el Parque Astérix, en Plailly, en la región de Oise Los álbumes han superado el umbral de los dos millones de copias vendidas por título En 2001, la penúltima aventura, Astérix y Latraviata rompió todos los registros vendiendo en un sólo día ocho millones de copias en Europa Cuando comenzamos, el cómic era una chapuza. Nos pagaban mal, pero la recompensa era pasarlo bien extraordinaria popularidad que Astérix ha alcanzado en España, Portugal o incluso en Italia, por no hablar de los países de habla francesa Ahora, Uderzo escribe y dibuja las aventuras de los galos y no olvida jamás el inmenso talento de Goscinny. Se le ha ocurrido llenar la aldea gala de extraterrestres, robots, superhombres... para propinarle una soberbia colleja al imperio del Tío Sam. Resulta pretencioso pensar que sólo los extraterrestres pueden vivir en nuestra época- -dice- ¿Por qué no en la Edad Media, en época romana... Reconozco que hay un guiño a la política americana. Así, el jefe de los extraterrestres malignos tiene un nombre que hace referencia al señor Bush. Los superhombres- superclones tienen todos la cara del actor y gobernador Arnold Schwarzenegger. La prensa francesa no vio el sentido de incluir algunos anagramas, como las estrellas de la bandera norteamericana. Los extraterrestres buscan un arma secreta- -la pócima mágica- algo así como cuando los Estados Unidos invadieron Irak buscando armas de destrucción masiva... Manuel Chaves entregó a Carlos Colón el VI premio Joaquín Romero Murube en la Casa de ABC de Sevilla Anoche tuvo lugar en la Casa de ABC de Sevilla la cena de entrega al escritor Carlos Colón del VI Premio Joaquín Romero Murube, que recibió de manos del presidente de la Junta, Manuel Chaves, y a la que asistieron personalidades de la vida cultural, económica y social de Sevilla Carlos Colón, al recibir el premio Murube: Quiero a Sevilla como a los míos TEXTO: ABC FOTO: J. M. SERRANO Lectores muy exigentes Pese a estos guiños Uderzo asegura que no ha querido arremeter contra ninguna política: Se nos ha tildado de izquierdas o de derechas cuando nosotros estamos en el centro. Astérix es un libro para niños y sería maléfico intentar adoctrinarlos políticamente. No se trata de criticar la política de Estados Unidos Los lectores de Astérix son muy exigentes, reconoce su creador, y no perdonarían errores Tras las palabras de Albert (ix) Uderzo se sortearon tres viajes a bordo de las líneas aéreas que tienen dibujado en su caparazón a Astérix y Obélix. ¡Lástima que no se rifara un buen asado de jabalíes! reivindicó una voz en la sala. ¡Qué locos están estos romanos! declamó su vecino bardo. SEVILLA. Carlos Colón recibió anoche en la Casa de ABC de Sevilla el VI premio Joaquín Romero Murube por su artículo Carmen de San Gil publicado en el Diario de Sevilla el pasado 16 de julio. El escritor y articulista, que agradeció el galardón a ABC, periódico del que dijo que representa más de un siglo de una institución periodística que representa la sevillanía de Aníbal González, la fuerza de Mariano Benlliure y la elegancia de la caoba que definieron el estilo de la casa madre de la calle Serrano afirmó en su discurso que quiero a esa ciudad que me abraza cada día y me sostiene, como quiero a los míos, con un amor personal, lúcido y fiero La quiero con la avidez de quien la recuperó tras haberla perdido- -añadió- con el dolor de quien la ve morir cada día y con la rabia de quien teme que no podrá darle en herencia a sus hijos todo lo que representaba ese nombre, que sólo puede pronunciar acariciándolo: Sevilla en los labios Por su parte, Manuel Chaves, que glosó la figura de Romero Murube, del que recordó su vinculación literaria, generacional y sentimental con la generación del 27 y, muy especialmente, con García Lorca, situó a Carlos Colón en esa estirpe de ecritores sevillanos que han hecho de esta gran ciudad su fuente de inspiración y su universo social y lilterario predilecto, pero al mismo tiempo, y esto es tal vez lo más sustancial- -añadió- -han sabido alzar su mirada más allá de la propia ciudad, lejos del narcisismo localista contra el que advertía el propio Romero Murube Para Chaves, Colón tal vez sea hoy por hoy el cronista más atento y perspicaz de la Semana de Pasión sevillana aunque la Sevilla de Colón no es nunca una Sevilla cerrada ni excluyente y no lo es, entre otras cosas, porque su interpretación de la ciudad siempre otorga un papel estelar y protagonista al pueblo de Sevilla Por su parte, Soledad Luca de Tena, presidenta de ABC de Sevilla, afirmó que Carlos Colón es uno de los pocos, muy pocos, burladores del tópico y de la progresía, esas dos calamida- Chaves: Pertenece a esa estirpe de escritores que han hecho de su ciudad su fuente de inspiración des de nuestra cultura Sevilla no se casa con nadie, pero sí concede su media sonrisa a aquellos que saben abordarla por el costado de la luz tenue, de los tonos grises, del terciopelo azul o verde que transpira elegancia y esperanza añadió. Para la presidenta de ABC de Sevilla contarle las verdades del barquero a Sevilla desde lo alto de esa columna, casi a la misma altura que la Giraldilla que encarna a la ciudad, tiene mérito. No sirve para hacer amigos, ni para hacer dinero, ni pra que te pongan una calle. Pero es necesario como escuchar n clarinazo el Domingo de Ramos a eso de la una de la tarde por las proximiades de donde nació este ABC sevillano afirmó. Por su parte, el presidente del jurado que otorgó el premio, Rogelio Reyes Cano, director de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras, definió el artículo premiado como una pequeña crónica de la piedad popular de Sevilla, de la intrahistoria de sus barrios más humildes; una escena en sepia que subraya con mano maestra el peso real que en nuestra conciencia colectiva sigue teniendo la simbología cristiana, el fuerte arraigo de sus ritos y devociones, vividos aquí con la naturalidad de las cosas de todos los días