Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 Nacional MARTES 13 12 2005 ABC Paros de taxistas en toda España Los taxistas de toda España, unos 70.000, han sido convocados a parar hoy el servicio entre las doce del mediodía y la una de la tarde en señal de protesta por el asesinato de un compañero de profesión de Bilbao. Estos paros se suman a la huelga de 24 horas realizada ayer por los taxistas de Bilbao, nada más tener conocimiento del crimen. Además, los taxistas bilbainos han anunciado nuevas movilizaciones para hoy en señal de protesta por la falta de seguridad que padecen en el desempeño de su trabajo. El portavoz de la Confederación Nacional del Taxi, Miguel Tomás, exigió a la Administración mayor implicación en el sector y añadió que si obligara a llevar mamparas y GPS conectado al 112 se evitarían algunas situaciones de riesgo, sobre todo en los coches que circulan en horas conflictivas Miguel Tomás recordó que en Barcelona ayer se colocaron crespones negros en solidaridad con los compañeros de Bilbao provocado una gran conmoción entre los taxistas de Bilbao, decenas de los cuales se concentraron ayer frente al Consistorio bilbaíno para protestar por la muerte de su compañero y demandar mayor seguridad en su trabajo. El presidente de Radio Taxi, Ángel Hierro, consideró urgente que se arbitren medidas de seguridad, como la instalación de una mampara, y señaló que los taxistas ya veían venir un asesinato, después de la agresión que sufrió otro taxista el pasado mes de julio. En su opinión, está aumentando la peligrosidad y hay compañeros que ya temen por su vida, porque nos puede pasar a cualquiera de nosotros En cuanto al asesinato de Eduardo Robledo, Hierro señaló que se comenta que han podido ser dos personas, pero no lo sabemos con certeza El presidente de Radio Taxi manifestó que el detenido ha intentado quitarse la culpa diciendo que ha sido el otro La noticia provocó también una profunda conmoción en los taxistas de toda España, que realizarán hoy paros en señal de protesta y solidaridad, mientras que en Bilbao volverán a manifestarse, a partir de las seis de la tarde, desde la plaza Moyua hasta la parroquia de Deusto, donde se celebrará el funeral. El taxista Eduardo Robledo murió desangrado tras recibir en el cuello una puñalada que le seccionó la arteria yugular LUIS CALABOR La Ertzaintza evita el linchamiento del presunto asesino de un taxista en Bilbao La Policía Municipal detuvo cerca del lugar del crimen a un dominicano b La víctima, aún malherida, infor- mó por radio a sus compañeros que había sido degollado por alguien que intentó robarle y de inmediato se desplegó el dispositivo M. L. G. F. BILBAO. El taxista Eduardo Robledo fue asesinado en la madrugada de ayer en Bilbao por un individuo que le abordó para atracarle y le asestó una puñalada en el cuello mortal de necesidad. El presunto autor, un joven dominicano, fue detenido poco después por la Policía Municipal, y la Ertzaintza tuvo que protegerle ante las iras de los compañeros de la víctima que intentaron su linchamiento. El asesino dejó abandonada en el taxi el arma utilizada. Los hechos tuvieron lugar sobre la una y media de la madrugada y fueron trágicamente transmitidos por la propia víctima, ya que, aún malherido, informó, a través de la radio, de que un individuo que pretendía robarle le había apuñalado, en la confluencia de las calles Goiko Torre con Martín Barua. Los compañeros alertaron de inmediato a la Policía Municipal. Tras solicitar una ambulancia, unidades de este Cuerpo se dirigieron a la zona para intentar localizar al presunto autor o autores de los hechos. Al llegar a la avenida de San Adrián, un taxista informó a la patrulla que había visto a una persona corriendo hacia una zona ajardinada, y lo describió como un varón que vestía en la parte superior una prenda de color oscuro. Mientras las patrullas realizaban la inspección de la zona, dos personas advirtieron a gritos que había un indivi- duo en el portal número 2 de la avenida de San Adrián. Los agentes comprobaron entonces que el sospechoso vestía, en efecto, una sudadera de color oscuro y presentaba restos de sangre en el rostro y en la ropa. Se trata de un dominicano, de 20 años, identificado como Reyny Enmanuel P. que reconoció a los agentes de la Policía Municipal que le detuvieron que las manchas de sangre que tenía se debían a que acababa de tener un forcejeo con un taxista al que, al parecer, intentó atracar. No obstante, se intentó exculpar asegurando que fue otra persona la autora material de las puñaladas que costaron la vida a Eduardo Robledo, un taxista de 45 años, casado y con dos hijas, que había tomado el relevo a su padre en la licencia del vehículo. Paralelamente, la Policía encontró en el taxi una navaja, con el mango roto y que, según todos los indicios, fue el arma utilizada por el agresor para cometer el crimen. Los agentes de la Policía Municipal se percataron de que empezaba a concentrarse un gran número de taxistas junto al lugar de la detención, por lo que solicitaron el apoyo de todas las unidades de este Cuerpo disponibles, ya que los concentrados mantenían una actitud agresiva Intercambio de golpes Hubo intercambio de golpes entre los agentes de la Policía Municipal y los taxistas congregados, en el curso del cual un agente resultó lesionado. Unidades de la Ertzaintza apoyaron a la Policía Municipal y tuvieron que realizar una maniobra de despiste para lograr evacuar al detenido a las dos menos diez de la madrugada del portal número dos de la avenida San Adrián. El asesinato de Eduardo Robledo ha No puedo creer que mi hermano le haya degollado LUIS GÓMEZ BILBAO. Fernando Arturo, un joven dominicano de 15 años y hermano de madre del presunto asesino del taxista degollado en San Adrián, llegó a Bilbao el pasado 10 de agosto junto a Reyny Enmanuel con el deseo de encontrar un empleo y labrarse un porvenir mejor del que dejaron en Santiago, donde nacieron. Casi me desmayo dijo, cuando oyó ayer en el noticiero que su hermano era el presunto autor del crimen. No me puedo creer que sea un asesino, que le haya degollado. No es de meterse en rollos afirmó en el portal del edificio en el que residían junto a otros suramericanos. Añadió que su hermano andaba tramitando la renovación de los papeles para obtener la nacionalidad espa- ñola. Necesitaba un trabajo estable para lograrla, pero se quejaba de que nadie le daba nada. Andaba desesperado porque no tenía dinero para comprarse ropita ni cigarros. Nos poníamos las mismas prendas porque no tenemos nada Agregó que los ingresos que obtenían de la empresa que nos llamaba de vez en cuando apenas llegaban para pagar la renta del piso social que el Gobierno vasco les había alquilado en Bilbao la Vieja y que completaban con el dinero que les enviaba su madre, empleada en un hotel de Fuerteventura. La tarde del domingo encontró muy triste a Reyny, obsesionado con el trabajo De hecho, había concertado para mañana una cita con Lan Ekintza, sociedad de promoción de empleo de Bilbao.