Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MIÉRCOLES 14 12 2005 ABC El juez de Corcubión se negó dos veces a incorporar al sumario las nuevas cintas del Prestige El Gobierno del PP las aportó al proceso abierto en Nueva York porque así lo pidió el magistrado de EE. UU. b El entonces instructor español creyó que no era necesario incorporar las grabaciones porque las primeras medidas no determinaron la decisión final de alejar el barco CRUZ MORCILLO PABLO MUÑOZ MADRID. La aparición de unas nuevas grabaciones, que supuestamente demostrarían que la decisión de alejar el Prestige de la costa se tomó a las dos horas del suceso, sin consultas técnicas previas y prácticamente de forma improvisada, ha sorprendido a distintas fuentes jurídicas del caso consultadas por ABC, que no aprecian en esas cintas novedad alguna. De hecho, para esas mismas fuentes resulta llamativo que los que hacen la denuncia- -Izquierda Unida, después alentada por dirigentes del PSOE- olviden precisar que la incorporación al sumario de esas grabaciones fue rechazada de forma expresa por Francisco Javier Collazo Lugo, entonces juez de Corcubión, en dos ocasiones mediante sendas providencias, la primera del 31 de mayo de 2004 y la segunda del 5 de julio de ese mismo año. La solicitud de su incorporación fue realizada por la propia IU, que ahora califica su contenido de novedoso y afirma que da un giro al caso. La actual instructora sí ha aceptado la prueba. Momento en el que el petrolero se hunde el 19 de noviembre de 2003, seis días después del comienzo de la crisis se acepta la incorporación de esa cinta porque no se refiere más que a la maniobra inicial tendente a mantenerlo separado de la costa Ello resulta compatible con que la definitiva orden de alejamiento y mantenimiento del mismo a 120 millas respecto de la costa se pudiera haber adoptado en un momento posterior- -extremos que han sido admitidos desde el principio por sus responsables- En la del 5 de julio se vuelve a denegar la incorporación de las grabaciones por las mismas razones y se dice que tal diligencia llega a ser redundante Además, el propio López- Sors y el Capitán Marítimo de La Coruña se declararon en todo momento responsables de esas órdenes, que nunca intentaron ocultar. En cualquier caso, tal como se reco- ABC El ex director general de la Marina Mercante ya explicó la conversación ahora divulgada en sus primeras declaraciones en el juzgado López- Sors ordenó por primera vez alejar el barco a las dos horas de recibirse el SOS, pero después de que el capitán dijera que el petrolero se hundía Proceso tipo discovery Curiosamente, tampoco IU, ni los dirigentes del PSOE que ahora han salido a la palestra para criticar las mentiras del PP ni ningún portavoz del Gobierno han informado de que esas mismas cintas novedosas sí fueron aportadas por el Ejecutivo popular al juez de Nueva York que instruye el sumario abierto en Estados Unidos, ya que este magistrado sí las solicitó en su momento. En concreto, el proceso en ese país, que tiene por objeto cobrar indemnizaciones por la mayor tragedia ecológica de nuestra historia, es de los denominados discovery y tiene la particularidad de que es obligatorio aportar todos aquellos documentos que solicita la parte contraria, en este caso la aseguradora ABS. En nuestro país, por el contrario, las pruebas que se aportan a la causa son aquellas que considera oportunas el instructor. En cuanto a las razones esgrimidas por el entonces juez del caso para declinar la incorporación al sumario de las citadas grabaciones, hay que señalar que consideró que las primeras medidas adoptadas a las pocas horas de ocurrir el suceso- -entre ellas la orden del director general de sacar el petrolero de la costa- -no determinaron la decisión final de su alejamiento, adoptada al día siguiente, 14 de noviembre de 2003. En concreto, en la primera providencia de rechazo, a la que ha tenido acceso ABC, se señala que no ge en ambas providencias, esta decisión del juez no impidió que en el sumario constara la conversación mantenida entre José Luis López- Sors, entonces director general de la Marina Mercante, y Pedro Sánchez, jefe del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento (CNCS) que supuestamente se quería mantener en secreto. Y había constancia de ella porque el propio López- Sors la relató a lo largo de su declaración en el juzgado de Corcubión. Separarlo hasta que se hunda En lo que se refiere al contenido de la cinta, las fuentes consultadas por ABC destacan que, curiosamente, no se detallan todas la circunstancias que rodean la conversación. En concreto, se precisa que la orden tajante de José Luis López- Sors en el sentido de que la consigna es que cojan el barco, les puedan dar un cabo y que lo separen de la costa hasta que se hunda se produce después de que exactamente a las 15: 33 hora local, un cuarto de hora más tarde de la primera llamada de socorro del Prestige el capitán Mangouras pidiera la evacucación de la tripulación y alertara de que nos estamos hundiendo Según dijo, había peligro de que el barco volcara y que además se estaban acercando a la costa. Estos angustiosos mensajes del capitán griego son los que hacen que el director general de la Marina Mercante diera esas órdenes tajantes de alejamiento. Ayer IU no pudo entregar en el Juzgado de Corcubión las grabaciones, lo que hará hoy. Su líder, Gaspar Llamazares, insiste en que demuestran la chapuza e incuria del PP en la crisis. El portavoz parlamentario del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo por su parte que las cintas demuestran que Mariano Rajoy mintió flagrantemente y por ello debe dar explicaciones. Fuentes jurídicas ven irresponsable la utilización política de las grabaciones Fuentes jurídicas del caso consultadas por ABC destacan que la utilización política que se está dando a las cintas es una irresponsabilidad que puede tener consecuencias nefastas para España Estas fuentes insisten en que las grabaciones eran ya más que conocidas y no aportan nada al proceso judicial abierto en España, aunque la actual juez de Corcubión las haya admitido como prueba. Sin embargo, no se puede decir lo mismo del pleito económico que España mantiene en Estados Unidos con la aseguradora del Prestige ABS, que sí es solvente y por tanto podría hacer frente a eventuales indemnizaciones. Si el Gobierno insiste en que sus antecesores actuaron de forma negligente, los abogados de la aseguradora lo van a aprovechar y por tanto se debilita la posición del Estado, que somos todos. Que nadie olvide que si se condena al ex director general de la Marina Mercante, España sería el responsable civil subsidiario. Si eso ocurre, se produciría la paradoja de que el Estado no sólo no recuperaría nada de la factura del Prestige -excepción hecha de los fondos del Fidac- sino que incluso tendría que pagar indemnizaciones Por ello, las fuentes consultadas insisten en pedir cordura