Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 13 12 2005 ABC Bush calcula que han muerto 30.000 iraquíes desde que empezó la guerra Asegura que, con la información que tiene hoy, volvería a invadir el país elecciones en Irak, la Administración norteamericana prevé un replanteamiento de la misión de sus tropas y una eventual reducción de efectivos MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. La caída de popularidad en vísperas de un año electoral ha forzado al presidente George W. Bush a abandonar las bases militares para hablar de Irak ante expertos en política internacional. Ayer, por primera vez, la Casa Blanca permitió que una audiencia escasamente controlable cuestionase espontáneamente el discurso oficial sobre Irak. Bush se mostró conciliador, pero en sus trece: Tomé una decisión difícil, pero sabiendo lo que sé hoy lo volvería a hacer, porque creo que el mundo es un lugar más seguro sin Sadam Husein Para sus críticos era una prueba más de la testarudez de un hombre soberbio incapaz de admitir sus errores. Pero, para muchas personas de la base republicana- -a quienes realmente iba dirigida su intervención- -el actual contraataque mediático (el tercero de cuatro discursos previstos en diez días) y sus palabras demuestran que tiene las ideas claras y no se tambalea ante las adversidades. Toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado tendrán que revalidar sus puestos en las urnas en noviembre próximo. Por esta razón, tras los malos resultados locales del mes pasado, el Partido Republicano le había pedido que antes del receso navideño confortase las dudas que atormentan a sus seguidores. Las encuestas revelan que el 60 por ciento de los estadounidenses creen que la invasión de Irak no ha valido finalmente la pena. Mientras los demócratas se muestran divididos sobre cómo resolver la situación, e incluso el presidente del partido, Howard Dean, dudó el viernes b Tras las de que la victoria sea posible, Bush se muestra determinado y optimista. En esa estrategia mediática no cabían las vacilaciones ni las respuestas vacías, y menos ante la primera pregunta, que resultó abordar algo que el Pentágono ha evitado durante casi tres años. ¿Que cuántos iraquíes han muerto en esta guerra? repitió el presidente dándose un margen para pensar la respuesta. Yo diría que 30.000, más o menos Es ésta la primera vez que el Gobierno norteamericano pone números al sufrimiento de quienes dice defender. Para ser la primera, la cifra resulta espeluznante, aunque esté muy por debajo de lo que calcula un estudio de la revista médica Lancet, que cifra en unos 100.000 el número de muertos. La organización Iraq Body Count por su parte, registra 30.892 muertos. Es ésta una organización bastante creíble, aunque se limita a recoger en su cuenta aquellos fallecidos de los que tiene una mínima constancia documental. Una ventana a la realidad En todo caso, el cálculo de Bush supone una brusca ventana a la realidad para muchos estadounidenses. Ateniéndose a ella, los iraquíes han perdido en dos años y medio casi tantas vidas como EE. UU. en los 11 años que duró la guerra de Vietnam. La Casa Blanca, El presidente cree que la supervivencia de Israel depende de que se extienda la democracia por Oriente Próximo que elige cuidadosamente los decorados, seleccionó el Philadelphia World Affairs Council para que permitiese la comparación con la propia lucha nacional en busca de la democracia. A pocas manzanas de donde se firmó la Constitución de EE. UU. en 1787, Bush recordó que la independencia no se logró de la noche a la mañana, sino que desde el fin de la guerra y hasta la firma de la Carta Magna hubo ocho años de revueltas. Hay que tener en cuenta la perspectiva histórica cuando miramos el progreso de la libertad y la democracia en Irak añadió. Dentro de su plan para lograr la victoria total las elecciones del jueves son clave. Entre otros motivos, porque después de éstas se prevé un replanteamiento de la misión de las tropas y una eventual reducción de efectivos. El presidente rechazó el temor a que el país se desmorone en una guerra civil y arremetió contra Irán y Siria, a cuyos gobiernos acusó de trabajar para minar la democracia en Irak Y por si algunos en casa flaquean, advirtió de que la supervivencia de Israel depende de que se extienda la democracia en Oriente Próximo Algo que espera que ocurra por mimetismo cuando triunfe su modelo en Irak. Enfermos, policías y presos votan en Irak BAGDAD. Enfermos, presos y policías votaron ayer por adelantado en las elecciones legislativas iraquíes que se celebrarán el próximo jueves. En la imagen, un empleado de la Comisión Electoral ayuda a una mujer enferma a marcar con tinta indeleble uno de sus dedos tras depositar su voto. En total, unos 300.000 electores figuraban inscritos en esta categoría especial de votantes, para quienes la jornada transcurrió con normalidad, aunque un soldado de EE. UU. y dos civiles murieron en la cotidiana violencia del país. AFP