Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 MIÉRCOLES 14 12 2005 ABC Cultura y espectáculos Las protagonistas y el director de Los dos lados de la cama ayer en la presentación de la película REUTERS El cine español cierra el año con una esperada secuela: Los dos lados de la cama Martínez Lázaro ha dirigido la continuación del gran éxito de 2002 b Ernesto Alterio, Guillermo Tole- Cosecha del 2006 Los dos lados de la cama no estará en la lista de las películas que competirán por los Goya el próximo mes de enero. La película de Martínez Lázaro pertenece a la cosecha del 2006, ya que el plazo de estreno para optar a los premios de la Academia abarca del 1 de diciembre del 2004 al 30 de noviembre de este año. Mañana se desvelarán las candidaturas a los Goya. En total son ciento treinta y siete largometrajes (ficción, documental, animación y filmes no españoles rodados en cualquier idioma de nuestro país) las que optan a las nominaciones. Entre ellas figuran, como no podía ser de otra manera, El Reino de los Cielos de Ridley Scott, o Sahara de Breck Eisner, que tienen respectivamente participaciones del 15 y del 10 por ciento en su producción, y cuya inclusión en la lista de las películas españolas del año levantó polvareda hace unos meses. También está, claro, el megaéxito de nuesta cinematografía en 2005, Torrente 3. El protector dirigida e interpretada por Santiago Segura, y que hasta el pasado 15 de noviembre, según datos del Ministerio de Cultura, había recaudado ya más de 17 millones de euros, y había superado los tres millones cuatrocientos mil espectadores. Presumiblemente, entre las candidatas figurará también Obaba la película de Montxo Armendáriz, que intentará entrar en la lucha por los Oscar. do, Alberto San Juan y María Esteve repiten sus papeles, y se incorporan al reparto Verónica Sánchez y Lucía Jiménez JULIO BRAVO MADRID. El otro lado de la cama fue la gran sorpresa del cine español de 2002. Casi tres millones de espectadores vieron la película que dirigió Emilio Martínez Lázaro. Su éxito hizo que- -algo insólito en la escena española- -la historia se convirtiera en un musical, que ha estado rodando por los teatros españoles durante más de año y medio. No es extraño, pues, que los productores decidieran seguir explotando la gallina de los huevos de oro. El resultado es Los dos lados de la cama una secuela que también firma Emilio Martínez Lázaro y que llegará a las pantallas el próximo día 21. Repiten en sus papeles Ernesto Alterio, Guillermo Toledo, Alberto San Juan, María Esteve y Secun de la Rosa, y a ellos se han sumado Lucía Jiménez, Verónica Sánchez, Pilar Castro y Juana Acosta. La historia de Los dos lados de la cama -el guión lo firma David Serrano- -se sitúa tres años después. Los dos protagonistas masculinos, aparentemente, han madurado y han asentado sus vidas. Javier (Ernesto Alterio) está a punto de casarse con Marta (Verónica Sánchez) y Pedro (Guillermo Toledo) vive feliz con su nueva novia (Lucía Jiménez) También Rafa (Alberto San Juan) el taxista amigo de la pareja, se ha estabilizado junto a la irrefrenable Pilar (María Esteve) Pero toda esta historia de normalidad deriva pronto por nuevos e inesperados derroteros. Emilio Martínez Lázaro admite que los parecidos entre esta película y su precedente tienen que existir. El tono- -dice- -es el mismo: es una película que transcurre por los caminos de la farsa, de la comedia romántica, de la comedia costumbrista, incluso del cine mudo. Sin embargo, cada uno de los personajes tiene en esta película una mayor evolución, y la trama va más lejos sexualmente hablando Uno de los componentes más llamativos de la película fue su carácter de musical. Al igual que en la primera entrega, la acción de Los dos lados de la cama está trufada de canciones o, mejor dicho, de intervenciones musicales de sus protagonistas. En esta secuela se sigue el mismo espíritu casual que tenían las canciones, pero se ve una mayor elaboración, que el propio Mar- tínez Lázaro reconoce: la parte musical está muy trabajada asegura. Roque Baños, un compositor cada vez más en alza dentro del cine español, ha vuelto a encargarse de arreglar las canciones, tomadas igual que en la primera película del repertorio del pop y el rock españoles recientes: desde Alaska- Bailando y ¿Dónde está nuestro error? -hasta Jeanette- ¿Por qué te vas? pasando por Pablo Abraira y su celebérrimo Gavilán o paloma en una particularísima versión de Alberto San Juan. Cantar y bailar Todos los actores coincidían en lo divertido que había resultado poder cantar y bailar (las coreografías son de Pedro Berdäyes, una de las principales personalidades de la danza contemporánea madrileña en los últimos años) Ojalá todas las películas fueran musicales dijo Lucía Jiménez, mientras María Esteve aseguró que en esta secuela las canciones estaban más integradas en la acción Pilar Castro se refirió a las muchas horas de ensayo que habían requerido estas escenas. Martínez Lázaro piropeó a Verónica Sánchez al decir que canta como habla, con la misma naturalidad y Guillermo Toledo reconoció que había una maquinita que arreglaba los pro-