Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
102 MIÉRCOLES 14 12 2005 ABC Deportes Montgomery, dos años de suspensión por un positivo que no existió El Tribunal de Arbitraje Deportivo acepta el testimonio de una atleta para considerar que el ex plusmarquista mundial de 100 metros se dopó MANUEL FRÍAS MADRID. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha considerado culpables de dopaje a los velocistas estadounidenses Tim Montgomery y Chrystie Gaines- -pese a que nunca han dado positivo- por lo que les suspende por dos años. Como no fueron controlados positivos y porque ambos se negaron a declarar ante el TAS, este organismo ha basado sus cargos en los testimonios de Víctor Conte- -dueño del laboratorio BALCO en el que se fabricó la tetrahidrogestrinona (THG) un esteroide anabolizante androgénico, indetectable en los controles regulares- -y de la también atleta Kelli White (igualmente sancionada por dopaje) quien testificó que Montgomery y Gaines le confesaron que usaron sustancias prohibidas del laboratorio BALCO. Según señala el TAS, el testimonio de Kelli White era a la vez creíble y suficiente para establecer que los atletas habían admitido haber utilizado sustancias prohibidas Los sancionados, en datos Tim Montgomery Nació el 28 de enero de 1975 en Gaffney (Estados Unidos) Marcas: 9.78 en 100 metros (14- 9- 2002) con la que fue plusmarquista mundial hasta el 14- 6- 05. Palmarés: Oro en 4 x 100 y plata en 100 metros en el Mundial 2001; bronce en 100 metros en el de 1997; plata en 60 metros del Mundial en pista 2001. Chrystie Gaines Nació el 14 de septiembre de 1970 en Lawton (Estados Unidos) Marcas: 10.86 en 100 metros (14- 9- 2003) Palmarés: En 4 x 100, oro en los Juegos de 1996 y en el Mundial de 1997; plata en el Mundial de 2003; y bronce en los Juegos de 2000; bronce en 60 metros del Mundial en sala de 2003. Dwain Chambers (dos) Regina Jacobs (cuatro) y Melissa Price (dos) y por positivo con modafinil: Kelli White (dos) y Calvin Harrison (dos) Además, Eric Thomas, Sandra Glover y Chris Phillips han sido amonestados. Marion Jones, compañera sentimental de Tim Montgomery, no ha sido acusada oficialmente por la USADA pese a que hay muchos testimonios inculpatorios contra ella, pero es dudosa también de haberse beneficiado de los productos del laboratorio BALCO. La sanción de dos años- -la mitad de lo que pedía la USADA- -impuesta a Montgomery y Gaines cuenta a partir Montgomery posa ante el marcador de 9.78, récord del mundo, que logró en 2002 del 6 de junio pasado y especifica además que todos los resultados y premios conseguidos por Montgomery desde el 31 de marzo de 2001 y por Gaines desde el 30 de noviembre de 2003 serán anulados. Fue en esos periodos cuando ambos atletas consiguieron sus mejores marcas personales, en especial Tim Montgomery, que por entonces estableció el que fue récord del mundo de los 100 metros (9.78) y que hasta ayer era la segunda mejor marca mundial de la historia. Montgomery y Gaines habían sido acusados de dopaje por la USADA, pese a que nunca dieron positivo, y este organismo pidió una sanción a perpetuidad para ambos. Ante el recurso de los atletas, ambas partes decidieron someterse al dictamen del TAS. Desde que consiguiera el récord del mundo de 100 metros (los mencionados 9.78, el 14 de septiembre de 2002) Tim Montgomery ha estado siempre bajo sospecha por su fulgurante ascensión tratándose de un atleta que hasta ese momento nunca había brillado con luz propia. La separación- -de él y de Marion Jones- -del que hasta ese instante había sido su entrenador, Trevor Graham, y su traslado al campamento de trabajo de Charlie Francis, el ex entrenador del Ben Johnson cargado de anabolizantes en los Juegos de Seúl (1988) dispararon todas las críticas hacia la pareja e hizo que los controles se intensificasen aún más en su entorno. Pese al nuevo cambio de entrenador (Dan Pfaff) los resultados en el Mundial de París 2003 fueron desastrosos (cuarto puesto para Montgomery, beneficiado por la descalificación de Chambers) y año en blanco para Jones por su maternidad. No fueron mejores los años siguientes, ya con un tercer entrenador, Steve Riddick: Montgomery no se clasificó para los Juegos y Jones fracasó en longitud, única prueba para la que obtuvo billete. Y en 2005 ni siquiera consiguieron clasificarse para el Mundial. Once sancionados por el caso BALCO Esta sentencia es un paso más en el caso BALCO, que comenzó en junio de 2003 cuando Trevor Graham, ex entrenador de Tim Montgomery y Marion Jones, envió una jeringuilla que contenía la hasta ese momento indetectable THG a la Agencia Antidopaje Estadounidense (USADA) A partir de ahí son ya once los atletas sancionados. Sin haber dado positivo en controles: Tim Montgomery (dos años) Chryste Gaines (dos) Alvin Harrison (cuatro) y Michelle Collins (cuatro) por THG: Kevin Toth (dos) John McEwen (dos) Una víctima del Proyecto récord del mundo Tim Montgomery, cansado de ser un segundón a la sombra de Maurice Greene, aceptó someterse al llamado Proyecto récord del mundo un calendario de trabajo en el que se combinó el entrenamiento, la nutrición y la farmacología para poder convertirse en el hombre más rápido del planeta. Este proyecto transformó físicamente a Montgomery, como demostró Victor Conte a la USADA mostrando fotos del velocista de 1997 y de 2002, periodos en los que más se apreciaba el cambio físico del atleta. Se diría de él que es como un culturista, tiene un cuello como el de Mike Tyson. Su transformación física ha sido total Sometido a un entrenamiento exhaustivo y con la ayuda de los productos prohibidos que le llegaban del laboratorio BALCO, en apenas ocho semanas ganó 12 kilos de músculo, demasiado para un atleta pequeño como era hasta ese instante. Conte añadió en su declaración que Tim siempre fue consciente de lo que se hacía en su cuerpo. Él me dijo que quería ganar el oro, que era lo único que le interesaba, y que poco le importaba si para ello debía morir Conte no sólo puso en duda la legitimidad del récord conseguido por Montgomery en París, sino de todas las marcas precedentes. Cuando se habla de legitimidad pienso que él ha corrido en las mismas condiciones en que lo han hecho los anteriores plusmarquistas