Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura MARTES 13 12 2005 ABC Vuelven a cerrar la Domus Aurea de Nerón ante el riesgo de derrumbe La mansión más suntuosa de la Roma Imperial requiere para su rescate 60 millones de euros b El ministro de Cultura aseguró ayer que pedirá dinero a Hacienda, pero también lanzamos un llamamiento a Roma, a la Provincia, y a las empresas de la capital JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL ROMA. Nerón llego a disfrutar muy poco su Domus Áurea la mansión mas suntuosa de la Roma imperial, pues se vio obligado a huir y quizá a suicidarse a los pocos meses de estrenar la casa el año 68 de nuestra era. La dicha de los amantes de la arqueología ha sido también breve, pues el ministro de Cultura ordenó ayer el cierre inmediato del monumento debido al peligro de derrumbamientos causado por las lluvias de las últimas semanas. La argamasa de los muros y las bóvedas se han reblandecido, y es ya inevitable que se desprendan frescos y techumbres como sucedió en el 2001, tan sólo un año y pico después de la histórica apertura en 1999. El ministro Rocco Buttiglione anunció que harán falta dos años y cinco millones de euros para consolidar el monumento pero, conociendo Roma, acabarán siendo muchos más años y muchos más millones antes de poder volver a entrar en las 32 maravillosas salas, convertidas en fascinantes subterráneos desde que Trajano enterró por completo la mansión para construir encima sus propias termas de las que, por cierto, se desplomó otro muro hace unos meses. En realidad, toda la colina- -el Colle Oppio- -está en peligro. Hay un plan de rescate que prevé diez años de trabajo y 130 millones de euros, de los cuales 60 son para la Domus Áurea, pero carece de financiación, como tampoco hay dinero para evitar los continuos derrumbes en la colina del Palatino, perforada por una red de túneles de cuyo drenaje nadie se ocupa. En el Renacimiento, Rafael y otros grandes genios se descolgaban con cuerdas en la Casa de Oro de Nerón para descubrir los frescos romanos, cuyos temas clásicos, bastante bien conservados, pasarían a formar parte de la decoración de los palacios del Vaticano. La espléndida Sala Octagonal era un lugar de banquetes con lluvia de pétalos de rosa y gotas de perfume sobre los convidados, arrullados por el murmullo de las fuentes y las melodías de los músicos. La mansión se extendía por toda la antigua zona de la Suburra, a la que Nerón dio fuego- -el famoso incendio de Roma del año 64- -precisamente para construir su palacio. Los recortes presupuestarios ponen en peligro la conservación del Patrimo- La imagen, tomada ayer, muestra una filtración en la Domus Aurea AFP Los recortes presupuestarios ponen en peligro la conservación del Patrimonio italiano nio italiano. El ministro de Cultura declaró ayer que pediremos dinero al Ministerio de Hacienda, pero también lanzamos un llamamiento a la ciudad de Roma, a la Provincia, y a las organizaciones empresariales de la capital Si Nerón levantara la cabeza... Una nueva producción de Boris Godunov sondea en la Staatsoper de Berlín el incierto futuro de Rusia GUILLEM SANS SERVICIO ESPECIAL BERLÍN. Tras el derrumbe soviético, las ilusiones de una existencia confortable y tranquila no se han cumplido para la mayoría de los rusos. Mientras una nueva elite recorre de una manera cada vez más llamativa las tiendas caras de los bulevares europeos, el resto tiene que vérselas para subsistir. La crisis del Cáucaso no contribuye precisamente a tranquilizar los ánimos, más bien los envenena con demagogia xenófoba. La senda de la democracia presenta muchas más curvas y socavones de lo que la ciudadanía esperaba. El director ruso Dimitri Cherniakov debutó el domingo pasado en la escena operística europea con un montaje, dirigido musicalmente por Daniel Barenboim, que vincula esa visión de las cosas a las turbulencias sociales que desató la lucha por el trono del zar tras la muerte de Iván el Terrible, a principios del siglo XVII. En ese periodo histórico se desenvuelve Boris Godunov adaptación del drama de Alexander Pushkin cuya primera versión escribió Modest Mussorgski en 1869 y que ahora recupera la Staatsoper Unter den Linden de Berlín en el tercer estreno de su temporada. Es la ópera rusa más adecuada para reflexionar ante un público occidental sobre la Rusia de hoy señaló el director la víspera del estreno en una entrevista radiofónica. Como en los albores de la Edad Moderna, pasan los años y la situación en Rusia no mejora. Resurge el fantasma René Pape, durante un ensayo El montaje dividió en Berlín al público, que se enzarzó en una competición de aplausos y abucheos cuando el director salió a saludar de los tiempos revueltos años de conjuras en el seno del poder con consecuencias desastrosas para el pueblo. En tiempos del zar Boris Godunov, las luchas por el trono crearon tal caos que el pueblo echó de menos a Iván el Terrible. En la Rusia de hoy, nos explica Cherniakov en su montaje, reina la decepción y más de uno añora la estabilidad interna de la época de Stalin. El montaje dividió en Berlín al público, que se enzarzó en una competición de aplausos y abucheos cuando el director salió a saludar. El propio Cherniakov, que acumula los premios teatrales más prestigiosos de su país y tiene cierta fama de director escándalo diseñó los decorados de este montaje, que reproducen una calle de Moscú entre los años 2012 y 2018, con su mezcla de edificios antiguos y colosos modernos de acero y cristal y una entrada de metro de la que salen despavoridos los supervivientes de un atentado con bomba. El bajo René Pape (Dresde, 1965) amplía su repertorio con uno de los papeles protagonistas más interesantes de su registro. La crítica lo aclama como el mejor de su generación, y el público asintió en el estreno de Boris Godunov con una ovación unánime.