Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 15 12 2005 Madrid 39 El asesino fue detenido totalmente tranquilo, después de hablar con periodistas ante las cámaras de televisión Los vecinos aseguran que el carácter de Víctor era más fuerte que el de su hermano fallecido, Eduardo niños de un cercano colegio o se sentaba delante de una peluquería para ver pasar a las chicas. Pero nunca creó conflictos. Sin embargo, no se podía decir lo mismo de su hermano Víctor, quien, aunque es verdad que sólo amenazaba, a veces daba miedo recuerda María Isabel. Habitualmente, salía de su casa sobre las 10 de la mañana y no volvía hasta por la noche, después de haber cenado con sus tíos. El problema- -comenta esta vecina- -es que, cuando te lo encontrabas en la escalera, comenzaba a insultarte y a hacer gestos extraños Los arrestados por la muerte del ciclista están vinculados al tráfico de drogas La Benemérita arrestó a siete dominicanos por su implicación en el caso inmigrantes apresados por la Guardia Civil eran presuntos encubridores de los hechos; los otros cinco, los supuestos autores de la muerte CARLOS HIDALGO MADRID. Las personas detenidas a finales del mes pasado por su presunta implicación en la muerte del vecino de Tres Cantos Francisco José Quintana Calvo estaban relacionadas con el mundo del tráfico de drogas. A raíz de la información publicada ayer por este periódico sobre el rumbo inesperado que ha tomado el caso, han podido conocerse nuevos datos al respecto: en total se produjeron siete arrestos de personas de nacionalidad dominicana. Según algunas fuentes consultadas, todas ellas se encontraban en situación legal en España; otras apuntaban que algunas de ellas no tiene los papeles en regla. Sea como fuere, algunos de los sospechosos, que fueron puestos en libertad por la falta de indicios claros que les señalara como involucrados en la muerte violenta del ciclista de Tres Cantos, estaban relacionados, al menos, con la venta ilícita de droga al por menor. De las siete detenciones del pasado 22 de noviembre, cinco se debieron por su presunta implicación en el homicidio, según ha podido saber ABC. Los otros dos arrestos correspondieron a personas que encubrieron la presunta culpabilidad de los cinco anteriores. De cualquier modo, el pasado día 25 pasaron a disposición judicial, aunque el juzgado de Alcobendas que instruye el caso no halló pruebas suficientes para decretar la prisión preventiva para estas personas. Ninguno de los sospechosos reconoció su participación en la muerte de Francisco Quintana, que, si bien se produjo, según los indicios, mediante un atropello, la Guardia Civil no descarta aún otras hipótesis. Paco pasó el día equivocado por el sitio equivocado y en el momento b Dos de los Una noche totalmente tranquila Al recordar los hechos, ninguno de los inquilinos del edificio recuerda haber oído o visto algún ruido o movimiento extraño. Para nada- -afirma María Isabel- Fue una noche muy tranquila, y sólo nos alteramos cuando, a las cuatro de la madrugada, se presentó la Policía haciendo todo tipo de preguntas Algunas noches, ambos hermanos discutían bastante pero el martes no fue una de esas jornadas de tensión. Además, en este edificio de Nuestra Señora de Fátima tenían su propia versión de lo ocurrido: Es imposible que le haya matado, porque al día siguiente nos encontramos a su hermano tan tranquilo por la calle afirma María Teresa. Todos creían que se trataba de una muerte por una caída o un golpe, pero nunca intencionado por parte de su hermano. Ahora que conocen lo ocurrido, no se explican cómo sus tíos o algún asistente social no acudieron nunca a ayudarles, aseguran los vecinos, pues se trata de dos personas que no pueden vivir solas Era un suceso que, según relatan quienes les conocían, se veía venir. Lugar donde fue hallado el cadáver de Francisco Quintana equivocado indicaron algunas fuentes. De cualquier manera, no hay que olvidar que no hay pruebas lo suficientemente claras contra los siete arrestados. El vehículo con que se produjo el atropello fue vendido a terceros rápidamente, aunque, al final, la Guardia Civil lo halló. Sin embargo, ni rastro de señales, huellas o restos que pudieran implicar a los sospechosos con la muerte de Quintana. Lo que aún no está claro es qué hacían los presuntos autores del óbito en esa zona, aparentemente tranqui- CHEMA BARROSO la, de las afueras de Tres Cantos, conocida como Soto de Viñuelas. El cuerpo sin vida de Francisco Quintana apareció la tarde del 18 de septiembre semidesnudo y parcialmente carbonizado en el paraje de Rascambres, dentro del término municipal de El Molar, a sólo unos metros de distancia de la carretera de Burgos (A- 1) Tres días antes, el hombre salía con su bicicleta para dar un paseo. Eran las seis y media de la tarde cuando llamó a su esposa avisándole de que volvería en, aproximadamente, un par de horas.