Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MARTES 13 12 2005 ABC MADRID AL DÍA A MESA PUESTA RAMIRO BUENO La huelga de trabajadores de la sanidad privada obliga a suspender 500 operaciones La actividad asistencial en las clínicas fue la misma que un día festivo b El seguimiento- -del 50 según V ienen los días cuajados de comilonas familiares. En ocasiones lo familiar se transforma en asunto bélico. Especialmente, si a la familia añadimos el aderezo explosivo de política. Ya dicen de ésta última que es una cosa muy mala, porque incluso unida a una palabra sagrada como es madre acaba convertida en suegra A veces, los sucesos culinarios con la gran familia y uno más parecen novelas de Agatha Christie, donde todo el mundo tiene motivos para asesinar a alguien. Ni siquiera se llega al cadáver a los postres, sino a un crimen entre aperitivos y el primer plato. Por estas fechas, aparte del consumo frenético y los eventos gastronómicos a todas horas, se brinda al sol demagógico con retórica manoseada por la paz con los pueblos de aquí y allá. ¡Menuda alianza de zambombas y polvorones! por mucha sonrisa de presidente giocondo que pongamos o demos besos hasta las farolas, abrazos y apretones de manos. Por cierto, estrechar la mano tiene su origen en la antigüedad como demostración de ir desarmado sin pretender darle castañazo al contrario. Lo malo es dar la mano a un zurdo: con la diestra te distrae y con la siniestra puede apuñalarte por la espalda. A mesa puesta, si no acaban contigo los petardos puestos por los sobrinitos, la pérfida cuñada que tira indirectas con catapulta, o las gracietas insufribles del yerno fantasmilla, terminarás pereciendo merced a los excesos que toda jornada festiva ofrece al comensal. Con apetito o sin él, cada estómago es notario que da fe de montañas de alimentos y esa salsa de impostada alegría que obliga a acompañarlos. Come que te come, bebe que te bebe, como Pantagrueles insaciables. Si encima te da tristona tienes otra excusa para darle al langostino o regar el jardín del desánimo con las bebidas espiritosas. Aunque ahora elegir cava o champán se ha hecho, absurdamente, cuestión política. En cualquier caso, que ustedes lo disfruten en buena compañía y tengan buena digestión. la patronal y del 80 según los convocantes- -afectó a operaciones y pruebas diagnósticas, muchas derivadas del sector público M. I. SERRANO S. ALLER MADRID. Los profesionales de la sanidad privada secundaron ayer la primera jornada de huelga de las tres que tienen previstas para esta semana. La falta de acuerdo al negociar el convenio colectivo vació ayer consultas y quirófanos, que funcionaron con los servicios mínimos propios de un día festivo y suspendieron unas 500 operaciones. Aunque no hay acuerdo entre la patronal y los sindicatos a la hora de evaluar el seguimiento, lo cierto es que la mayor parte de las clínicas registraron ayer escasa actividad. Para los sindicatos, los paros fueron masivos y alcanzaron al 80 por ciento de los cerca de 30.000 trabajadores del sector. Para la patronal, el seguimiento, algo menor, se saldó con un 50 por ciento de la plantilla trabajando. La primera jornada de movilizaciones afectó tanto a las 40 clínicas asociadas a la citada patronal- -Asociación de Centros y Empresas de Hospitalización Privada de Madrid- -como a centros de odontología y cirugía plástica. En total, cerca de 30.000 trabajadores que reclaman su equiparación- -en sueldos y en jornada laboral- -con los empleados de la sanidad pública. El último acto de mediación en el Instituto Laboral regional no dio sus frutos y, ahora, unos y otros ven difícil retomar las negociaciones. La oferta de la patronal supondría una subida salarial del IPC más 0,5 por ciento, además de una reducción de jornada de 9 horas anuales y la vigencia de un convenio de 3 años. Para los sindicatos UGT, CC. OO. y Satse, esta oferta es inadmisible Trabajadoras de la Clínica Moncloa se manifiestan ayer en la calle bas de radiología también se vieron afectadas. Las que crearon más conflicto entre los pacientes fueron, quizá, las resonancias magnéticas, muchas de ellas derivadas desde la sanidad pública y que ayer se quedaron pendientes para otro día. En los servicios de admisión hubo de todo. Hay personas que se han llevado la sorpresa, pero a los que ya tenían cita se les avisó antes comentaba una ATS del San Camilo. Las urgencias funcionaron con normalidad y algunos pacientes se beneficiaron de la escasa afluencia de público a los centros. Mientras, en los pasillos, algunos empleados se desahogaban a sus anchas. No somos una ONG. Además, sacamos adelante parte de sus listas de espera EFE La patronal, abierta al diálogo Desde la patronal, su presidente, Antonio Bartolomé, aseguraba ayer que mientras dure el paro no hay negociación pero si nos llaman, estamos totalmente abiertos al dialogo En cuanto a la homologación de los trabajadores, Bartolomé aclara que es distinto un convenio colectivo de la pública a uno de la privada. En la pública se cumple al cien por cien y en las cláusulas que está establecido. El de la privada es de mínimos. Eso significa que no hay nadie que pueda pagar menos porque estaría fuera de ley. Pero todos pagamos más porque abonamos productividad, incentivos, eficacia... En la mayoría de centros se está pagando entre el 30 y el 40 por ciento más del sueldo base que marca el convenio En determinados sectores como el de los auxiliares, el salario se ajusta al convenio, y poco más. Muchas pruebas pendientes Las clínicas San Camilo, Ruber y La Luz reflejaban ayer la marejadilla que se vive en el sector sanitario privado. En los tres centros se trabajó a medio gas y los servicios más afectados fueron quirófanos, radiología, consultas y laboratorios. En la clínica La Luz, por ejemplo, sólo se registró una intervención quirúrgica- -la colocación de un marcapasos- -en toda la mañana. Los análisis de sangre y las prue-