Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 13 12 2005 Sociedad 51 Educación FRANCISCO MARCELLÁN Director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) Aneca está ganando credibilidad porque demuestra que no es un órgano de control MADRID. Aneca no decide sobre la estructura y contenidos de las titulaciones sino que analiza la situación y aporta proyectos para tenerlos en cuenta manifiesta el director de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (Aneca) Francisco Marcellán, un catedrático de Matemáticas volcado en la docencia y la investigación, que llegó a este organismo tras una etapa convulsa. Año y medio después, el profesor Marcellán ha logrado que las aguas vuelvan a su cauce y trabaja para crear confianza y credibilidad mediante una labor transparente y al servicio de la calidad del sistema ¿Cuál es el papel de Aneca? -La agencia quiere dar a conocer a la sociedad el estado de la universidad mediante la evaluación de la actividad docente e investigadora y de los diferentes programas y servicios. -Usted habla de crear confianza y credibilidad, ¿han faltado hasta ahora? -No. Lo que ocurre es que había críticas por parte de los profesores evaluados negativamente sin ninguna explicación. Ahora, Aneca está ganando credibilidad porque está demostrando ser un instrumento útil para que las universidades mejoren, no un órgano de control. ¿Qué iniciativas están llevando a cabo? -Se ha incorporado la autoevalución del candidato y baremos numéricos en las valoraciones. Se ha hecho un esfuerzo por explicar mejor los criterios utilizados y realizar una motivación razonada y se ha elaborado una guía de apoyo al solicitante. En otras direcciones, hemos firmado un código de buenas prácticas con el Consorcio Europeo de Acreditación (CEA) y se ha constituido un Consejo Asesor. Finalmente, en el primer semestre de 2007, la propia agencia se someterá a una evaluación externa. -La evaluación del profesorado ha suscitado polémicas, ¿cuáles han sido sus resultados? -No son uniformes, aunque en conjunto se puede decir que el 62 de los candidatos ha superado la evaluación. Por áreas, en las que tiene una mayor tradición evaluadora, como Ciencias Experimentales, Tecnología y Humanidades, el porcentaje de éxito ha sido bastante alto. Por el contrario, en Ciencias de la Salud y Ciencias Sociales y Jurídicas, los resultados son menos positivos. -Usted ha expresado el temor a una posible proliferación de figuras de profesores contratados que puede desvertebrar el sistema... -Lo realmente importante es que exista una estrecha coordinación entre to- La independencia es una garantía básica para que los procesos sean fiables y creíbles dice el director de Aneca, quien asegura que la Universidad vive un momento importante TEXTO: MILAGROS ASENJO FOTO: ABC das las comunidades autónomas para que, cuando se definan las figuras contractuales, tengan su correlato en cada una de ellas, queden claras en el glosario de figuras y se entienda lo que son. ¿Cuál será entonces el papel de Aneca? -En el borrador de la reforma de la Ley de Universidades (LOU) se contempla que Aneca sólo evalúe a los ayudantes doctores y a los eméritos. Como las agencias autonómicas pueden valorar a sus docentes contratados, será decisiva la cooperación con ellas para mantener la armonía. Queremos que haya unos criterios comunes y un reconocimiento mutuo de las actuaciones. -En 2010 debe quedar configurado el Espacio Europeo Superior, ¿qué estrategia se han marcado? -Básicamente, son cuatro las grandes líneas: implantar la acreditación de enseñanzas de Grado y de Posgrado, ser la principal fuente de información sobre la calidad del sistema universita- rio, crear confianza y credibilidad entre los sectores implicados y consolidar la agencia como organización. ¿La transformación de Aneca en organismo público influirá en la búsqueda de la transparencia? -Sí, porque la independencia es una garantía básica para que los procesos sean fiables y creíbles. -En el proceso de reformas de los estudios universitarios, ¿qué papel juega la agencia? -Aneca no decide sobre las titulaciones sino que analiza la situación y aporta proyectos. Se ha limitado a financiar y facilitar los contactos reales para elaborar los libros blancos que Queremos que haya criterios comunes y un reconocimiento mutuo entre la agencia nacional y las autonómicas son una aportación más en el proceso de reestructuración de las carreras. ¿Qué consideración le mercen los cambios? -Sobre los nuevos títulos de Grado y de Posgrado hay que hacer una labor pedagógica importante. Ahora, las carreras están orientadas al conocimiento y en el futuro exigirán un mayor protagonismo y esfuerzo personal del estudiante para saber utilizar los conocimientos y la metodología que proporciona el maestro. ¿Está cambiando el papel de la Universidad? -Así es. Estamos viviendo un momento importante en el que todos trabajamos en la construcción del Espacio Europeo de Educación Superior. Caminamos hacia una institución más solidaria en la utilización de sus recursos en la que la movilidad de profesores y alumnos será fundamental. ¿Puede concretar más? -Hasta ahora, en la Universidad los grupos eran más cerrados y el trabajo, poco transversal. El cambio significa, por ejemplo, que un grupo de investigación debe reutilizar los recursos que genera para ayudar a sectores más desfavorecidos, incluso dentro de la propia Universidad. ¿Y la movilidad de cara a la convergencia europea? -El problema de la movilidad es uno de los más importantes de la Universidad española y habrá que poner los medios para lograrla. ¿Cómo será la financiación? -Una novedad con futuro, que ya está siendo asumida, es la financiación por objetivos, que se sumaría a la básica y a la que se canaliza por becas para proyectos e investigaciones. ¿Qué le parece que el acceso a una cátedra se haga sin pruebas públicas? -La cuestión clave es el acceso y, según el proyecto se incluyen pruebas para los profesores titulares. Después, la capacidad y el mérito pueden ser suficientes para promocionar. -En el proceso de evaluación, ¿tienen algo que decir los alumnos? -Habrá que ver qué atribuciones se les otorgan en el futuro Consejo de Estudiantes, pero en la reunión celebrada en Bergen por los países que han asumido la declaración de Bolonia se ha hablado de su papel clave en el proceso de evaluación. ¿Usted qué opina? -Que deben participar activa y comprometidamente, aunque es un proceso largo porque antes de intervenir deben estar preparados. Su contribución ha de ir más allá de la mera respuesta a unos cuestionarios sobre la forma de trabajar de sus profesores. En el futuro eso será muy importante.